Apps
Martes, 21 mayo 2024
Argentina
Informe Especial
6 de diciembre de 2022
ENTREVISTA

Pablo López: “Estamos cambiando las prioridades de la Provincia”

El ministro de Hacienda y Finanzas asegura que la gestión del Gobierno bonaerense es visible y valorada por la gente; pide rediscutir la coparticipación federal; habla del Presupuesto, del FIM, del CUD; y muestra algunos de sus gustos personales

Pablo López: “Estamos cambiando las prioridades de la Provincia”
Compartir

El ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia, Pablo López, recibió en exclusiva a La Tecla en su despacho para hablar de la situación económica de la Provincia, del rumbo del Gobierno, de cómo espera que la gestión bonaerense compense electoralmente el revés que la escalada inflacionaria puede significar para el oficialismo, y de sus gustos personales. El valor de la palabra de un hombre de perfil bajo, renuente a sobreexponer su vida privada y que suele esquivar los micrófonos. 

-¿Cómo está la situación financiera de la Provincia en el cierre del 2022?
 -Estamos proyectando terminar el año con un déficit primario en torno a los 50.000 millones de pesos, que es muy similar al que habíamos proyectado cuando presentamos el Presupuesto 2022. Obviamente, con una nominalidad en la economía distinta, que implicó mayores recursos y, también, mayores gastos, lo que nos permite llegar con un nivel de déficit similar al estimado. Y nos permitió llevar adelante las prioridades que teníamos planteadas, entendiendo que a la Provincia le faltan recursos, sobre todo a partir de lo que ocurre con el esquema de coparticipación en el que es perjudicada, porque recibe, aproximadamente, el 22% de los recursos, cuando representa entre el 35, el 40 y, en algunos casos, hasta el 50%, no solo de la generación de riquezas y de recaudación, sino también de vulnerabilidad; con lo cual hay una situación de déficit estructural y un Presupuesto que no alcanza.

 -¿Qué debería pasar para que la Provincia dejara de tener déficit?
Lo que nos debemos en Argentina, en el marco del federalismo fiscal, es un debate en el esquema de coparticipación federal de impuestos. Eso es lo primero y lo central. El esquema de coparticipación viene de finales de la década del 80, y se estableció en ese momento como transitorio, para replantear y rediscutir, y eso nunca ocurrió. Incluso la Constitución del ‘94 también planteó la necesidad de que se pueda rediscutir un régimen de coparticipación nuevo con coeficientes objetivos para distribuir los recursos. Es necesario tener en cuenta indicadores de desarrollo, de población. Nosotros trabajamos mucho el tema, haciendo un análisis a nivel internacional y nacional por lo que ocurre al interior de cada provincia en la coparticipación hacia los municipios. En cualquier esquema federal, la población es un indicador de los más importantes. La provincia de Buenos Aires representa casi el 40% del total del país y recibe el 22%, eso no ocurre en otros lugares del mundo. Se supone que el esquema de coparticipación tiene que permitir que los estados provinciales puedan tener recursos similares para poder dar servicios e infraestructura equitativa a los habitantes. 

-Pero en Argentina el ingreso per cápita es muy diferente entre las provincias. 
-Justamente, la provincia de Buenos Aires es la que está última en el ranking en términos de recursos per cápita y de gastos per cápita. Lo central es poder rediscutir el esquema de coparticipación, y después seguir trabajando sobre los recursos propios, sobre el sistema tributario propio, para darle mayor progresividad y mejorar la distribución del ingreso. 

-Concretamente, ¿qué ha hecho la Provincia en estos años para que se rediscuta la coparticipación?
-No es una discusión que involucre a una jurisdicción, nada más, sino a todas las jurisdicciones. Es un tema que nosotros hemos puesto sobre la mesa cada vez que pudimos, que se conversa no solo con el Gobierno nacional, sino con otras provincias. Es un tema complejo, que tiene que involucrar, necesariamente, a todas las jurisdicciones y que requiere de los consensos necesarios. De nuestra parte creemos que hay que abordarlo. 

