DECLARACIONES
24/10
Cuestionamientos y regodeo: la postura de Kicillof por la toma de Guernica
El gobernador bonaerense Axel Kicillof destacó que que más de 600 familias que estaban asentadas en el predio de Guernica, partido de Presidente Perón fueron reubicadas y valoró la salida pacífica, sin embargo puntualizó que "la toma de terrenos privados es ilegal"
El gobernador bonaerense Axel Kicillof destacó que que más de 600 familias que estaban asentadas en el predio de Guernica, partido de Presidente Perón, "firmaron un compromiso con la provincia" tras lo cual se realizó "un desalojo voluntario", al remarcar que su gestión buscó "una manera pacífica" de resolver el conflicto.

En una entrevista con Télam, el mandatario provincial planteó que en Guernica "hubo una denuncia de privados y una decisión judicial que marca el desalojo" antes de fin de mes.

Explicó que, mientras tanto, la administración bonaerense desplegó "un abordaje interministerial e interdisciplinario: el de las Mujeres, Derechos Humanos, Justicia, Educación, Salud y Desarrollo de la Comunidad" y destacó que el ministro Andrés Larroque "encabezó el operativo para tratar de buscar soluciones".

"Se hizo un censo, se habló con la gente y se vio de qué se trataba el problema. Hay desde violencia de género a imposibilidad de pagar el alquiler. Se tiene en cuenta esa gama inmensa de problemas para ir buscándoles soluciones", describió.

El mandatario precisó que "de esa manera, más de 600 familias ya firmaron un compromiso con la provincia y hubo un desalojo pacífico, voluntario de muchísima de la gente que estaba ahí".

"Imaginen si hubiéramos directamente aplicado el fallo judicial y desalojado, cuando hay soluciones que se pueden dar de manera pacífica", planteó.

Con todo, resaltó que "la toma de terrenos privados es ilegal, no porque lo diga yo, sino porque lo dicen las leyes de la provincia".

"Cuando es ilegal, la solución al problema de vivienda, que es un derecho, tiene que hacerse en el marco de la ley", prosiguió Kicillof pero destacó "que el Gobierno de la provincia por cuatro años no cumplió con su obligación de buscar una solución para los problemas habitacionales".

En ese marco, sostuvo que producto de ese corrimiento del Estado, aparecieron "las soluciones espontáneas, a veces, afuera de la ley" y analizó que "el Estado debe aparecer de nuevo dando una solución para muchas familias".

"La respuesta no va a ser instantánea. Pero si el Estado desaparece se genera desesperación ante el desamparo. Primero tiene que aparecer el Estado y después hay que exigir el cumplimiento de la ley", aseguró.

Finalmente, Kicillof recalcó que "en el terreno de la ilegalidad" su Gobierno no pude "convalidar nada", pero reconoció que "si el Estado no está" puede comprender "que se genera una tensión innecesaria".