ENCIERRO Y EXCESO
08/10
Cómo bajar los kilos acumulados en cuarentena
Los meses de encierro muchas personas subieron de peso y en medio, de excesos y picoteos, te contamos cómo aprender a comer rico y sano. El Nutricionista Emmanuel Cestaro, contó los por qué de la ansiedad y cómo evitar las tentaciones durante el día. Leé más.
Durante los meses de pandemia, la mayoría de las personas sintieron muchas ganas de comer y aprovecharon el tiempo en casa para hacerlo. Sin embargo, la preocupación por los kilos de más, la ropa que ya no queda como antes o el cambio de estación, son factores que influyen a la hora de querer adelgazar. 

Quizás seas de esas personas que piensan en buscar las mejores dietas o bebidas mágicas para perder la grasa acumulada durante el aislamiento. Pero, si lo intentaste y no te funcionó, La Tecla te cuenta cómo evitar el picoteo y controlar la ansiedad y esas ganas de comer sin parar, aún estando llena o lleno.

Para entender las causas de estos excesos, realizamos una entrevista con el Licenciado en Nutrición, Emmanuel Cestaro, quien es especialista en deporte y estética y utiliza su cuenta de Instagram y redes sociales, para enseñar a alimentarse, brindando consejos de comidas y rutinas diarias.  
 
Con respecto a como “desintoxicar” el cuerpo luego de más de seis meses de aislamiento, entre encierro en los hogares o trabajos de modalidad virtual, el Nutricionista aclaró: “El factor que desintoxica el cuerpo es comer bien, tomar mucho líquido y entrenar. Tomar dos litros y medio de agua por día. Y también entender de que  yo quiero que mi cuerpo funcione correctamente.”

Además, destacó que en la Argentina “hay mucho exceso de infusiones como el mate, que sustituyen el aporte de nutrientes con las comidas.” El especialista, advirtió que es importante “poder entender de que si quiero que mi cuerpo funcione correctamente y quiero tener energías, esa infusión la puedo hacer (mate, té o café) pero en combinación con el aporte de nutrientes, en  las comidas”. Además, expresó que no aconseja que un “desayuno sea un té, un mate o un café porque ahí no estoy aportando nutrientes y ese mismo proceso, es el que comienza el desencadenante de la ansiedad.”

Por otro lado, destacó: “Cuando empiezo a comer bien, empiezo a entrenar y mantengo un aporte de líquidos durante todos los días y al mismo tiempo, empiezo a tener comidas reales: desayuno, almuerzo, merienda y cena y alguna colación entre medio.” De esta manera, se empiezan a generar más energías y eso hace que el cuerpo se sienta mejor y que el “organismo empiece a funcionar de una mejor forma y a generar esa tonificación.” Por lo tanto, se estimula la grasa muscular y al mismo tiempo, disminuye la grasa corporal.

Además, Cestaro, destacó que “cuando hay una dieta estricta-restrictiva lo que se genera es cansancio y ansiedad.” Por lo tanto,  nunca se soluciona el problema de base; “porque la ansiedad y el cansancio siguen y la idea es aumentar las energías, eliminar la ansiedad y generar resultados.”