INFORME ESPECIAL
05/10
Afiliaciones y pagos compulsivos al PJ
Empleados municipales del distrito que gobierna Nicolás Mantegazza denuncian que el Ejecutivo descuenta de sus salarios aportes para el Partido Justicialista. En algunos casos no habrían brindado su consentimiento. La oposición asegura que si no aceptan la condición se quedan sin trabajo. El descargo del municipio.
La última semana de septiembre no fue una más en el distrito de San Vicente. Ni aun en plena pandemia de coronavirus se habían agitado tanto las aguas en la comuna que comanda Nicolás Mantegazza. Sucede que en los últimos días, se viralizó un recibo de sueldo de un enfermero con un singular y sugestivo descuento: “retención Partido Justicialista”. La suma en cuestión es de 637 pesos y según pudo averiguar LaTecla.info, sería progresiva según el monto del salario. En este caso se trata de un salario mínimo de 12.750 pesos, por lo que la quita a los haberes es de aproximadamente un 5%.

La imagen del recibo se diseminó rápidamente a través de las redes sociales, causando malestar en la sociedad en general, más allá de los límites del partido. Se trata de una enfermera de las ingresadas durante el corriente año. Según indicaron distintas fuentes a LaTecla.info, el descuento aplica no solo a los trabajadores de la salud sino a todos los empleados municipales que ingresaron durante el 2020. El caso de los enfermeros generó indignación incluso a nivel nacional, ya que la noticia llegó a los medios de comunicación de Capital Federal.



“Un empleado del bloque nuestro entró hace unos días a trabajar. Cuando fue a la ventanilla de recursos humanos, le dieron una planilla donde se establecía un consentimiento para donar parte de su sueldo al Partido Justicialista. “Es para todos igual, órdenes de arriba”. Por supuesto, al consultar con la directora de Recursos Humanos, aclararon que no era para él. En su momento lo tomamos como algo anecdótico. Pero dos días más tarde, me llega la consulta de un enfermero donde me preguntaban si ese descuento en su sueldo era correcto”, apuntó en diálogo con LaTecla.info el concejal de la Unión Cívica Radical, Leandro Ameri. 

Asimismo, el edil opositor expresó “es ese recibo de sueldo que ahora se volvió viral. Es correcto pero inmoral, si es que la persona dio su consentimiento. Es inmoral porque no se puede sacarle a un enfermero que cobra de sueldo base poco más de 12 mil pesos, más de 600 pesos. Es una locura sacarles el 5%.Mientras decís por todos lados que hay que cuidarlos, que hay que quedarse en casa”. 

En tanto, Ameri manifestó: “Entonces empiezo a averiguar si hay otros empleados en la misma situación. Y me encuentro con que todos los empleados que entraron de enero en adelante, más que nada desde marzo, cuando entraron muchos enfermeros para reemplazar a los que echaron desde el municipio. ahí los obligan a dar su consentimiento para dar un porcentaje de su sueldo al PJ. no es que los obligan a afiliarse, es que los coaccionan para donar parte del sueldo”. Aclaró: “Cuando asume Mantegazza echaron a más de 100 personas, incluyendo enfermeros”.

En la misma sintonía, el concejal señaló que “Algunos firmaron con y otros sin consentimiento. Creemos que hay gente que firmó sin voluntad y otros que no firmaron nada. Pero a todos les descontaron. Hacerlo con enfermeros y recolectores de basura, es una vergüenza. Incluso cuando sean simpatizantes del partido. No se puede tocar el sueldo porque no hay aumentos hace un año. Cuando dicen que esto viene de antes es mentira. El dólar estaba a 45 mangos hace un año. Los sueldos están igual desde entonces”. 

Remarcó: “No está mal donar el sueldo, el tema es que tiene que ser de manera voluntaria, no como condición para obtener un trabajo. Muchos están indignados porque los obligan a afiliarse. Ese no es el problema, el tema es que si no aceptas ese descuento no podés entrar a trabajar al municipio. Entre todos los papeles que tenés que llenar, está el consentimiento para donar el 5% del sueldo al PJ. Y nadie salió a negar esta situación. El problema es que sea precondición para trabajar. No le podés sacar a un médico, un enfermero en esta situación el 5% del sueldo”. 

