INFORME ESPECIAL
09/07
La nueva Justicia
La pandemia del coronavirus obligó al Poder Judicial bonaerense a avanzar en la modernización de los procesos. Los actores aseguraron a LaTecla.info que los cambios llegaron para quedarse. La mirada de los funcionarios en el nuevo tablero judicial.

El ingreso de la pandemia del virus de COVID-19 al país y la decisión del Ejecutivo nacional de incurrir en un confinamiento, que inició en marzo y aún perdura, arrojó un suceso sin precedente para todos los actores de la sociedad. Nadie quedó marginado de la nueva realidad y el Poder Judicial fue uno de los que debió amoldarse a los tiempos del coronavirus.

Con algunas complicaciones en las primeras semanas -según los mismos funcionarios judiciales reconocen- aseguran que a la larga, la respuesta judicial fue mejor de la esperada. Además, sostienen que el trabajo durante estos cien días generó un nuevo paradigma de cara al día después del virus.

En ese marco, LaTecla.info conversó con dos jueces y un fiscal de la provincia de Buenos Aires sobre los desafíos afrontados y el nuevo escenario para la estructura judicial bonaerense.

María Dabadie: “La gente está pensando en una Justicia del Siglo XX”



María Dabadie, juez de Dolores, conversó con este medio y manifestó que “esto vino para quedarse”. En la misma sintonía, explicó que: “la Provincia, la Corte y todas las secretarías se han movido y han trabajado muy bien pese a la premura de que hubo que hacer todo muy rápido. Pasamos de 4 mil puestos a casi 12 mil puestos de trabajo remoto y habíamos arrancado con cero, porque no teníamos trabajo remoto el día que empezó el problema. Eso es altamente positivo”.

“Hay dos cosas fundamentales”, señaló la jueza de Dolores, una de ellas la digitalización y la restante el trabajo remoto. De esa manera, abundó: “Cuando empezó la pandemia no teníamos el expediente digital para los juzgados, los abogados ya las tenían pero no desde el punto de adentro, desde los jueces y funcionarios judiciales. Ahora tenemos los expedientes nuevos que se iniciaron a partir del primero de mayo, que son absolutamente digitales y seguimos tramitando los anteriores que se convirtieron en expedientes que llamamos mixtos, la mitad en papel y la mitad digital. Es un trabajo difícil pero se hace”. 

Además, repuntó: “Cuando comenzó la pandemia no teníamos puestos de trabajo remoto, teníamos firma digital pero no teníamos puesto de trabajo remoto. En la Cámara (de Dolores) todos los jueces, los funcionarios y casi todos los empleados están con trabajo remoto. Doy un ejemplo de un empleado que está comprendido en las personas que tienen problemas de salud serios y no pueden concurrir, y está muy agradecido en tener el trabajo remoto porque trabaja desde su casa, lo hace bien y está ocupado, hay un tema de salud psíquica. Eso también lo recojo en los jueces de Provincia que tengo contacto”. Vale remarcar que, Dabadie es capacitadora de jueces, fiscales y defensores, por lo cual mantiene constante contacto con los funcionarios del Poder Judicial bonaerense.

En ese marco, la jueza sentenció: “Esto vino para quedarse, como el tema de las audiencias. No son muchas, pero las que se toman las hacemos por la plataforma de Microsoft, hay muchos juzgados que están haciéndolo. Vino para quedarse”.

“La gente está pensando en una Justicia del Siglo XXI, hay alguno que no, pero una gran mayoría si. La Corte de la Provincia se subió a ese tren y no veo que quiera bajarse ni por asomo, me parece bárbaro”, destacó Dabadie.

Por último, sostuvo que “así como la pandemia tiene lo malo, hay que verle lo que deja como bueno y esto es algo bueno. El trabajo domiciliario es un trabajo complejo, vos tenés que compaginar la cantidad de tiempo que te lleva, es un trabajo de objetivos, no de franja horaria. Soy pro futuro”.

