CONTAGIOS
17/06
Kicillof extrema medidas ante el aumento de casos en el mundillo político
A partir del positivo de Martín Insaurralde se dio una seguidilla importante de contagios entre la dirigencia política, incluidos el de la ex gobernadora María Eugenia Vidal y el del Vice de la Fundación del Banco Provincia, Alejandro Alegretti. Por tal motivo, en calle 6 decidieron que no habrá más reuniones mano a mano y también se evitarán las salidas y recorridas
Los casos positivos empezaron a aparecer con mucho más frecuencia en el mundo de la política y por tal motivo, en la Gobernación bonaerense tomaron la decisión de empezar a evitar salidas y reuniones, tal como se estaba haciendo hasta la semana pasada. El contagio del intendente de Lomas, Martín Insaurralde y el de Alejandro Alegretti, Vice de la Fundación Bapro, hicieron que la preocupación aumente.

Y de la mano de la preocupación, como se dijo, también aumentaron las medidas de cuidado y prevención. Vale recordar que el gobernador Axel Kicillof ya pasó por la realización de un hisopado a mediados de abril, luego de visitar un hospital de la localidad de General San Martín donde después se detectaron quince casos de profesionales contagiados.

Pero ahora la situación es distinta. A los casos de Insaurralde y Alegretti se suman el de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, el de tres funcionarios del Tribunal de Cuentas y el del diputado Alex Campbell. Por eso, desde calle 6 expresaron ante este medio que se evitarán todo tipo de reuniones. Y expresaron que ejemplo de ello fue la firma de la asistencia financiera de ayer para La Plata, la Primera y la Tercera.

A diferencia de lo que sucedía días atrás, cuando los jefes comunales del Conurbano se venían hasta La Plata para reunirse con Kicillof, a partir de ahora esos encuentros, como sucedió ayer, serán mediante la tecnología. "Las reuniones las estamos haciendo virtuales, como las firmas de asistencia financiera", sostuvo la fuente, que destacó qie en estos días sucederá lo mismo con los alcaldes del interior.

También se pondrá un freno a las recorridas por los municipios, tanto por los del AMBA, por el peligro de contagio, como por los del interior, enre otras cosas por el rechazo de la gente de esas ciudades a las visitas provenientes de zonas de circulación del virus. "En zona de baja circulación estamos haciendo casi nada. La salida a Tapalqué, nomás", expresó la persona del círculo íntimo de Kicillof. 

Vale señalar que el presidente Alberto Fernández tomó la decisión de no viajar a Rosario el próximo sábado, para el Día de la Bandera, a pesar de que él mismo había confirmado su presencia. El motivo, el mismo que frena al gobernador; la situación que se vive en el AMBA y que hace que en Rosario se haya generado una preocupación extra por el arribo del propio Alberto y su comitiva. 

Lo propio había sucedido en Villa La Angostura, ciudad en la que estuvo el jefe de estado, no sin antes recibir una importante andanada de cuestionamientos, entre los que se destacó una solicitada de un grupo de médicos, quienes expresaron que su "profunda preocupación ante el ingreso a nuestra ciudad de decenas de personas provenientes de zonas con alta circulación viral".

"Ante dicha exposición, recomendamos a nuestros vecinos, amigos y pacientes la mayor prevención posible durante las próximas dos semanas en cuanto a las medidas de lavado de manos, cubre-bocas, distanciamiento social, aislamiento social preventivo, cumplimiento estricto ante los protocolos por parte de los comerciantes, trabajadores esenciales y no esenciales", agregaban los profesionales.

Incluso, luego del revuelo, desde Presidencia se vieron en la necesidad de señalar que "en todo momento se respetaron los protocolos sanitarios de distancia social y aislamiento que recomiendan los expertos nacionales e internacionales para prevenir el avance de la pandemia de coronavirus Covid-19", aseveraron.