“Estamos juntando pruebas y vamos a presentar un repudio en el Concejo deliberante por esta situación. Estamos viendo si logramos que alguna de las enfermeras toma coraje para declarar ante la justicia y poder hacer la denuncia. Ya la tenemos armada. Hoy le descontaron 12 mil pesos al enfermero Gabriel Rodríguez, porque lo sacan de referente de turno noche por ser líder de las movilizaciones que reclaman por los derechos de los trabajadores. Es alguien que tiene una discapacidad física, que además trabaja con chicos con discapacidades. Y es padre soltero con dos hijos adolescentes”, disparó Ameri. 



La situación de los enfermeros

“Soy Licenciado en Enfermería y hace 10 años que trabajo en el Hospital de San Vicente. Es un hospital semirural, que siempre se caracterizó por tener enfermeras auxiliares...no hay un organigrama como hay en cualquier otro establecimiento. No hay un departamento de enfermería. En general los cargos son a dedo, los sueldos son muy bajos, el que ingresa lo hace con un básico de 12 mil pesos. Las horas extras se pagan en negro”, detalló el enfermero Gabriel Rodríguez a LaTecla.info. .

En la misma sintonía, el trabajador de la salud contó que “Se incorporaron muchos que recién egresaron el año pasado, por esto de la pandemia. Estamos sobresaturados de cubrir al personal que falta, faltan insumos, a veces no hay cinta ni guantes de buena calidad. Los chicos están cansados. El día de la sanidad (21 de septiembre) explotaron, organizamos una marcha a la municipalidad donde reclamamos pasar a planta de enfermeros, en el recibo figuramos como técnicos. Estamos igual que un chofer de ambulancia o alguien de mantenimiento. Sin desmerecer el trabajo de los compañeros, tenemos un estudio detrás que nos avala para tener un reconocimiento. No nos atendió el intendente, solo un abogado como representante legal que respondió a todo que no. Buscamos una mejora salarial y del trato, porque hay un hostigamiento de los superiores”.

“Hoy (por el jueves) fui a entregar una carta pidiendo que para el traslado de pacientes adquieran camilleros, porque lo estamos haciendo nosotros. Y no lo vamos a hacer más. Nosotros solo emergencia. Luego de firmar la nota como representante de mis compañeros, me da la noticia el director del hospital de que quedaba cesanteado como referente del turno noche. Yo ingresé en el 2009 y en el 2012 terminé la licenciatura y quedé como referente desde ese momento hasta hoy. Siempre que había algún problema o había que resolver algo estaba yo. Ahora parece que el hecho de que yo me ponga de la vereda de enfrente molesta. Por eso me tocan el bolsillo. Por ser referente me daban un plus económico. Desde que cumplo ese rol no paso una fiesta con mis hijos. Pero parece que ese sacrificio que uno hace por el hospital no se valora. Dicen que son “decisiones que vienen de arriba”. El Secretario de Salud no me contestó”, disparó Rodríguez..

Respecto de las afiliaciones y pagos compulsivos al PJ, el enfermero señaló que “A los chicos nuevos que ingresaron con la pandemia he visto los recibos que dicen que les descuentan para donar al partido. Dicen que nadie les consultó por ese tema y cuando consultaron en la municipalidad no les dan respuesta”.




"Nuestro problema principal es el salario y la categorización. Yo estoy hace 6 años en el hospital y estoy reconocida como técnica, no como profesional de enfermería. Lo único que nos dicen desde el municipio es que no hay plata. Recién el año que viene nos van a pagar un sueldo como enfermeros, dicen. Pero en la gestión anterior nos dijeron exactamente lo mismo y evidentemente se olvidaron", expresó en diálogo con el medio la enfermera María Carolina Lizarraga. 

