Argentina
Miércoles, 10 agosto 2022
TWITTER
4 de agosto de 2022

Fuerte cruce entre un intendente y el ministro Kreplak por un hospital

Ocurrió esta tarde, cuando Héctor Gay denunció falta de insumos, equipamiento y profesionales. El funcionario provincial fue tajante y le respondió con un extenso comunicado.

Fuerte cruce entre un intendente y el ministro Kreplak por un hospital - La Tecla

El Hospital Penna fue tema de un fuerte cruce entre el intendente de Bahía Blanca y el ministro de Salud de la Provincia, Nicolás Kreplak.

Todo comenzó cuando Gay publicó en sus redes sociales un comunicado de la mesa local de Juntos en la que se menifestaba una “profunda preocupación por la situación que está atravesando el Hospital Interzonal Dr. José Penna de Bahía Blanca”.

El texto pasa a detallar que “desde hace tiempo se vienen observando distintas situaciones como falta de médicos de guardia, intensivistas, otorrinonaringólogos, psiquiatras infantiles, médicos especializados en neurología pediátrica y enfermería, entre otras especialidades”.
 

“A esto se le suma que desde hace varios meses está fuera de control el equipo resonador, lo que genera que los pacientes tengan que recurrir al servicio a través de consultorios particulares generando un gasto innecesario en un contexto económico sumamente complejo”, continuó.

El comunicado agrega que “actualmente el hospital cuenta con 8 quirófanos: uno para fertilización asistida, otro para sala de cesáreas y de los 6 restantes, solo 3 están en funcionamiento por la falta de equipamiento e insumos. Como consecuencia de esta desidia hay más de 1.200 personas en lista de espera en diferentes cirugías”.

“El Penna atiende pacientes de 15 partidos de la región que integran Región Sanitaria I, entendiendo que, la mayoría de ellos, cuentan solo con atención primaria y de mediana complejidad, por lo que dependen del hospital para los casos de gravedad. La falta de mantenimiento también es evidente: no hay iluminación, goteras en los pasillos, problemas en el abastecimiento de servicios públicos como falta de agua caliente y climatización en invierno, un claro abandono en la fachada del establecimiento y una escasa inversión en lo que respecta a la infraestructura hospitalaria”, añaden.

El documento cierra con los siguientes dos párrafos: “Vemos con suma preocupación que el gobernador Axel Kicillof no tome medidas ni destine recursos para garantizar su óptimo funcionamiento, dando a entender que desconoce que en el interior de la Provincia de Buenos Aires existe un hospital de estas características al borde del colapso”.

“Por todo lo antes expuesto anteriormente le solicitamos al ministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak que urgentemente ponga al Hospital Penna en las prioridades de su gestión”, lanzó el jefe comunal bahiense.
 

La respuesta por parte de Kreplak no se hizo esperar. El ministro, señaló que “es inobjetable que la salud es una prioridad en la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, adherir a un comunicado partidario para hacer política con la salud es reprochable, además de injusto y desagradecido con los y las trabajadores del sistema sanitario. Aprovecho y cuento”.

“El Hospital Penna, pasó de 200 camas totales en 2019 a tener hoy 237, incluyendo un incremento del 58% las camas de cuidados críticos: pasando de 12 operativas en 2019 a 19 en el pico de la pandemia. Todo esto en menos de 3 años”, dijo.

Añadió que “en 2019 este Hospital tenía 2 quirófanos operativos y una sala de partos inadecuada. Hoy tenemos 4 quirófanos activos y se está utilizando la nueva sala de partos que nos permitió aumentar durante el mes de julio un 60% las cirugías con respecto a los primeros meses del año”.

“Además, incorporamos: 2 ambulancias, una de ellas 0 km, 4 máquinas y 5 sillones para hemodiálisis, equipamiento para diálisis, 4 camas eléctricas pediátricas, 1 ecógrafo, equipamiento completo para esterilización, se puso en valor la torre de ideolaparoscopia y podría seguir”, afirmó.

El ministro sumó que “esto no es todo, porque ya están iniciadas las compras para continuar equipando y fortaleciendo los diferentes servicios, es decir, la inversión en salud es histórica. Solo por apoyos financieros del sistema SAMO, el Hospital Penna recibió mas de 19 millones de pesos”.

“Si hacemos una mínima memoria, el Hospital estaba olvidado y abandonado, con obras estructurales paradas y sin pagar. La construcción del sistema de salud es un proceso complejo que precisa de colaboración y políticas de estado. El camino no es mentir y tergiversar la realidad”, concluyó.