ENOJO
26/10
Intendente UCR reclamó por clases presenciales: "Rechazaron el protocolo sin haberlo estudiado"
El jefe comunal de San Isidro planteó el regreso a las aulas en su distrito. Está basado en burbujas de 15 alumnos, trabajando junto al docente en ambientes aireados o campos de deportes municipales. La Provincia le dijo "no".


Con una quincena de municipios que recibieron la luz verde, y otros en espera hasta confirmar su mejorìa en cuanto a la situación epidemiológica, casi 7.000 chicos volvieron hoy a clases presenciales.

La apertura, claro está, no llegó a los distritos del AMBA, cuando algunos intendentes pugnan por la habilitación correspondiente. La respuesta de la Provincia, hasta el momento, ha sido negativa.

Así lo hizo saber el jefe comunal de San Isidro, el radical Gustavo Posse, quien se quejó del rechazo por porte de las autoridades bonaerenses al protocolo presentado para la vuelta a la presencialidad educativa en esa comuna.

El intendente de Juntos por el Cambio explicó que propuso “un protocolo de burbujas de 15 chicos, el docente no tiene contacto con ellos, se trabaja en ambientes aireados o campos de deportes municipales. Si dentro de la burbuja alguien tiene el virus, se toman las prevenciones necesarias”.

Sin embargo, la Provincia no le dio el OK. "Rechazaron el protocolo para la vuelta a clases sin haberlo estudiado”, se quejó Posse.

En Fase 3, San Isidro flexibilizó la apertura de shoppings, mientras que los gimnasios funcionan desde mediados del mes pasado, algo a lo que no han podido acceder otros distritos excepto al aire libre.