Apps
Lunes, 22 julio 2024
Argentina
22 de marzo de 2024
JEFATURA EN DISPUTA

El peronismo no arranca: sin conductor definido y en busca de una hoja de ruta hacia el 2025

El Congreso del PJ nacional evidenció la crisis de liderazgo que atraviesa la fuerza política que ni siquiera pudo darle forma definitiva a una comisión. Señales contradictorias, voces críticas y un horizonte nublado ante la avanzada de Javier Milei.

El peronismo no arranca: sin conductor definido y en busca de una hoja de ruta hacia el 2025El peronismo no arranca: sin conductor definido y en busca de una hoja de ruta hacia el 2025
Compartir

El Club Ferrocarril Oeste de la Ciudad de Buenos Aires fue el escenario en el que otra vez el peronismo mostró sus limitaciones en un contexto más que adverso para sus perspectivas. No alcanzaron las intensas reuniones previas que se dieron antes del Congreso de este viernes para que el Partido Justicialista (PJ) nacional diera un paso firme hacia su reconstrucción. La creación de una comisión sin pies ni cabeza tras al adiós de Alberto Fernández parece ser poco ante las arrolladoras medidas del Gobierno nacional. 

“Se decidió la conformación de una Mesa de Acción Política para el Modelo Argentino, cuya integración quedó a cargo de las autoridades del Consejo Nacional del Partido, con el objetivo de realizar una convocatoria amplia a todos los sectores”, confirmaron oficialmente desde el justicialismo. Del mismo, se comunicó que tal órgano no reemplazará al presidente y que la presidencia será ejercida por los cinco vicepresidentes: Cristina Alvarez Rodríguez, Axel Kicillof, Analía Rach Quiroga, Juan Manzur y Lucía Corpacci.

Como una continuidad de encuentros realizados con anteriores, alrededor de las 10 de mañana en un salón del microestadio se llevó a cabo una cumbre en la que participaron gobernadores, senadores nacionales e intendentes. Por supuesto, la presencia de dirigentes de la provincia de Buenos Aires se hizo notar con Axel Kicillof, Eduardo “Wado” de Pedro, Fernando Espinoza y Mariano Cascallares, entre otros.

Gran parte de la reunión, según pudo conocer La Tecla, estuvo marcada por el debate sobre cómo encarar el proceso de transición de renovación de autoridades. Con las elecciones internas como una herramienta a implementar, se dialogó sobre el esquema mas conveniente tanto de número de integrantes de la Mesa conformada como de nombres propios. 

De todos modos, la decisión adoptada dejó con sabor a poco a varios. A modo de defensa, un dirigente avezado expresó que “el objetivo siempre fue la conformación de la comisión, la definición de los nombres y el número de integrantes corrió por cuenta del periodismo”. Al margen de la apreciación realizada, en el ambiente rondaba una sensación de fastidio ante el avance a cuentagotas en la discusión. De hecho, varios de los congresales se retiraron antes de la finalización de la instancia.

En la previa se sabía que la conducción del organismo colegiado era requerida por dos sectores definidos. Unos proponían a la senadora nacional, Lucía Corpacci, y otros a la funcionaria bonaerense Cristina Alvarez Rodríguez. La primera, con aval de gobernadores del NOA e incluso había quienes arriesgaban a decir que también con la venia de Cristina Fernández. La segunda, con el impulso de Kicillof y quienes lo ven como opción hacia el 2027.

Ya el armado de una comisión resulta mucho más que extraño en el peronismo, una fuerza que siempre se caracterizó por contar caciques con voluntad de poder y consenso mayoritario. Como si esto fuera poco, tampoco pudieron darle forma definitiva a la entidad que se encargará de normalizar el partido. Habrá que esperar a que el Consejo Nacional se ponga de acuerdo para que ordene lo resuelto. 

En un tramo del documento elaborado tras el Congreso, señalaron que “formulamos aquí algunas primeras líneas de trabajo para superar este presente y volver a poner en marcha nuestro partido hacia una alternativa válida y posible, tanto para su futuro inmediato como mediato”. Entonces, expresaron que apelan “a la inteligencia” de sus militantes e instaron a que “renueven los contactos entre sí y con los distintos espacios del campo nacional con quienes tenemos coincidencias básicas”.