-Está en medio de las negociaciones por el Presupuesto 2023 y, en ese sentido, desde la oposición se ha elogiado el proyecto, más allá de algunas diferencias puntuales. ¿Qué le sugiere esta posición? 
-Venimos trabajando siempre así en los presupuestos, mostrando cuáles son los objetivos y las prioridades. Lo más importante para nosotros es poder contar con un Presupuesto que nos permita seguir ampliando la inversión. Hemos pasado de un gasto de capital que representaba el 4% del Presupuesto a un Presupuesto para el 2023 donde duplicamos esa participación, incrementamos la participación en educación, en salud. Todo esto fue posible, también, reordenando la cuestión del endeudamiento a partir de la reestructuración. Hoy estamos financiándonos casi en un 70% con el mercado local. La parte de financiamiento la estamos cubriendo con el mercado local y con organismos multilaterales de crédito, cuando antes había una parte importante que venía de la colocación de bonos en mercados internacionales, que eso es muy complejo. Creo que es un buen Presupuesto, que nos permite seguir transformando la Provincia.

-Su ideal de inversión en obra pública es el 10 por ciento del Presupuesto, y el año que viene va a ser del 8. ¿El 10 es el objetivo para 2024? 
-Puede ser. Lo importante es que siga creciendo la participación de los gastos de capital, porque eso habla de un Estado comprometido con la generación de infraestructura. Lo que puedo decir es que, sin duda, tiene que seguir ampliándose y creciendo la inversión en la Provincia, y tiene que seguir creciendo y ampliándose la participación de la inversión en el Presupuesto. Es un objetivo que hay que seguir profundizando en los próximos años, no tengo ninguna duda. 

-El Presupuesto del año que viene lo va a hacer usted, ¿confía en que también lo va a ejecutar? 
-No sé. Nosotros estamos concentrados en la gestión que llevamos adelante. Estamos cambiando las prioridades de la Provincia, y a nivel presupuestario se ve muy claramente eso. Nos concentramos en eso y en lograr la aprobación del Presupuesto 2023 para poder llevar adelante la gestión que estamos haciendo. 

-¿Cree que la gente ve esa gestión?
Creo que sí, que la gente ve lo que hacemos. Por ejemplo, lo que se está haciendo a nivel de educación es muy potente. Se ven no solo las nuevas escuelas, sino las mejoras de muchos edificios escolares; por decir algo muy concreto que marca la gente. También el avance en algunas obras emblemáticas, como, por ejemplo, las del río Salado. Creo que sí, que es algo que se ve y se nota en la Provincia. También lo que se hizo en materia de salud desde el 2020, con la pandemia de por medio, es algo que es reconocido, que está a la vista. 

-Viene un año electoral y la situación económica tiene un peso muy importante en los comicios. ¿Mostrar todo esto que dice puede compensar? 
-En primer lugar creo que se está viendo crecimiento económico. En 2021, en la Provincia crecimos más de 11 puntos, y es algo que no se veía hacía mucho. Claro que había caído mucho la actividad en el 2020, pero fue una recuperación muy potente, que siguió durante este año. Con datos hasta agosto hay un crecimiento superior al 6%. Eso se refleja también en más empleo. Son todos datos positivos, y vemos una recuperación económica generalizada. Todos los municipios muestran indicadores positivos en términos de actividad económica. Y tiene un rol importante el Estado en el dinamismo de la obra pública, tanto la provincial como también la nacional y la municipal; los tres niveles de Estado están mostrando ese dinamismo. También con programas que apuntan a favorecer la producción. Se ve la creación de empleo, se ven las obras, las mejoras a nivel de escuelas, de hospitales. Por supuesto, hay desafíos y cuestiones más complicadas, que tienen que ver con el año que estamos teniendo en términos de nominalidad de la economía, con una inflación mayor a la que se esperaba, y eso genera desafíos sobre el poder adquisitivo.

AUTODEFINIDO
“Estoy acá para mejorar la gestión y mejorarles la vida a los bonaerenses”


-¿Quién es Pablo López? 
-El ministro de Hacienda y Finanzas de la provincia de Buenos Aires. 

-¿Y la persona? 
-Soy una persona trabajadora, que está acá para tratar de mejorar la gestión de la Provincia, tratar de mejorar la vida de los bonaerenses. Sabemos que detrás de cada acción que tomamos hay ciudadanos que, de alguna u otra manera, reciben las consecuencias. Tratamos de mejorar la vida, que parece un eslogan, pero está cargado de sentido; mejorar la vida quiere decir desde llevarles las obras que hacen falta hasta tratar de trabajar con el sector privado para la generación de empleo. En eso estamos.

