Argentina
Lunes, 26 septiembre 2022
NEGOCIACIONES
19 de septiembre de 2022

Tras aprobar la revisión, la titular del FMI respaldó el programa de Massa

Sería un giro previsto para el BCRA de 3.900 millones de dólares. En el comunicado precisaron que se cumplieron las metas del período abril-junio, salvo la de la acumulación de reservas. La mala es que remarcaron que siguen las presiones inflacionarias altas. Tras reunirse con Alberto, Georgieva respaldó la línea marcada por el ministro de Economía

Tras aprobar la revisión, la titular del FMI respaldó el programa de Massa - La Tecla

En medio de una inestabilidad inflacionaria, llegó una buena noticia para el Gobierno en materia económica. Es que hoy el staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la segunda revisión del acuerdo con la Argentina. Así lo confirmó en un comunicado difundido desde Washington.

“El personal técnico del FMI y las autoridades argentinas acordaron que los objetivos establecidos en la aprobación del acuerdo permanecerán sin cambios hasta 2023. La implementación decidida de políticas sigue siendo esencial para consolidar la estabilidad macroeconómica y comenzar a abordar los desafíos arraigados de Argentina, en particular la inflación alta y persistente”, precisó.

El jefe del caso argentino, Luis Cubeddu, expresó que “la revisión se centró en evaluar el progreso desde la finalización de la primera revisión, actualizar el marco macroeconómico y llegar a acuerdos sobre un paquete de políticas sólidas para continuar afianzando la estabilidad macroeconómica y asegurar un crecimiento sostenido e inclusivo".

Asimismo, consideró que "en este contexto, se acordó que los objetivos clave establecidos al momento de la aprobación del acuerdo, incluidos los relacionados con el déficit fiscal primario y las reservas internacionales netas, permanecerán sin cambios hasta 2023. Este enfoque proporciona un ancla vital para continuar reconstruyendo la credibilidad y sostener el compromiso renovado de implementar el programa, en torno a los pilares de las autoridades referidos al orden fiscal y la acumulación de reservas”.

“La mayoría de los objetivos del programa cuantitativo hasta fines de junio de 2022 se cumplieron, con la excepción del piso de las reservas internacionales netas, principalmente debido a un crecimiento del volumen de importaciones superior al programado y demoras en el apoyo oficial externo. Posteriormente, un período de volatilidad en el mercado cambiario y de bonos fue detenido luego de medidas decisivas que corrigieron reveses anteriores y reconstruyeron credibilidad”.

“El marco macroeconómico de referencia revisado refleja un entorno global más difícil (presiones inflacionarias en curso, endurecimiento de las condiciones financieras y desaceleración del crecimiento) y las recientes presiones del mercado interno. No obstante, y en el contexto de acciones decididas por parte del nuevo equipo económico, las presiones del mercado se están disipando y la perspectiva de crecimiento permanece sin cambios en 4 por ciento para este año, antes de moderarse a la tasa potencial de 2 por ciento a partir de 2023″, indicó.

Tras el encuentro con el presidente Alberto Fernández, Georgieva sostuvo: “Excelente reunión con el presidente Fernández. Enfatizamos la importancia de la implementación decisiva del programa para combatir la inflación y fortalecer la estabilidad para el crecimiento sostenible e inclusivo de los argentinos”.

Minutos antes, la responsable del FMI había señalado: “Expresé mi reconocimiento por la forma muy seria en la que el ministro (Sergio) Massa y su equipo están abordando los desafíos significativos de la Argentina”.

En ese sentido, agregó que indicios de esa seriedad “son la estabilización que ha experimentado la economía argentina y también el avance en lo que hace a la reconstrucción de las reservas”.

También señaló “la atención que se le ha prestado a las políticas necesarias para hacerle frente a la inflación”. Especialmente, el foco para hacerle frente a los “factores desencadenantes del déficit”.



Las presiones inflacionarias, una piedra en el zapato

“Si bien las presiones inflacionarias siguen siendo fuertes, lo que resulta en revisiones al alza en el pronóstico de inflación, se espera una moderación gradual durante el resto de 2022 y 2023 lo que refleja una combinación de marcos de políticas macroeconómicas más estrictas, incertidumbres reducidas debido a la implementación sostenida del programa y la evolución proyectada de los precios mundiales de las materias primas”, precisó.