PROVINCIA
02/09/2020
Polémica por las desafiliciaciones en la UCR: el Comité defendió la medida y contraatacó
“Un partido político tiene reglas de juego claras y preestablecidas y en ese sentido nuestra Carta Orgánica habilita, con absoluta lógica, a excluir del padrón partidario a aquellos ciudadanos o ciudadanas que se van de la UCR para formar parte de otros espacios políticos y ello es lo que se ha hecho", expresó el Vice del Comité, Carlos Fernández, tras el reclamo de sectores vinculados al possismo
La decisión del Comité Provincial de la Unión Cívica Radical de excluir del Padrón a aquellos afiliados y afiliadas que hayan tenido participación pública y activa en otros partidos y/o frentes electorales sigue dando que hablar. A las fuertes quejas de sectores ligados al possismo, llegó la respuesta del oficialismo. Obviamente, se muestran a favor. 

Por caso, el Vicepresidente del Comité de la Provincia y diputado nacional, Carlos Fernández expresó: “un partido político tiene reglas de juego claras y preestablecidas y en ese sentido nuestra Carta Orgánica habilita, con absoluta lógica, a excluir del Padrón partidario a aquellos ciudadanos o ciudadanas que se van de la UCR para formar parte de otros espacios políticos y ello es lo que se ha hecho”.

En el marco de la cada vez más cercana fecha de los comicios (convocados para el 11 de octubre), el reconocido dirigente boina blanca oriundo de Tandil agregó que “es inexplicable la reacción de los mismos que eligieron irse. Afiliarse es un acto voluntario y abandonar el radicalismo también lo es. Los radicales de toda la Provincia acuerdan con la decisión del partido”.

Consultado, el Presidente de la Juventud Radical del distrito de Luján Alexis Hasen, recalcó que "no sólo es una vergüenza lo que decidió el Partido sino todo lo contrario. Vergüenza es pretender participar en la vida interna del Radicalismo cuando hace sólo unos meses atrás competían en Listas de Candidatos contra las de los nuestros". 

"Vergüenza es armar Listas por afuera del Partido para dividirnos facilitando el triunfo de los adversarios. Vergüenza es recorrer todos los espacios políticos y acordarse de la UCR cuando les conviene. Vergüenza es ser funcionales al triunfo del kirchnerismo y después querer ser parte del Partido", continuó el joven dirigente. 

Por si quedara alguna duda, el Comité Radical de la Provincia entiende, de acuerdo a lo expresado en la Carta Orgánica, que los que eligieron otros caminos apartados de las decisiones partidarias, decidieron por sí mismos abandonar el Partido.


Zoom en el que se definió que la interna será el 11 de octubre

En tal sentido, Horacio Barreiro (ex funcionario bonaerense y miembro de la Conducción Partidaria) consideró que “formar parte de un Partido conlleva la aceptación de presupuestos mínimos sobre su funcionamiento. Son las reglas de juego que definen la Convención Nacional y Provincial respectivamente y no son una sugerencia. Son un mandato concluyente para todos los afiliados para orientar la acción política y la estrategia electoral”.

“Los cuentapropistas de la política, los que creen que sus intereses personales justifican cualquier movimiento, que van saltando de Partido en Partido, que quieren estar en todos lados por su solo interés individual pretenden que la UCR permanezca inmóvil ante sus inconductas. Así no se contruye ni la política ni los Partidos Políticos”, concluyó.

Según la conducción partidaria, que todavía ejerce Daniel Salvador, la medida está amparada en un artículo de la Carta Orgánica, que establece "en su artículo décimo que será automática la extinción de la afiliación y baja de los padrones partidarios para aquellos afiliados que (…) se incorporen a otros Registros Partidarios; participen como precandidatos o candidatos por otros partidos políticos, federaciones o agrupaciones municipales”.

El ruido arrancó cuando -tal como publicó este medio- un grupo de espacios internos de la UCR denunció la desafilicación compulsiva de centenares de afiliados. La decisión fue tomada por el Comité el sábado último, y significa la eliminación de las fichas de unos 750 dirigentes que participaron en las últimas elecciones de 2019 en listas diferentes a las Juntos por el Cambio.

La decisión fue rechazada por integrantes del armado que pretende competir por el control del Comité Provincia, y que lleva como candidato a presidirlo al intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

Los afectados sostienen en una carta abierta que la medida "constituye una provocación irresponsable, con el voto de 3 miembros de la mesa, el Comité Provincia de Buenos Aires de la UCR, en su primera resolución del año, el 28 de agosto pasado, han decidido la extinción de afiliación de más de 750 afiliados".

"Decimos que se trata de una provocación porque la mesa no tiene atribución para eso, menos aún con voto de 3 miembros y porque cualquiera puede advertir que es la única Resolución en 2020. Es decir, el Comité no había producido ninguna antes y es posible no produzca ninguna después. Sólo lo hizo para quitar 750 afiliados de un plumazo", agregaron.

Y añaden que "se trata de una provocación dado que en los ultimos 15 años nunca se ha aplicado dicho articulo y Daniel Salvador ha sido presidente en dos ocasiones durante este periodo, en este caso lo aplica una vez iniciado un proceso de elecciones internas, dejando claro que la norma  se cumple según la conveniencia sectorial interna".
 
"Además, es notorio que no se ha usado la misma vara con aquellos radicales que, habiendo ido en otras listas en 2019 por habérseles impedido la competencia interna, no se los sanciona porque hoy apoyan al oficialismo partidario", manfiestaron.

Finalmente, exigieron "a los integrantes del Comité Provincia de Buenos Aires de la UCR la inmediata revisión de la proscripción de más de 750 afiliados radicales". 

La carta lleva la firma de la Fundación Karakachoff, CON, Fundacion Rojas, Espacio Abierto UCR, Evolucion Radical Buenos Aires, MNMR (Movimiento Nacional de la Militancia Radical), MAY (Movimiento afirmación yrigoyenista) y EPA (Espacio de Pensamiento Alfonsinista).