En cuanto a la movilización, Lizarraga aseveró: "Seguramente nos volveremos a reunir y manifestarnos hacia el municipio la semana que viene. El intendente tiene que estar al tanto de todo lo que sucede. Según él, no estaba enterado". Remarcó: "Espero que no tomen ninguna represalia contra ninguno de nosotros. Además de Gabriel (Rodríguez) hubo otros compañeros y compañeras que movieron de sus cargos. La dirección se molesta porque los enfermeros no queremos hacer labores que no nos corresponden". 

En este sentido, la enfermera manifestó que "Ellos consideran que el reclamo es contra la dirección del hospital, contra la gestión municipal. Nada que ver. Nosotros lo único que queremos es que nos reconozcan y nos paguen como corresponde. Hace 6 años que estoy y hasta antes de ayer cobraba un básico de 14.700 pesos. Y en el sueldo de ayer me lo subieron a 16.200 pesos. Es una cargada. Después me pagan el título, un plus por la pandemia...pero yo quiero que el básico sea más alto, el que corresponde por ser una profesional".

Sobre el rol del municipio, Lizarraga indicó: "Apenas asumió el intendente, nos dijo que nos iba a poner bien a todos los auxiliares, sin distinción. Y apenas entró, lo primero que hizo fue despedir gente. Es como todo político, lamentablemente. A nosotros nos gusta nuestro trabajo y somos dedicados". 

Esto fue una movida de 3 o 4 enfermeros que cansado de la injusticia fuimos por más. Sabíamos que podía haber consecuencias. Pero si seguimos callados es avalar que hagan con nuestro sueldo lo que quieran. En algunos lugares pelean por un básico de 35 mil pesos y nosotros no podemos llegar a 16 mil. 

Respecto de la donación salarial al Partido Justicialista, Carolina dijo que "Conozco dos compañeras que le hicieron el descuento, son nuevas, que entraron este año. Una de ellas me dijo que en ningún momento tuvo conocimiento de eso. Al reclamar al municipio, le dijeron que estaba en el contrato que firmó. Pero nunca le mostraron el contrato. Al parecer es un decreto que realizó el intendente, para que a toda persona que ingrese a trabajar se le haga el descuento. Hay algunos choferes también con el mismo caso, pero no sé si están de acuerdo o no con la quita salarial.


El descargo del municipio

Tras la denuncia de la oposición y de los propios enfermeros, LaTecla.info fue en búsqueda de la palabra oficial. “Lo que circula en las redes son recibos donde los datos están tachados, por lo que no podemos tomar ninguna decisión. Obviamente lo tenemos en cuenta, pero no es un reclamo concreto. Con respecto a los descuentos, hay de todo. Hay gente que vino a reclamar y se le dejaron de hacer esos descuentos e incluso se le reintegró el dinero. Los descuentos solo se hacen con el consentimiento de la persona”, explicó el asesor letrado del municipio, Leandro Nimo.

En este sentido, el abogado subrayó: “Con los reclamos anónimos no podemos hacer nada, pero si vienen al municipio se los atiende y se actúa. En algunos casos en un principio accedieron a que se les retuviera, pero luego quisieron dejar de hacerlo y se les reintegró. Tanto por este tema del PJ como por cualquier otro. Pero acá no se le obliga a nadie a hacer aportes o tener descuentos en sus salarios. Los reclamos se deben hacer personalmente. Si algún concejal de la oposición tiene documentación o prueba alguna que haga una presentación y se le responderá. Pero ningún concejal ni nadie puede venir en representación de un empleado, si no viene el propio empleado no podemos hacer nada”.

