CORTES CONSTANTES Y POLíTICA
02/08
Conflicto energético: los intendentes, las empresas y una guerra declarada
Las deficiencias en la prestación del servicio en el AMBA desataron una batalla entre jefes comunales y empresas. Falta de inversiones, reclamo en conjunto y pedidos de estatización. Todas las voces
Las reiteradas deficiencias en la prestación del servicio eléctrico en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), principalmente en el Conurbano sur y en la ciudad de La Plata, pusieron a los intendentes de las localidades afectadas en el frente de batalla contra las empresas distribuidoras de energía, y, sin titubeos, piden por la quita de la concesión. Falta de inversión y cortes reiterados agravan la situación en medio de la emergencia sanitaria. 

Los principales cañones de acusaciones apuntan a la firma Edesur, que, en un silencio absoluto, ve temblar su imperio ante la embestida de los jefes comunales que piden dar por finalizada la concesión. Cientos de reclamos judiciales, tanto de autoridades, ONG y vecinos son el puntapié para dar cuenta de los incumplimientos en la prestación del servicio. 

Fuentes consultadas por La Tecla señalaron que en el primer trimestre del corriente año (antes de decretarse el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio), la firma distribuidora de energía invirtió 49 % menos que en igual período del año pasado. Pese a que cerró el ejercicio 2019 con resultado positivo superior a los $12.600 millones, un 168 % más que en 2018, el nivel de inversión del año pasado no equiparó a los datos de la inflación. A ello se suma el malestar que todavía sigue vigente por el incremento desmedido en las tarifas durante la administración de Mauricio Macri. 

Por todo esto, la Defensoría del Pueblo de la Provincia se presentó ante el Ente Nacional de Regulación de Electricidad para solicitar la quita de la concesión a Edesur. El malestar unió a los jefes comunales de los municipios de la zona sur del Conurbano, donde la empresa incumplió las normas que regulan su funcionamiento. Según el organismo, los reclamos contra Edesur crecieron un 70 por ciento con respecto al año anterior, y es la compañía más denunciada por los bonaerenses.  Asimismo se sumó el respaldo del Gobierno nacional, que solicitó más inversiones y mejoras en el servicio, mientras que en el ENRE ponen paños fríos a las disputas (ver cuadro). 



Ante la consulta de este medio, desde la empresa solamente respondieron: “Estamos atravesando una crisis sanitaria sin precedentes. El aislamiento sanitario ha concentrado el uso de la energía eléctrica en horas y lugares distintos a lo que ocurre normalmente. Esta situación ha generado un estrés extraordinario en la red eléctrica, que estamos enfrentando con la máxima seriedad. Desde 2016 a la fecha hemos logrado reducir la duración de los cortes en un 40%”. 

Sin embargo, esta respuesta no convence a los usuarios, que sufren de forma reiterada la interrupción del suministro. Sin pedidos tan contundentes, pero con la misma cantidad de reclamos, se encuentran las prestadoras Edenor yEdelap; esta última sumó días atrás una serie de cortes reiterados, que reavivó el sabor amargo del apagón que sufrió la zona norte de la capital provincial y por la cual, la entonces administración provincial, a cargo de María Eugenia Vidal, decidió multarla con 203 millones de pesos. 

En el medio de los tironeos, entre las empresas y los usuarios se mezclan los intereses políticos que dan cuenta de un intento del Gobierno nacional por avanzar en la estatización de las prestadoras. Mientras tanto, millones de usuarios padecen a diario el infortunio de los cortes en un marco de emergencia sanitaria, luego de un incremento desmedido de tarifas, que no tuvo su reflejo en las inversiones prometidas.




Nicolás Mantegazza, San Vicente
“Pedimos la revisión del contrato y un plan de obras”

El intendente de la localidad de San Vicente, Nicolás Mantegazza, dialogó con La Tecla e hizo referencia a la situación con la empresa Edesur, como también al pedido, junto con sus pares de la zona, sobre la quita de la concesión. En este sentido destacó: “Los intendentes del Conurbano estamos planteando de forma determinante al Defensor del Pueblo, al gobernador (Axel Kicillof) y al Presidente (Alberto Fernández) la rescisión del contrato con la empresa Edesur en nuestra zona porque el servicio es pésimo”. El alcalde agregó: “Nosotros pusimos el tema en agenda, y lo que pedimos es la revisión del contrato, un plan de obras para tratar la emergencia y trabajar en una mesa técnica para llevar adelante dichas obras en nuestros municipios”. Además señaló: “Ya hemos hecho denuncias penales, cartas documento, amparos; nos reunimos con el interventor del ENRE, con el secretario de Energía de la Nación y con secretarios de la Provincia. La empresa, haya tenido o no tarifas, siempre ha ganado sumas extraordinarias, millonarias, y ganancias del 3.500 por ciento, y no ha cumplido en ninguno de los municipios con las inversiones. En el Gobierno de Mauricio Macri pidieron una revisión de tarifas que implicó un aumento desproporcionado, y no cumplieron con los planes de inversión”. Sobre la situación en su distrito enfatizó: “En San Vicente, desde el año 2014 estamos esperando que terminen la estación subeléctrica; pasaron siete años y la obra no se hizo. Por eso estamos cansados de esta empresa buitre. Desde hace tiempo hay problemas en esta ciudad; antes era cuando hacía frío o calor, ahora no se necesita de esos factores, porque tenemos entre 10 y 15 cortes diarios, que no son en barrios populares sino en toda la ciudad. La verdad que es pésimo el servicio, somos lo peor de toda la zona de concesión, porque somos el último municipio que tiene la empresa”.

