26/02
El fracaso legal de los rugbiers
Hugo Tomei pidió que se retire a la fiscal Verónica Zamboni pero el Juez desestimó la medida

A mediados de enero un grupo de diez rugbiers asesinó a golpes a Fernando Baez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell. De forma reciente, liberaron a dos jóvenes mientras que los restantes están presos en el Penal de Dolores.

En el presente, el abogado de los imputados solicitó que se retire a la Fiscal Verónica Zamboni pues cuando detuvieron a sus defendidos  no les explicaron los hechos, la gravedad de  cargos y las pericias no fueron realizadas de forma correcta. Esto incluye la lectura de la causa, la rueda de reconocimiento, los peritajes, entre otros. Sin embargo, el Juez de la causa David Mancinelli apoyó a la funcionaria y desestimó el pedido de Hugo Tomei.

Si bien Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi fueron puestos en libertad aún se los considera participes necesarios, su situación procesal podría agravarse mientras que sus amigos  Blas Cinalli, Lucas y Luciano Pertossi, Ayrton Viollaz, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Máximo Thomesen y Ciro Pertossi son indicados como los homicidas de Fernando Báez Sosa.

Ahora, la información de un joven allegado al grupo perjudica sus testimonios y deberán brindar las explicaciones correspondientes. Sucede que llegó a la ciudad balnearia el día de los hechos, junto a otros muchachos dejarían las valijas en la casa de los imputados a la espera de poder ingresar al hotel que tenían reservado. En este marco,  habló con Blas Cinalli que asumió la brutal golpiza que le impusieron a la víctima. Entre los dichos en los mensajes, pueden leerse " 
"Nos cagamos a piñas en el boliche. Nos sacaron a todos. Esperamos a que se vaya la Policía y ahí los recagamos a piñas".

Por último, Cinalli continúa "dos convulsionaron, uno lo mandamos al hospital sin signos vitales. Ahora estamos yendo al Mc Donald's a ver qué pasa".