Argentina
Jueves, 8 diciembre 2022
NOTA DE GRAFICA
23 de agosto de 2022

UCR-PRO: matrimonio con difícil convivencia en las provincias del sur

La aparición de terceros en discordia dificulta el sostenimiento del acuerdo entre los dos principales socios de JxC en las provincias del sur. A la par hay chispazos internos en ambas fuerzas

UCR-PRO: matrimonio con difícil convivencia en las provincias del sur - La Tecla

Vïa La Tecla Patagonia

Como en todos los matrimonios, sobre todo cuando llevan algunos años de casados, la convivencia se vuelve por momentos difícil de sostener. Esta es la situación que atraviesan los dos principales socios de la alianza de Juntos por el Cambio -la Unión Cívica Radical y el PRO- a nivel nacional y que se refleja también en los armados de las provincias patagónicas. 

Sin embargo, desde las estructuras de los dos espacios son conscientes de que se necesitan mutuamente para poder tener una chance real en las elecciones que vienen. Y, de hecho, ambos reconocen que deben ampliar la mirada a otros espacios. Desde la UCR se muestran siempre más conservadores, mientras que en el PRO seducen a otras figuras. 

En los armados de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz, la irrupción de terceros en discordia viene generando chispazos entre los radicales y los amarillos. Esto se puso en evidencia en los últimos meses, principalmente en las provincias de Neuquén, con la incorporación de Jorge Sobisch por el espacio de Miguel Angel Pichetto, y Río Negro, con el juego de PacMan que viene aplicando JSRN. La realidad en Chubut es distinta y hasta peligra la constitución de JxC. Por último, en Santa Cruz, los radicales están envalentonados, pero saben que para pelear contra el kirchnerismo necesitan sumar voluntades. 

La Tecla Patagonia dialogó con analistas políticos de la región para que evalúen cómo está hoy la relación entre los socios del espacio y cómo impacta el ingreso de terceros. 

Armados locales 

Tal como se mencionó, la realidad de Juntos por el Cambio, no es igual en todas las provincias del sur. Si bien todos se rigen por los lineamientos que bajan sus partidos desde Nación, la realidad es que hay particularidades en cada uno de los armados provinciales. 

En Neuquén, la alianza quedará formada para las elecciones que vienen -que en la Provincia serán en marzo- por varios actores, y no necesariamente todos de la UCR y el PRO. El exgobernador Jorge Sobisch irrumpió en el espacio luego de quedarse sin chances de competir bajo el sello de Democracia Cristiana (la Justicia le quitó la personería). Lo hizo bajo el paraguas del espacio Peronismo Federal, que reporta a Miguel Angel Pichetto. De esta manera se suma un precandidato a la Gobernación dentro del sector opositor. El exemepenista deberá enfrentar a Pablo Cervi, el candidato del radicalismo, que sería apoyado por la Coalición Cívica y Nuevo Compromiso Neuquino. También a Francisco Sánchez y a Jorge Taylor, posibles postulantes del PRO. Las internas estaban previstas en principio para el 25 de septiembre, pero con la llegada de este nuevo actor podrían extenderse unas semanas. 

En Río Negro, el panorama está más complicado. El partido oficialista, Juntos Somos Río Negro, tiene aceitados vínculos con un sector del radicalismo y se ha llevado a varios correligionarios a sus filas. A esto se suma la crisis que atraviesa desde lo orgánico la UCR, con una conducción sin peso y totalmente fragmentada. Por un lado, la heredera del trono tras la muerte de Yamil Direne, María de los Angeles Dalceggio; por otro, el sector más ortodoxo, vinculado a la exdiputada Lorena Matzen y al exintendente y presidente de la Convención, Marcelo Cascón. Dalceggio y el intendente de Huergo, Miguel Martínez, muestran sintonía fina con el PRO, mientras que el otro sector se muestra más reticente a ceder espacios a los amarillos. Mario de Rege, seguramente será la opción de los radicales de antaño, mientras que desde el otro lado apoyarían a Aníbal Tortoriello. 

Por su parte, el PRO también tienen algunas cuestiones internas para trabajar. A la conducción que ostentan Aníbal Tortoriello y el diputado Juan Martín se sumó hace pocos meses una línea interna llamada Sumar para cambiar, integrada casi esencialmente por dirigentes del PRO de Río Negro, como el exdiputado nacional Sergio Wisky, el exintendente Gustavo Constanzo y el dirigente de General Roca Nicolás Suárez Colmann, entre otros. Este sector no marca diferencias tan rotundas con Tortoriello, de hecho apoyarían su postulación a la Gobernación, pero sí se distancia de Martín. 

En tanto, en Chubut la situación está muy complicada y podría peligrar la conformación de la alianza. La conducción de la UCR, a cargo del intendente de Rawson, Damián Biss, está muy disgustada con el manejo que vienen teniendo los amarillos, encarnados en la figura del joven senador Ignacio Torres, que busca sumar para vencer al peronismo sin poner la lupa demasiado en los detalles. Esto divide a los radicales, que vienen de atravesar una interna muy dura. 

Por último, en Santa Cruz el radicalismo está abocado desde hace mucho tiempo a un armado anti-K, y tiene socios como Encuentro Ciudadano, más fuertes que el propio PRO, que está intentando aún -después de años- normalizarse como partido. 

En todos los armados patagónicos, el matrimonio PRO-UCR deberá trabajar mucho en los próximos meses para poder sacar adelante la relación. En eso están. 