 -¿Cuáles son sus referentes en economía? 
-Hay muchos economistas argentinos que estudiaron las particularidades de la economía nacional, enfocándose en los problemas estructurales y con un abordaje muy interesante, que yo tomo como referencia, como todo lo que es el estructuralismo latinoamericano. Por nombrar a uno, Aldo Ferrer, que trabajó mucho pensando la economía nacional y la de la provincia de Buenos Aires. Tuvo una experiencia de gestión acá y dejó un legado muy importante. Siempre pensando que la solución viene por generar mayor producción, mayor diversificación productiva, fortalecer el sector industrial, con una integración entre el sector primario y el industrial para generar mayor valor agregado, en una integración inteligente con el mercado internacional. Por ahí me parece que pasan las claves para entender y pensar la economía argentina. 

-¿Y en la política? 
-El legado del peronismo en sus inicios es central, pensar la política argentina desde la necesidad de una mayor justicia social es fundamental. En ese sentido somos tributarios del legado de Perón, del legado de Evita, del legado de Néstor y, sin lugar a dudas, del de Cristina; desviviéndonos por pensar en una mejor redistribución del ingreso, en un país que pueda ser más equitativo y lo más justo posible, con crecimiento económico, con inclusión social, con creación de empleo. Esos son los objetivos primarios, que tienen que ver con ese ideario peronista. 

-¿Cómo conoció a Kicillof? 
-Lo conocí en la facultad, siendo él profesor mío. A partir de ahí empezamos a tener cierto vínculo, empezamos a conversar, y en los siguientes años tuvimos diferentes espacios en los que compartimos visiones sobre la economía argentina. Para mí es un referente político y económico, sin lugar a dudas. Siempre me sentí muy identificado con su forma de pensar y de entender los problemas de la economía argentina y cómo abordarlos y buscar superarlos.

INFLACION
“Estamos en una situación compleja en un mundo complicado”


-¿La inflación es un mal que nos va a acompañar por siempre? 
–No necesariamente. No hay que negar que la Argentina tiene una historia de inflación, pero este año hubo elementos del contexto internacional que complejizaron la cuestión. En el mundo se ha acelerado la inflación. Estamos en un mundo distinto del de hace unos años, con los desafíos que implicó a nivel productivo la pandemia y luego la salida de la pandemia; a eso se sumó la guerra entre Rusia y Ucrania, con las particularidades de ambos países en lo que son las cadenas productivas. Estamos en un mundo que ha cambiado, y eso se reflejó y se refleja en tasas de inflación más altas de las que había. Eso implica para Argentina desafíos adicionales. ¿Eso quiere decir que vamos a vivir con inflación por siempre? No, no lo creo, pero sí ciertamente estamos en una situación compleja en un mundo complicado.

TENEDORES DE DEUDA
“Estamos dispuestos a buscar una solución para todos”


Quedaron unos pocos tenedores de deuda que no renegociaron con la Provincia. ¿Siguen las negociaciones o es un capítulo cerrado? 
-Estamos dispuestos siempre a buscar una solución para todos. Quedó una porción muy pequeña, menos del 2%, que no ingresó al proceso de reestructuración, y nosotros estamos abiertos a buscar una solución para el 100%, siempre que sea una solución razonable y sostenible para la provincia de Buenos Aires.

LA GESTION
“Reordenamos prioridades en términos de inversiones y de gastos”


-¿Qué debe quedar de la gestión de Pablo López al frente del Ministerio de Hacienda? 
-Lo más importante para mí es el gobierno que lleva adelante Axel Kicillof. El definió cuáles eran las prioridades desde el inicio de la gestión. Nos encontramos con una posición muy complicada, no solo de endeudamiento insostenible sino de una situación fiscal apremiante, con deudas no solo con los tenedores extranjeros que imprimían una presión muy fuerte sobre la administración financiera de la Provincia, con pagos cercanos a los 1.500 millones de dólares en promedio por año, lo cual es insostenible. Además, con deudas con proveedores, con atrasos enormes en pagos de todo tipo. En ese sentido hemos logrado reordenar las prioridades.

 -¿Cómo? 
-Logramos reestructurar la deuda de una manera muy beneficiosa, y eso nos permitió tener un alivio fiscal en estos años, reducir fuertemente el peso de la deuda en el Presupuesto y fortalecer las áreas clave. Al mismo tiempo, como Buenos Aires es deficitaria, lograr un financiamiento responsable, acudiendo al mercado local y a organismos multilaterales de crédito, que es un financiamiento en moneda extranjera pero en condiciones muy distintas a las del mercado internacional. Así logramos reordenar las prioridades en términos de inversiones y de gastos y, por otro lado, cambiar también el mix de financiamiento. Eso es central en función de las prioridades que definió el Gobernador. 