Mario Juliano: “La pandemia nos agarró de sorpresa y tuvimos que acomodarnos a un escenario inédito”

El juez del Tribunal Criminal n°1 Necochea, Mario Juliano, conversó con este medio y reconoció: “La pandemia en un principio nos pegó a todos, nos agarró de sorpresa y tuvimos que acomodarnos a un escenario inédito”. De esa manera, remarcó que “los primeros meses realmente estábamos viendo cómo podíamos reaccionar, que podíamos hacer y que no”. 

“Hoy ya tenemos más información y creo que en términos generales, la ´Justicia´ se está poniendo en funcionamiento. Lo que sucede es que hay múltiples realidades, una cosa es Necochea que estamos prácticamente en fase 5, otra cosa son los tribunales del AMBA y otra cosa es la Justicia federal que a veces es la que suma mayores quejas y no es representativo de lo que es la República Argentina”, sentenció Juliano.

En ese sentido, el juez del interior bonaerense ponderó el trabajo del Tribunal Supremo para aggiornarse a los nuevos tiempos. “La Corte en términos generales han garantizado el servicio de Justicia, hemos tenido reuniones remotas donde hemos estudiados las problemáticas, han estado atentos”, manifestó y agregó que “en términos generales han allanado todas las posibilidades para que podamos seguir trabajando”.

Así, Juliano explicó el nuevo proceso que se lleva adelante en estos días. “Estamos llevando a cabo muchísimas audiencias a través de conexiones remotas, son perfectamente viables”.

Y adelantó: “Estamos programando juicios orales para septiembre con todos los recaudos de distanciamiento, para ello hemos apelado a las instalaciones del Concejo Deliberante que son mucho más amplias. Las reglas es la presenciabilidad con distancia social y que la publicidad del debate sea de forma on-line que seguramente van a satisfacer el principio de publicidad mucho mejor que los juicios orales que viene muy poca gente”. 

“Estamos trabajando en testigos de modo remoto, siempre con acuerdos de las partes y para testigos que no son esenciales. Para los que sean de manera presencial vamos a establecer una cronograma de horario para que no se reúna gente”, detalló. 

En ese sentido, consideró que “estas cuestiones las tenemos que continuar una vez que pase la pandemia. Creo que es excelente que se transmita por redes sociales los juicios y también el cronograma, a veces hemos tenido 30 o 40 personas esperando horas y horas para que le hagan dos preguntas. Estás son las enseñanzas que nos está dejando la pandemia”.

Por último, el juez Juliano señaló que “hemos llegado a tener el expediente virtual totalmente funcionando, los defensores hacen las presentaciones y las recibimos al instante, es maravilloso y contribuye a una Justicia más expeditiva y ágil”.

 

Carlos Altuve: “Si en la emergencia se está trabajando muy bien, en una nueva normalidad se puede mejorar”

En conversación con LaTecla.info, el fiscal de Casación, Carlos Altuve, remarcó que “en lo penal estamos muy bien, están saliendo muchas sentencias, las causas siguen normales. Estamos como si no estuviéramos de cuarentena casi, un puntito menos”. En ese sentido, y siempre referido al trabajo en el ámbito de Casación, señaló que “está todo el mundo laburando, el teletrabajo es muy positivo, todas las sentencias vienen con firma electrónica, los jueces están trabajando desde sus casas a muy buen ritmo”.

De esa manera, consideró: “en definitiva vamos a terminar en esto, nunca mejor forma de medir el resultado que en una situación así de emergencia. Si en la emergencia se está trabajando muy bien, en una nueva normalidad hasta se puede mejorar. Puede llegar a ser el principio de algo mucho mejor. 

Asimismo, Altuve recordó que “tanto la Corte como la Procuración estaba preparando el software para que esto sucediera” y subrayó que la pandemia “aceleró los tiempos con un resultado grato”. 

“En Casación estamos muy bien, están saliendo muchas más sentencias que antes. Estamos trabajando muy bien. Le presto mucha atención al número de causas que entran, que salen, me interesa saber el resultado de la experiencia y la verdad que en Casación estoy casi extrañado”, cerró el fiscal Altuve.