Belén Ennis – OETEC
“Se ha privilegiado una desregulación completa de las empresas”

La directora general del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), Belén Ennis, dialogó con revista La Tecla sobre la situación y el presente de la empresa Edesur y los inconvenientes en la prestación del servicio. Al respecto indicó: “Esto viene sucediendo hace años, y a partir de la llegada del Gobierno de Mauricio Macri se ha privilegiado una desregulación completa de las empresas distribuidoras a través del ENRE, puntualmente para Edesur y Edenor, que son las distribuidoras que tienen una concesión federal. En los últimos cuatro años, no se ha controlado a las empresas y los planes de inversión, y durante todo este tiempo tuvimos un ente que estuvo cooptado por las mismas empresas. En su momento, el responsable del ENRE era Andrés Chambouleyron, una persona conocida por defender a las empresas transportistas y distribuidoras en juicios contra el Estado argentino”. Sobre la situación de las firmas prestadoras recalcó: “Las mismas empresas (Edesur y Edenor) que cuando el actual Gobierno anunció el congelamiento de las tarifas advirtieron, a modo de amenaza, que iban a dejar de invertir, habían hecho lo propio en la era Macri. En ese sentido era lógico que esta situación ocurriera, con los reiterados cortes de luz y la deficiencia en el mantenimiento de las líneas. Por eso es alarmante la desinversión, sobre todo de Edesur, que es donde se puntualizan los reclamos y son cada vez más las quejas de los vecinos por el corte del suministro”. Ennis añadió: “Recién ahora, las empresas empiezan a ser controladas por la actual intervención del ENRE, y a raíz de todo esto, lo que veníamos sosteniendo era lo que está pasando con los reiterados cortes, y la contracara es que las distribuidoras tuvieron ganancias extraordinarias durante los años del macrismo”.



Walter Martello, Defensor Adjunto de la Provincia
“Hubo un gran aumento y no hay excusa para la desinversión”

El Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia, Walter Martello, dijo a La Tecla sobre la situación de las empresas eléctricas: “Detallamos al ENRE una serie de incumplimientos en las inversiones en los últimos años y la cantidad de veces que tuvimos que intervenir en la atención de casos, como en la recomposición de los cuadros tarifarios del Gobierno anterior”. Sobre las deficiencias en la prestación del servicio por parte de las distintas empresas, el Defensor adjunto destacó: “En el primer trimestre de este año invirtieron el 50 por ciento respecto al mismo período de 2019, a pesar de que los valores están desfasados por la inflación. Esto es previo a la pandemia y con los datos de sus propios balances”. En cuanto a la respuesta de la firma Edesur, Martello consideró: “Las obras hay que monitorearlas todas, porque anuncian las mismas pero no el grado de avance en el que están, y muchas no se realizaron”. Ante los pedidos de avance en la concesión por parte de los intendentes afectados del Conurbano sur, el funcionario explicó: “La concesión se otorgó por 95 años, y en lo que se discute con el pliego de contrato están esas cuestiones, como también la conformación de una empresa mixta, donde intervengan las autoridades de los municipios donde se presta el servicio. Estamos seguros de que los 67 años que restan no podemos seguir, porque antes tenían la excusa del atraso en las tarifas, pero hubo un 3.800 por ciento de aumento y no hay excusa para la desinversión”. Sobre la firma capitalina Edelap dijo: “La situación no es distinta, porque la calidad en la prestación del servicio es deficiente y todavía no respondieron ante un fallo por el gran apagón en City Bell, que deja en claro el grado de desinversión de la empresa”.

Adrián Santarelli, senador FdT
“Tenemos un servicio deficiente con una tarifa impagable”

El problema con Edesur no escapó a la órbita legislativa. En este sentido, el senador provincial Adrián Santarelli señaló a La Tecla: “Antes del 2016 nos decían que no había inversión por el atraso en las tarifas, y eso era mentira, porque a las empresas, el dinero les llegaba por los subsidios del Gobierno nacional, además del pago de los usuarios. Posteriormente siguieron recibiendo subsidios y tuvieron un 3.500% de incremento en las tarifas entre 2016 y 2019, y en ese período no hicieron inversiones”. Agregó: “Seguimos teniendo un servicio deficiente con una tarifa impagable. Por ello, la obligación de Edesur es dar un servicio eficiente a nuestros vecinos; es lo que exigimos junto al ENRE”. Completó Santarelli: “Todos los intendentes de los municipios donde presta servicio Edesur reclamaron lo mismo, y la empresa se exculpa y tira la responsabilidad a las localidades que tienen medidores comunitarios en los barrios carenciados, y eso es una mentira”.