Argentina
Viernes, 7 octubre 2022
POLITICA PLATENSE
7 de septiembre de 2022

Repudios y silencio atroz tras el atentado a Cristina

El intento de magnicidio cometido contra la vicepresidenta de la Nación dejó posturas disímiles en la dirigencia política. Desde la sobreactuación a la ausencia de condena en un hecho que conmovió a la sociedad.

Por Walter Casamayou
Repudios y silencio atroz tras el atentado a Cristina - La Tecla
Repudios y silencio atroz tras el atentado a Cristina - La Tecla

La noticia conmovió  y las imágenes terminaron de darle dimensión a la gravedad del intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. 

¿Cómo reaccionó el arco político platense?

Algunos rápidamente, sobre todo a través de las redes sociales, repudiaron el atentado. Otros establecieron un acuerdo y subieron un mensaje a través de distintos organismos, los menos mantuvieron un atroz silencio como si nada hubiera ocurrido y no faltaron los que le dieron mayor preponderancia al feriado establecido por el presidente que por el atentando institucional. 

Era, ni más ni menos, que un atentado a la democracia con una consecuencia, de haber salido el disparo, inimaginable.

Por eso es loable conocer el comportamiento de una clase dirigente que, lejos de bajar la espuma y las continuas agresiones, parece duplicar la peligrosa apuesta.

Un repudio mayoritario

Es indudable que la red social Twitter es hoy la elegida por los políticos, ya que llegan a miles de personas en forma instantánea y sencilla. Por allí se da información oficial, se comunican renuncias y, como ocurrió en este caso, se manifiestan distintas sensaciones.

Julio Garro, intendente de La Plata, fue uno de los primeros en reaccionar y expreso a través de su perfil: “Es muy grave lo que acaba de suceder con Cristina Fernández de Kirchner. La violencia no conduce a ningún camino. Esto NO PUEDE suceder en democracia. Mi solidaridad con la vicepresidente”.

Los senadores provinciales que representan a la ciudad  también mostraron su repudio con el atentado aunque con distinto tono. 

Omar Plaini (Frente de Todos) fue contundente: “Eso que sucedió supera todo limite. Las declaraciones que se escucharon estos días fueron alimentando lo que recién acaba de ocurrir. Claro intento de magnicidio a Cristina”.

Juan Pablo Allan y Florencia Barcia (Juntos) acompañaron su repudio con el comunicado que, en forma conjunta, sacaron los bloques de senadores y diputados provinciales: “Repudiamos el ataque y exigimos se lleve adelante una investigación exhaustiva de los hechos”, expresaron.

Muy similar fue la situación con los diputados provinciales, donde los oficialistas Ariel Archanco, Juan Malpelli y Lucía Iáñez mostraron su conmoción para luego colgar el comunicado de solidaridad del Frente de Todos. 

“Todavía estoy en shock. Con una angustia y un sentimiento de impotencia tremenda. Quisieron asesinar a Cristina, a nuestra compañera coraje, a la que nos permitió soñar y le garantizo derechos a millones”, tuiteó Iáñez. 

La oposición arrancó con el tuit de Claudio Frangul: “Quiero expresar mi total repudio al atentado contra la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner. Es muy grave lo que acaba de suceder. Necesitamos que la justicia esclarezca. La violencia nunca es el camino”, dijo, para luego continuar con el de Fabián Perechodnik: “Es terrible lo que acaba de ocurrir con la vicepresidenta. No podemos ni debemos permitir la violencia política de ninguna naturaleza. Reclamamos investigación y mayor seguridad ya”. 

Julieta Quintero Chasman  se limitó a considerar: "Siempre en defensa de la paz. Nuestro repudio absoluto a lo sucedido y nuestra solidaridad con la vicepresidencia”. De manera similar lo hizo Daniel Lipovetzky, aunque agregó: "Estamos de acuerdo en que el atentado es totalmente repudiable, pero declarar feriado nacional solo perjudica a los comerciantes y trabajadores”.

Mientras la diputada nacional Victoria Tolosa Paz expresó que "cuando la violencia y el odio es la forma constante e irresponsable de expresarse, en quienes representan un sector de la sociedad, las consecuencias pueden ser trágicas", y añadió: "Mi repudio al intento de magnicidio que sufrió la compañera Cristina y mi solidaridad con su familia”. En tanto, el titular de CNRT, José Arteaga, sostuvo: "Repudio enérgicamente el intento de magnicidio contra la vicepresidente. La democracia está en peligro y debe ser responsabilidad de todos y todas protegerlas", acompañando un comunicado oficial del  Frente Renovador.

Un silencio atroz

El Concejo Deliberante de La Plata no fue demasiado prematuro en juntar a todos sus concejales, aunque si emitieron un comunicado de repudio horas posteriores a lo ocurrido.

El día lunes llevó a cabo una sesión especial (a pedido de la oposición) aunque individualmente sus posturas y reacciones fueron disímiles a horas de una situación tan traumática.

La oposición del Frente de Todos esgrimió un comunicado y sus participantes mostraron en las redes su dolor por lo acontecido.

En Juntos por el Cambio la situación fue distinta. Mientras los radicales no tardaron en lamentar lo ocurrido y algunos concejales del Pro hicieron lo propio, otros solo colgaron el comunicado oficial del Concejo y, los menos, directamente no hicieron referencia al hecho.
 
El concejal radical y presidente del bloque Juntos por el Cambio, Diego Rovella, fue de los primeros en expresarse en su red social: "Es gravísimo el atentado contra la vicepresidente, que la justicia actúe debidamente contra el detenido e investigue hasta las últimas consecuencias”.

