CONURBANO
08/07
Ishii, alerta por el GBA: "La policía no puede enfrentar la terrible ola de violencia y robos"
"En el segundo cordón del Conurbano tenemos un problema no de hambre sino de mucha gente en sus casas que no aguanta más y que se torna agresiva", afirmó el hombre del Poncho, para agregar luego que "la delincuencia aumentó y la policía no puede enfrentar la terrible ola de violencia y de robos en la zona".
El intendente de José C. Paz, Mario Ishii, volvió a despacharse con fuertes declaraciones, luego de que el fin de semana dijera que "para fines de agosto vamos a estar con 2001". Esta vez, en una entrevista concedida a Radio Mitre, habló de la posibilidad de que el sistema colapse en apenas quince días.

Como es sabido, José C. Paz es uno de los distritos más pobras del Conurbano bonaerense. Y el contexto de pandemia hizo que la mala situación que ya venía de arraste sea aún peor. Ya no solo golpea el hambra, sino también la violencia, la delincuancia. El propio intendente fue quien describió el oscuro presente de la región.

"En el segundo cordón del Conurbano tenemos un problema no de hambre sino de mucha gente en sus casas que no aguanta más y que se torna agresiva", afirmó el hombre del Poncho, para agregar luego que "la delincuencia aumentó y la policía no puede enfrentar la terrible ola de violencia y de robos en la zona".

Con respecto a las nuevas restricciones que a mucha gente le impide salir a trabajar, Ishii respondió de manera tajante al señalar que "creo que se toman medidas en una situación de pandemia, donde nadie tiene el cien por cien de la verdad", y remarcó que "la población está muy dividida". 

Al bajar las generalidades a su distrito, el referente peronista de la Primera indicó que "en José C. Paz se cumple la cuarentena, pero dejamos las puertas abiertas con protocolos para que puedan trabajar, sino se funden los comercios". 

"La situación de vulnerabilidad que hoy tiene la gente y el encierro que está viviendo puede generar un problema cuando comiencen los desbordes de hospitales; hoy tenemos la pandemia en su momento de mayor aceleración y tenemos la cantidad de camas ocupadas que tenemos, imagínense en quince días más: esto colapsa", sentenció. 



Vale recordar que en nota concedida a Perfil, Ishii había señalado que "para fines de agosto vamos a estar como en 2001 aproximadamente. Viví dos saqueos y pienso que la gente va a volver a 2001. A las empresas medianas y a las pymes no les alcanza para nada, por más que las ayuden. Tienen el mismo gasto y se están fundiendo".

“Cuando en 2001 explotó fue por hambre. Salieron a saquear todos los negocios por comida. Hoy la bronca es de la gente que está sin trabajar. Y lo peor es que muchos están con necesidades mucho mayores que en 2001”, consideró.

En tanto, sobre la situación del trabajo, comentó que "tengo una sola fábrica, pero hay 6.500 negocios. Si se funden los negocios, nos quedamos directamente sin fuentes de trabajo. No tenemos playa, no tenemos montaña, realmente tenemos un problema. Y la gente es de clase trabajadora. No trabajar en el distrito implica ir a otros lugares a hacerlo. Se nos complicaba"

"Muchos hacían changas o trabajaban en una fábrica, que hoy están cerradas. Se está acentuando el problema. La gente de distintas partes del país no aguanta más, no solo en el Conurbano. Se están fundiendo. Quiebran las empresas. La cesación de pagos se generaliza”, desarrolló a modo de cierre.