OBRAS EN PANDEMIA
15/09
Uno por uno, los 37 distritos beneficiados por la segunda tanda del Fondo de Infraestructura Municipal
El Gobernador firmó con intendentes, vía teleconferencia, la puesta en marcha de obras municipales por 725 millones de pesos, fondos que se destrabaron tras la ley de endeudamiento.
Los intendentes bonaerenses continúan con la firma de los convenios relacionados a las obras del Fondo de Infraestructura Municipal, dinero que se destrabó a partir de la aprobación del endeudamiento. Se trata de unos 2 mil millones de pesos, de los cuales 725 serán invertidos en esta segunda tanda. 

En este caso la rúbrica es para obras en 37 municipios: Benito Juárez, Bragado, Cañuelas, Chacabuco, Coronel Pringles, Florencio Varela, General Lavalle, General Pueyrredon, La Matanza, Lanús, Las Flores, Lincoln, Rauch, Rivadavia, Roque Pérez, San Isidro, Trenque Lauquen, Tres Lomas, General Guido, General Pinto, Gonzáles Cháves, Avellaneda, Berisso, Carlos Casares, Colón, Pilar, Esteban Echeverría, San Martín, Ituzaingó, Laprida, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Mar Chiquita, Mercedes, Navarro, Quilmes, San Miguel. 
 

“Tengo que destacar el papel de muchísimos opositores, no queríamos terminar el año sin la firma de estas ejecuciones. Hay que cuidarnos y cuidar la economía”, señaló Axel Kicillof en la firma virtual con los jefes comunales. 

En este sentido, señaló que “son obras por un total de 725 millones de pesos, que van a contribuir a resolver problemas en todos los municipios de la Provincia, oficialistas y opositores, para mejorar la vida de millones de bonaerenses. Van a contribuir también en la obra pública, que cubre una necesidad, satisface un derecho y a la vez, va a aportar y contribuir a un derecho que es el trabajo”. 

“Son promesas que hemos hecho y estamos cumpliendo. Sé que cuento con los 135 intendentes para poner en marcha la Provincia en esta transición hacia la pospandemia. Tengo una sola palabra para ustedes, que es gracias”, añadió.

Por su parte, el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, precisó que en su mayoría, las obras que se ejecutarán en esta segunda etapa son en su mayoría de pavimentación, aunque también hay ampliación y refacción hospitalaria, y obras hidráulicas. 

“Estamos reactivando y dando inicio a nuevas obras, y van a estar viendo muchos llamados a licitación, que es una buena noticia para todos. Les agradezco a todos el apoyo y la colaboración”, adelantó Simone.

Luego, tomaron la palabra algunos intendentes, quienes dieron a conocer las obras que llevarán adelante con estos fondos. Por caso, hablaron Walter Torchio (Carlos Casares), Víctor Aiola (Chacabuco), Néstor Grindetti (Lanús) y Alberto Descalzo (Ituzaingó). 

Torchio agradeció al Gobernador “la compañía casi diaria del Gobierno provincial y la predisposición de cada uno de los ministros” y detalló: “con estos fondos estamos trabajando en el hospital y con obras de pavimentación para mejorar la calidad de vida de los vecinos”. 



Asimismo, Aiola explicó que los fondos de su municipio se van a utilizar en accesibilidad a los barrios: “La inversión tiene que ir desde la periferia de la ciudad hacia el centro. Consideramos muy importante que los vecinos que viven más alejados tengan las mismas posibilidades que los que viven en el centro”. 

En esa línea, Grindetti destacó que “la obra pública tiene un efecto dinamizador, el Estado dando el primer empujón después de una crisis para poder salir adelante nos va a permitir, además, pedirle al sector privado que acompañe este primer impulso” y señaló que “si bien esta obra la ejecuta el municipio, está hecha con fondos provinciales. Los tres niveles de gobierno trabajando juntos pueden hacer cosas buenas para la gente”. 

Por último, Descalzo subrayó “el efecto multiplicador de la obra pública hacia la población en general y, en particular, porque incentiva a los sectores privados que participan en estas obras”.

Cabe recordar que junto con la Ley de Endeudamiento, que incluyó la habilitación de una partida de 3.000 millones de pesos destinada a gastos sanitarios ante la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, se restableció el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), que había quedado en stand by tras aprobarse la Ley de Emergencia.

Como viene informando La Tecla, estos fondos son distribuidos a través del Código Único de Distribución (CUD), que publica cada año el Ejecutivo y que sirve para determinar cómo se reparte la coparticipación provincial. 

Además, el índice se utiliza para calcular el porcentaje que le corresponde a cada comuna en concepto del Fondo de Infraestructura Municipal, en este caso, de 2.000 millones de pesos, un monto cuatro veces menor que el de hace tres años, sin tener en cuenta la inflación.

Como el cálculo se realiza a través del CUD (mide una serie de variables, entre las que figuran población, territorio, efectores de la salud y prestación de servicios educativos municipales) hay diferencias sumamente notorias en la distribución de los montos.