Lo propio hizo Lucía Barbier: "La violencia es el límite, nuestra solidaridad con CFK. Desde el Concejo Deliberante repudiamos el atentado a la vicepresidente. Siembre estaremos del lado de la paz y la democracia”.

El presidente del Concejo, Darío Ganduglia, no se expresó y se limitó a colgar el tuit del intendente, mientras que la vicepresidenta Romina Marascio hizo lo propio con el comunicado del Concejo. 

Otros concejales, a pesar de la gravedad de lo ocurrido, no escribieron ningún tuit y, en muchos casos, ni siquiera hicieron referencia al comunicado en las redes sociales que realizaron ambos bloques.

En la municipalidad de La Plata también hubo disparidad de criterio en esgrimir una postura ante, reitero, un acontecimiento que debió movilizar no solo a la clase política, sino a toda la sociedad por la gravedad institucional del caso. 

El funcionario radical Pablo Nicoletti, secretario de Desarrollo Sustentable de la municipalidad, afirmó: "Toda la solidaridad a la vicepresidente CFK frente a un episodio de agresividad que comprometió su integridad física. Como sociedad democrática debemos rechazar toda forma de violencia”.

En cambio Mauro Palummo, secretario de Proyectos Especiales de la Municipalidad y según él, único y directo referente de Patricia Bullrich en la ciudad, se mantuvo en silencio como su jefa política, aunque días atrás había escrito en su red social “corrupta compulsiva", con la imagen de Cristina y “como en los 70 pero ahora desde el gobierno (lo que es peor), en modo 2022 y conducidos por la Psicópata, los montoneros vuelven a generar terror en las calles. No volvieron peores, siempre estuvieron y siempre fueron una porquería y una inmundicia”.

En otros ámbitos, esta grieta se vio agudizada en el gobierno municipal ya que mientras Agustín Scotti, presidente de la juventud del PRO, tuiteó “Condeno sin ninguna ambigüedad lo que sucedió con la vicepresidenta. Nada justifica un ataque de esa manera”, el ex concejal Julio Irurueta se limitó a marcar: “Pedimos justicia, es necesario que el hecho se esclarezca inmediatamente. Por el bien del país y la seguridad de todos, necesitamos saber la verdad de manera urgente” para unas horas después rematar con “Oh casualidad!!! Se les borró todo el contenido del celular de Fernando Sabag Montiel. Como si hubiese muchos presos por intentar asesinar una presidente…Berretalandia”. 

Una imparable búsqueda de la agresión

También estuvieron aquellos que se subieron al podio de la sinrazón y que fueron duramente castigados por gran parte de la sociedad.

A nivel nacional podemos marcar los casos de la diputada provincial por Santa Fe, Amalia Granatta, quien dijo que el atentado a la vicepresidenta fue “una pantomima”, o el del senador  José Mayans del Frente de Todos, quien pidió “frenar el juicio de Vialidad contra Cristina para que exista la paz social”.

Pero también tenemos lo nuestro con platenses involucrados, como lo que aconteció con el actual diputado nacional  Martín Tetazm, quien a minutos de conocerse semejante episodio  aseguró que "no se trató de un acto de violencia política” y que “dejó en evidencia el fracaso de la custodia”. No contento con su papelón televisivo, redobló la apuesta quien quiere candidatearse para la intendencia de la ciudad, marcando en red social: “Esto no es violencia política, no hay ningún movimiento político armado ni nadie adjudicándose lo que hasta ahora parece ser la torpe acción de un desequilibrado”.

Ante semejante actitud los docentes, graduados y estudiantes de la Facultad de Derecho de la U.N.L.P solicitaron que Tetaz deje de ejercer (es docente adjunto no concursado de Economía Política) ya que “no es merecedor del honor y responsabilidad que requiere ejercer como docente de nuestra querida universidad”, al tiempo que en el Club Gimnasia los socios están firmando un petitorio para que lo saquen de la masa societaria de la entidad. 

Otra candidata a intendenta de la ciudad, hasta aquí en un operativo clamor familiar, es Carolina Píparo, actual diputada provincial, quien lejos de solidarizarse se refirió al feriado con un tuit que marcaba: "Los argentinos tenemos que trabajar, los chicos tienen que estudiar, basta de caos en las calles de Recoleta o donde sea! Como van a decretar feriado? Necesitamos seriedad!...” 

Vandalización, detención y un miedo que crece

Cuando todos imaginábamos que entraríamos en un “impasse” tras semejante agresión y luego de una multitudinaria marcha por la democracia y en busca de una unidad nacional; llegaron noticias desde la sede partidaria platense del PJ, en donde se presentó una denuncia por la vandalización de la que fue objeto la misma. 

Horas más tarde se llevó a cabo un importante allanamiento a un centro cultural de La Plata en el que fue detenido un hombre que se grabó en un video festejando y apoyando el intento de magnicidio de la vicepresidenta. 

Los operativos fueron efectuados en el Centro Cultural Kyle Rittenhouse donde, según fuentes policiales y tras las denuncias realizadas, se realizan actividades “neonazis”, difundiendo “ideas negacionistas, de odio y racismo”.

El atentado ya trajo sus consecuencias. Si bien la bala no salió, el silencio atroz de muchos y las incesantes peleas de los políticos que parecen no entender la situación, han dejado herida a una democracia que pide a gritos “unidad” y “certidumbre”.

La ciudadanía pide paz, mientras tanto, el miedo se ha apoderado de todos.