-Hay municipios que tienen mucho dinero en plazos fijos. ¿Eso está bien? 
-No sé. A mí me parece que lo más importante es que los estados puedan dar respuesta a las necesidades de la población, puedan hacer las obras que hacen falta en cada uno de los distritos, y me parece que las gestiones locales tienen ese objetivo y que todos lo saben. Eso es lo principal, darle respuestas a la gente. Buenos Aires es una provincia donde la población tiene muchas necesidades y los estados, muchos objetivos que atender, y me parece que hay que definir las gestiones en función de esas necesidades y objetivos.

DEFINICIONES
La celeridad del FIM y el Código de Distribución de la Coparticipación


-Una de las discusiones de estos días es el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), y un pedido de los intendentes es que se instrumente más rápido, con menos burocracia. ¿Hay algún tipo de autocrítica respecto a algunas demoras que hubo este año? 

-No. Me parece que tienen que ver con un Estado provincial muy grande que tiene sus procesos; también ha habido, de parte de algunos municipios, ciertas demoras, que tuvieron que ver con los proyectos. Es algo que se puede mejorar y ajustar de las dos partes. En todas las áreas siempre tenemos como objetivo buscar la manera de que la gestión sea más ágil; y también las gestiones municipales deben buscar ese mayor dinamismo que sea beneficioso para todos. 

-¿El Código Unico de Distribución (CUD) se va a modificar? Porque en 2022 se hizo con una fórmula particular, con el promedio de los últimos años. 
-El CUD tiene una parte importante relacionada al sistema de salud, y venimos de años muy particulares en lo que hace al aspecto sanitario; y por eso se usaron promedios, para tener indicadores más estables teniendo en cuenta el efecto que tuvo la pandemia en la salud en los años 2020 y 2021. El objetivo para 2023 es ir a la normalidad, entendiendo que ya este año fue más parecido a una normalidad en ese sentido; con lo cual, lo que buscamos es recuperar la forma usual en que se establecían los cálculos. 

-¿Está de acuerdo con esa fórmula o estudia cambiarla?
-La verdad es que esa es una potestad que excede al Ejecutivo y tiene que ver con las normativas vigentes del Legislativo. Me parece que en algún momento podría discutirse. Se requieren discusiones más amplias y consensos amplios, pero creo que es algo que en algún momento puede darse, y hacer un balance de los resultados que ha tenido este sistema, y eventualmente buscar mejoras. Siempre hay que estar abiertos a hacerlo.

RECLAMO DE CABA EN LA CORTE POR LOS RECURSOS
Espera el fallo: “Es una situación de alerta para el federalismo”


Se espera un fallo de la Corte sobre una presentación que hizo la Ciudad de Buenos Aires por el punto de coparticipación que le sacó Nación y se lo dio a la Provincia. ¿Qué pasaría si la Corte falla en contra? 

-La verdad que es un tema complejo. No me quiero adelantar, pero lo cierto, como ya lo dijeron no solo nuestro Gobernador sino otros gobernadores, es que es una situación de alerta para el federalismo, no solo por la provincia de Buenos Aires sino por el sistema federal en sí. La Ciudad de Buenos Aires es el distrito que tiene mayores recursos per cápita, y a partir de decisiones que se tomaron en el Gobierno anterior, que le dio más recursos a la Ciudad, en el sistema federal hizo mucho ruido. La verdad, sería complejo y puede ser riesgoso, porque iría más aún en el sentido este de un sistema federal que no es equitativo para todas las provincias.

-Financieramente son 200.000 millones de pesos, que para la provincia de Buenos Aires es un dinero muy importante. 
-Bueno, fue importante la creación por parte del Gobierno nacional del Fondo de Fortalecimiento Fiscal en el año 2020 para ir en el sentido de compensar, de forma muy parcial, estos desequilibrios a nivel nacional, con lo cual fue muy importante esa decisión en ese momento.

OTRAS NOTAS

VOLVIÓ AL PÁIS

Javier Milei con Jonatan Viale: "Estoy en otra liga y les encantaría estar donde estoy"

Hace instantes se dio a conocer la entrevista que el presidente Javier Milei tuvo con el periodista Jonatan Viale para su programa en TN en la que se despachó contra todos. Pedro Sánchez, Cristina, Alberto y Axel Kicillof en la mira

Copyright 2024
La Tecla
Todos los derechos reservados
Serga.NET