Argentina
Viernes, 7 octubre 2022
MISA POR CFK
10 de septiembre de 2022

En Luján, la Iglesia pidió a la dirigencia política alejarse del "clima fatalista"

El peronismo y los movimientos sociales se movilizaron para participar de una misa para repudiar el atentado a Cristina Fernández. Estuvo presente el gobernador Kicillof. Asistieron ministros, legisladores e intendentes.

En Luján, la Iglesia pidió a la dirigencia política alejarse del


Sectores del Frente de Todos y movimientos sociales afines al kirchnerismo participan en Luján de la misa organizada por el oficialismo para "reencauzar la convivencia democrática" y repudiar el atentado contra Cristina Fernández.

El intendente de esa localidad, Leonardo Boto (Frente de Todos), fue el encargado de enviar las invitaciones para el evento que comenzó pasado el mediodía en el santuario de esa localidad bonaerense, al que han denominado "Misa por la Paz y la Fraternidad de los Argentinos".

El presidente Alberto Fernández viajó a ese distrito bonaerense junto al ministro del Interior, Wado de Pedro; el de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el de Desarrollo Social, Juan Zabaleta. También asisten el gobernador Axel Kicillof y los ministros bonaerenses Andrés Larroque (Desarrollo de la Comunidad) y Martín Insaurralde (Jefe de Gabinete).

También participan el expresidente Eduardo Duhalde, dirigentes políticos, gremiales, empresariales y movimientos sociales afines al kirchnerismo.

El arzobispo de Mercedes Luján, Jorge Schening, encabezó la misa asegurando que “cuando el intendente me convocó para hacer una convocatoria amplia, para orar por la ansiada paz social y el dialogo entre líderes, sentí que era muy buena iniciativa y le dije que sí

“La oración por la paz es urgente, este es un espacio ideal para rezar por la patria”, sostuvo, y añadió que “estamos para ser servidores de la paz, la oración ya es un hecho de paz y fraternidad”.

Además, consideró: “Mucho lamentaría que se malinterprete este gesto”, recordando que “en la época de Jesús el clima social que se respiraba era de fatalismo, que conduce a vivir en situación de conflicto permanente, en el que no hay salida. Se crea una atmósfera viciosa, cada uno se encierra en sí mismo y se recurre al sálvese quien pueda. Jesús propone otro modelo de convivencia en el que todos podamos salvarnos, donde el abrazo nos distinga”.

Schening mencionó que es negativo dividir a la sociedad entre “buenos y malos, justos y pecadores, porque esta división es una forma simplista de entender la vida, se cultiva la intolerancia, la ceguera, la violencia, y así todos perdemos”.

“Podemos sanarnos, estamos a tiempo, sanarnos unos a otros”, dijo, y pidió hacerlo “por los más pobres, los sufrientes”.

Desde Juntos la respuesta fue variopinta. En el PRO sostienen que no se prestarán a lo que consideran una jugada política partidaria, alejada de la reivindicación democrática y la paz.

En tanto, desde la UCR prefirieron guardar silencio, aunque dirigentes como el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, aseguraron que habían recibido la comunicación oficial para concurrir de parte del ministro del Interior, Wado De Pedro, aunque no hubo respuesta.

En el caso de la misa, estuvo enmarcada en un llamado de la Conferencia Episcopal para rezar "la paz y la fraternidad de todos los argentinos y argentinas". En tal sentido, el organismo que comanda monseñor Oscar Ojea señaló que "aun en medio de la diversidad, podemos encontrarnos, reconocernos hermanos y compañeros de camino, y así elevar nuestra esperanza. Elevemos el espíritu hacía las cosas grandes”.