PABLO DIAZ (ANALISTA POLITICO - PGD CONSULTORES)

“La llegada de Manes, el ‘outsider bueno’, entusiasma al radicalismo”


“El radicalismo está entusiasmado producto de la gran elección de JxC el año pasado, que los posicionó primeros a nivel nacional y en Chubut, y segundos en Neuquén y Río Negro; y por la llegada a la política partidaria del ‘outsider bueno’, Facundo Manes”, consideró, en diálogo con La Tecla Patagonia, el director de PGD Consultores, Pablo Díaz. 

Agregó: “Los une, además, una estructura territorial importante y militantes prestos a caminar y fiscalizar. Son un partido orgánico y amantes de los contubernios internos”. En este sentido amplió: “El PRO es todo lo opuesto. Una fachada formal y máquina electoral personalista cuyo principal activo es el pragmatismo de sus ideas y la conexión directa con el electorado. Son muy jóvenes para sostener una cultura interna como la radical, que, además, los aburre y desprecian. En esta somera descripción está la raíz del problema que presenta JxC en las provincias patagónicas”. El consultor añadió: “La incorporación de Massoni en Chubut es una forma de marcarle la cancha al PRO para que no quiera quedarse con todos los cargos importantes en 2023. La amenaza de una interna es una estrategia clásica para iniciar una negociación”. 

Finalizó Díaz: “Lo de Sobisch en Neuquén y Tortoriello en Río Negro es, más bien, ideológico. Son exponentes de una derecha que no seduce al militante radical de paladar progresista. Esta tara ideológica es un problema para ellos en Neuquén, porque los aleja de la pelea por la Gobernación; pero no en Río Negro, que los acerca al desarrollista JSRN, donde ya recalaron varios de sus correligionarios en los últimos años”.

LASSE PANICERES (ANALISTA POLITICO - PAR CONSULTORES)

“La UCR se siente empoderada y quiere jugar como un actor de peso”


“De un tiempo a esta parte, la UCR a nivel nacional se ha comenzado a sentir más valorizada en el sentido de que durante la gestión de Mauricio Macri se sintió desplazada a un cuarto lugar, luego de Lilita Carrió y del Peronismo Federal. Entonces, en este rearmado, ha decidido jugar como un actor de peso”, expresó, en diálogo con La Tecla Patagonia, el analista político Lasse Paniceres. 

En este sentido agregó: “Es una UCR que se siente empoderada, con (Facundo) Manes, con (Alfredo) Cornejo y con (Gerardo) Morales a la cabeza. Esto provoca un efecto contagio en las provincias del sur”. 

Consideró además: “En Neuquén se demuestra en el empoderamiento de Juan Peláez como intendente de la capital y de Pablo Cervi como candidato a la Gobernación, dejando en un segundo plano a todas las figuras del PRO o de NCN”. 

Sobre la irrupción de Jorge Sobisch dijo: “Más allá del ruido que hace, en términos electorales no es un candidato ponderado dentro de la coalición”. Amplió: “El caso de Río Negro es distinto porque es un partido que todavía no ha hecho el duelo de la derrota de hace once años. Es un espacio que siente que todavía tiene poder, aunque no lo tiene. A pesar de sentirlo, no lo ejerce, no lo utiliza de manera simbólica”. Paniceres expresó además: “La UCR en la Provincia es la Unión Cívica rionegrina, es decir, una experiencia de figuras con mucho personalismo, como (Miguel) Saiz y (Pablo) Verani. Este espacio siempre tuvo una experiencia muy peronista, y creo que (Mario) De Rege es un resabio de esa peronización”. El analista político culminó: “En términos de poder se han dividido las simpatías entre los adherentes radicales hacia Juntos Somos Río Negro y hacia Juntos por el Cambio. Hay un intento por reflotar, pero no tiene mucha fuerza”.

FEDERICO PURATICH (LIC. EN CIENCIA POLITICA)

“De cara al 2023, el PRO se fortalece y los radicales se dividen”


“En Chubut, Juntos por el Cambio atraviesa un momento de tensión política entre sus principales componentes. La UCR y el PRO están en medio de una pulseada por la primacía dentro del frente de cara a las elecciones de 2023”, consideró, en diálogo con La Tecla Patagonia, el politólogo chubutense Federico Puratich. 

En este sentido añadió: “El radicalismo cuenta con importantes intendencias, como las de Rawson, Esquel o Rada Tilly, entre otras, mientras que el PRO solo gobierna pequeñas comunas, como Puerto Pirámides, Paso del Sapo o Dique Ameghino. El despliegue territorial de la UCR es mayor que el de sus socios de Juntos por el Cambio”. Agregó Puratich: “Sin embargo, la figura que salió fortalecida luego de las elecciones de 2019 y 2021 no fue la de ningún radical, fue la del joven dirigente del PRO Ignacio Torres. El senador nacional es el que mejor mide en todas las encuestas y ningún radical se acerca a sus números, ni siquiera el intendente capitalino y presidente de la UCR, Damián Biss”. Por último, el analista sostuvo: “Con respecto a la irrupción de nuevos actores dentro de la coalición opositora, Torres y el PRO buscan la inclusión de los sectores liberales, según palabras del propio senador, mientras que en la UCR se debate la inclusión de una persona en particular, generando polémicas y discusiones entre dirigentes y afiliados. De cara al 2023, el PRO se fortalece y los radicales se dividen”.


Calle 44 Num. 372 La Plata, Buenos Aires. Argentina
+54 (0221) 4273709
Copyright 2022 La Tecla
Todos los derechos reservados
By Serga.NET