CÓRDOBA
07/10
La lucha de un grupo de veterinarios para ayudar a los animales afectados por las llamas
Tras 18 días de focos intensos sobre Córdoba, se trabaja para recuperar la vida de los animales que sufrieron lastimaduras durante los incendios. Por otra parte, un grupo de Guardaparques crearon unas “bombas de semillas” para reactivar las sierras. Mirá el video de un zorro gris.
Desde que empezaron los intensos fuegos, la preocupación estuvo puesta, en la gran pérdida de flora y fauna. A la desesperación de los pobladores por no perder sus viviendas, también se destacó la importancia de asistir a los animales que huían de las llamas. 

Muchas fueron las campañas para alimentarlos y curarlos, desde el grupo “Veterinarios contra el fuego”, realizan las colectas para luego repartirlas en las zonas más afectadas. Hace unas horas, se compartió la historia de un zorrito quien por huir de las llamas, fue atropellado por un auto y ahora recibe su atención médica.

Desde la cuenta de Instagram, una veterinaria contó como fue el rescate de zorro gris. Se trata de un “Tatu Carreta de la zona de incendios Carlos Paz derivado por la vete Maira Lezcano. @del_monte_vete.” Además, se acalró que “se hace todos sus tratamientos y recuperación para después poder reincorporarlo a su hábitat natural”. Según se estima, en 15 días estará mejor.
 


Luego de los incendios buscan reactivar las sierras con bombas de semillas

Un grupo de voluntarios y Guardaparques trabajan en la fabricación de unas “bombas” de arcillas con semillas para reactivar los suelos de Córdoba tras los daños sufridos por los incendios.

Las pérdidas de flora  generaron gran impacto a nivel social y un grupo de especialistas, pusieron mano a la obra para producir más de mil “bombas de semillas”.  El proyecto fue impulsado por la Secretaría de Gestión Ambiental y Sostenibilidad de la Municipalidad de Córdoba, en conjunto con Guardaparques de la Reserva San Martín, quienes lideran un equipo de voluntarios para la fabricación de las cápsulas de tierra y arcilla con semillas de plantas  y árboles nativos.



Esta técnica también es conocida como “Nendo Dango”, desarrollada por un biólogo japonés y será implementada para reactivar la reforestación en las zonas que sufrieron grandes daños por el fuego.