Nimo hizo hincapié en que “Lo que tiene que quedar claro es que no hacemos descuentos compulsivos. Si alguien viene y presenta una inquietud nosotros los atendemos, y si nos equivocamos lo corregimos. Si alguien prestó conformidad en algún momento para que se le haga un descuento y después ya no, se le reintegra. Pero no solo con el Partido Justicialista, con cualquier otro descuento voluntario.No se obliga a nadie a firmar ningún papel de esas características como condición para empezar a trabajar. No se hace nunca y el que dona lo hace voluntariamente. Pero en pandemia todavía es más difícil contratar personal, no estamos como para andar pidiendo exigencias que vayan más allá de la idoneidad de esas personas para ocupar el trabajo. Se lo firma voluntariamente y no se le exige a nadie”.

Respecto de la movilización de los enfermeros, el asesor del municipio afirmó que “El reclamo de los enfermeros es legítimo, pero el municipio se maneja con los recursos que tiene. Hoy ha caído la recaudación, al igual que la coparticipación. Y no estamos como para pedirle mayor contribución a la población. El esfuerzo que hemos hecho es inmenso. Y obviamente los empleados de San Vicente no están ajenos a la situación del país. El gobierno anterior dejó los salarios muy deprimidos. Todavía estamos intentando reconstruir el salario del año anterior. Acabamos de aumentar el salario que igualó la inflación de este año, de 18,9%. El reclamo de los enfermeros es salarial y estamos absolutamente de acuerdo en que merecen una recomposición salarial y un reacomodamiento escalafonal. Pero no hay que tomar decisiones estructurales en la emergencia”.

En cuanto al caso de Gabriel Rodríguez, Nimo apuntó que “él es uno de los mejores enfermeros que tenemos, con mejor formación. Y no estamos como para andar desperdiciando recursos humanos”. Pero indicó: “Los enfermeros tienen un error de concepto, creen que son enfermeros de un servicio en particular. Uno de guardia, otro de sala clínica, etc. y el enfermero es enfermero del hospital. Lo que pasó con Gabriel Rodríguez es que se le pidió que fuera a cubrir Maternidad, porque nos habíamos quedado sin gente allá. Y él no quiso. No quiero avanzar en detalles porque en este momento hay un expediente en el que se está analizando su responsabilidad. Eso fue lo que pasó y no tiene nada que ver con que haya entregado una nota con un reclamo. Entonces él confunde la situación. Nosotros no tomamos represalias. Pero además al señor Rodríguez no se le bajó el sueldo. Si me trae los recibos de agosto y septiembre va a ver que se le aumentó el sueldo. Y ahora va a cobrar lo que le corresponde”. 

Agregó: “Todo lo que tenemos está documentado. Rodríguez es uno de los mejores enfermeros que tenemos, no tenemos ningún reproche hacia su trabajo. Tal vez ese día se equivocó. Pero pasa que en salud, los daños pueden ser irreparables. Hemos tenido traumatólogos que han atendido partos. Hay que tener cuidado con las decisiones que se toman”.

El abogado quiso resaltar especialmente que “Salvo un error, nadie va a cobrar menos. Todos van a cobrar lo que les corresponde. No hay represalias. No tomamos represalias ni obligamos a nadie a hacer descuentos salariales. En este momento no tenemos ningún reclamo. Acá hay mucho perfil trucho en redes, donde se comentan entre ellos. No es condición para empezar ni para continuar trabajando, bajo ningún punto de vista”.

Por último, arremetió contra la gestión anterior: “Cuando asumimos en diciembre, nos encontramos con muchas prácticas administrativas irregulares. Obviamente empezamos a ponerlas en orden. No solo había una terrible deuda sino con un faltante de 66 millones del fondo educativo. Estas prácticas queremos desterrarlas. Sumas en negro no se pagan. El escalafón es el escalafón. En el marco de la pandemia vamos resolviendo las situaciones como podemos. Pero sumas en negro no se pagan, eso acá no existe”. Añadió: “No hubo despidos, fueron no renovaciones de contrato. La gestión anterior nos dejó más de 100 personas, de las cuales muchos ni venían a trabajar. Cuando empezamos la gestión no podíamos ni pagar los salarios. Algunos hasta fueron designados después de las elecciones. Algunos todavía no sabemos ni quienes son. Estábamos haciendo un censo de empleados y nos agarró la pandemia”.