Luego pusieron el foco en las elecciones 2025 y 2027, un objetivo que a la vista de lo acontecido en la jornada aparece más que nublado. “Es necesario prepararnos para recuperar la conducción del estado nacional, fortaleciendo nuestros bloques parlamentarios en las elecciones de medio término del año próximo y triunfar en las siguientes elecciones provinciales y nacionales. Esto porque resulta indispensable frenar este antiproyecto de nación del cual nada puede esperar el pueblo argentino a no ser mayor pobreza y pérdida de soberanía”, remarcaron.





Alberto Rodríguez Saá, Sergio Berni y Fernando Gray fueron quienes levantaron la voz durante el Congreso y pusieron sobre la mesa su preocupación por el estado de situación del peronismo. Cada uno con sus formas, sus modos y perspectivas dejaron al desnudo que lograr contener a todos será una tarea titánica. El exgobernador de San Luis tuvo que pedir disculpas porque estaba “molesto” y hablaba de manera “áspera”, pero pidió “hacer la unidad”. El exministro de Seguridad y actual senador bonaerense fue al hueso: además de expresar que no había que tener miedo a las internas, lanzó que “hagamos lo que tengamos que hacer, pero hagámoslo rápido”. El intendente de Esteban Echeverría reafirmó sus severas criticas al camporismo, exigió terminar con “la lapicera y el dedo” y reclamó “una profunda renovación”. 

La particularidad -o no- es que los aplausos de aprobación se escucharon ante cada intervención. “Es saludable que los compañeros puedan expresarse, eso habla del cambio que se necesita”, dijo un intendente del Conurbano bonaerense que no se identifica políticamente con ninguno de los tres que hablaron. 

La Cámpora se vio en la necesidad de salir a defenderse de las criticas que recibieron y, para empezar, destacaron el accionar de Máximo Kirchner como presidente del PJ bonaerense y chicanearon que es el receptor de las quejas porque “es el hijo de Cristina y no se animan a discutirle a ella”. Además, caracterizaron como “peronismo residual” a uno de los sectores que encarna las acusaciones contra ellos. “Siempre van cambiando, no se sabe qué son”, dispararon.

Como contrapropuesta a la ampliación del peronismo, desde la organización emblema del kirchnerismo advierten que “no se trata de amontonar”. Incluso, pusieron reparos a “la unidad hasta que duela” y manifestaron que “se tiene que resignificar ese concepto”. Entonces resaltaron que se debe confluir bajo un programa político y sostuvieron que la carta de Cristina Fernández publicada el 14 de febrero es la guía para la acción. “Muchos no le prestaron atención y deberían hacerlo”, sentenciaron.

“Los liderazgos se van a reconstruir desde abajo”, dijo Juan Zabaleta que acompañó a Gray hasta el Congreso y junto a Facundo Moyano se le plantan al camporismo. Asimismo, sostuvo que “necesitamos un peronismo amplio, que construya mayorías, que no sea sectario y no labure para una orca solamente”. También adelantó que “vamos a reconstruir una fuerza política que no le hable al ombligo, a los dirigentes y que le hable a la sociedad”.

Alberto Descalzo, histórico dirigente del peronismo y exintendente, analizó el panorama y contó a este medio que “en los barrios se habla de hambre, desocupación, aumento de los precios, que no alcanza el salario y me parece que el peronismo debe tener una política concreta para parar este avance de la derecha”. 

A su vez, resaltó que “Cristina nos dijo a cada uno debe tener su bastón de mariscal y ese debe ser el camino. El peronismo debe actualizarse y tener nueva letra y nueva musica como dijo el Gobernador”. El experimentado exalcalde fue otro de los que participó en la reunión que encabezó Kicillof el martes junto con otros intendentes (Ferraresi, Secco, Espinoza, Watson, Mussi) y ministros (Bianco, Larroque, Katopodis, Alvarez Rodríguez) que conforman su mesa política bonaerense.

Pocos minutos después de concluido el Congreso, Cristina Fernández compartió un video en Tik Tok en la que se la ve interactuando con un niño y con gente que le pide autógrafos y le muestra afecto. Nada es casual en la política y mucho menos en una figura como lo es la expresidenta. Otra señal en la que avisa que se encuentra activa en el Instituto Patria. Otro dilema más para el peronismo que no logra salir de su laberinto y encontrar una jefatura unificada.




 

OTRAS NOTAS

MIRADAS ENFRENTADAS

Pese al traspié con Francia, Villarruel supera en aceptación a los hermanos Milei

Una nueva medición de Zuban Córdoba arrojó datos que prometen tensionar aún más la relación entre Javier y Karina Milei con Victoria Villarruel. Además, un 70% cree que la pobreza está aumentando.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET