Argentina
Sábado, 2 julio 2022
23 de junio de 2022

Kicillof quiere apurar la designación de miembros de la Corte en una negociación difícil

El Gobernador pretende avanzar, aunque sea en la cobertura de dos de los tres cargos vacantes. Quien es la candidata del oficialismo. La UCR reclama el lugar para la oposición, y suenan dos nombres. En el Pro no se resignan y anotan a un camarista de La Plata.

Kicillof quiere apurar la designación de miembros de la Corte en una negociación difícil - La Tecla

Desde el Ejecutivo bonaerense confirmaron que la presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia, Hilda Kogan, se reunió con Axel Kicillof y le solicitó que trate de acelerar el nombramiento de jueces del Máximo Tribunal, que actualmente funciona con cuatro miembros y en caso de producirse alguna otra vacancia quedaría sin quórum. En ese sentido, en el Gobierno aseveran que el Gobernador tiene la intención de completar las tres vacantes antes de fin de año, y que como primer paso tiene pensado enviar dos pliegos al Senado en breve.

Sin embargo, el equilibrio de fuerzas legislativas y la puja entre el Pro y el radicalismo por proponer uno de esos jueces dificultan el consenso para empezar a completar las sillas de la Corte. Con tres lugares disponibles, dos propondría el oficialismo y uno la oposición. Por eso no pocos especulan con una posible nueva renuncia en el alto tribunal, una versión que emana con fuerza de la política pero se niega desde el Máximo Tribunal, donde aseguran que “los cuatro jueces trabajan con normalidad y no se vislumbra que ninguno vaya a dejar el cargo en lo inmediato”. 

Si hubiera cuatro lugares disponibles, el Frente de Todos propondría dos y los otros dos los cedería a Juntos para que se repartan uno cada uno entre el Pro y la UCR. Pero en lo concreto hay tres y un apuro por parte de Kicillof en solucionar el problema lo antes posible. Como será difícil consensuar los tres nombres en lo inmediato, ahora el Ejecutivo propone que se elijan dos, uno propuesto por el oficialismo y otro por la oposición.

Quien pica en punta en la consideración del Gobierno es la Doctora en Derecho Marisa Herrera, una kirchnerista cercana a Cristina Fernández que forma parte de la denominada comisión Beraldi que analiza la reforma judicial. La hermana de la reconocida bailarina Paloma Herrera participó, como especialista en derecho de Familia, en la confección del Código Civil.

Llevar mujeres a la Corte es también uno de los objetivos del recambio, y ese mensaje lo trasladó Kicillof a la oposición. Pretende que las propuestas que lleguen sea de postulantes femeninas. 

En la Unión Cívica Radical bonaerense aseguran que les toca a ellos proponer el primer cargo que se abra para la oposición (en caso de producirse otro, lo pondría el Pro), debido a que la última incorporación en la mesa de la Corte fue la de Sergio Torres, propuesto por los amarillos y designado durante el gobierno de María Eugenia Vidal. Sin embargo, en el Pro están dispuestos a dar la pelea para quedarse con la primera silla. 

Si bien el presidente de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad, le dijo a La Tecla esta semana que “no ha habido conversaciones con el oficialismo vinculadas al tema de la Corte, más allá de las declaraciones que hemos leído sobre las intenciones del Gobernador”. En tanto, cerca de Kicillof aseguran que se ha avanzado en el tema. 

En ese sentido, uno de los nombres que suena más fuerte es el de la actual presidenta del Concejo Deliberante de General Pueyrredón y exintegrante del Consejo de la Magistratura de la Nación, Marina Sánchez Herrero. Algunas de las ventajas que posee es la búsqueda de equiparación de género en la composición del Máximo Tribunal de Justicia bonaerense y que dejó un muy buen recuerdo, incluso entre dirigentes políticamente opuestos en su paso por el Consejo de la Magistratura. 

Otro sector del radicalismo impulsa al decano de la facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata, Miguel Berri, con una fuerte ascendencia entre los letrados. 

El primer candidato que tiene el Pro para dar la pelea por la silla que le correspondería proponer a la oposición o, en su defecto, esperar la supuesta cuarta vacante es el de Andrés Antonio Soto, quien actualmente se desempeña como juez de la Sala 3 de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial Nº 2 de La Plata. 

Soto, promovido a camarista durante el gobierno de Vidal es el nombre que arrima el intendente de la capital provincial, Julio Garro. El mandamás platense se reservó el derecho de injerencia en la designación de un juez de la Corte cuando debió ceder todos los lugares en el reparto de poder que se distribuyeron oportunamente las tribus amarillas, tanto en la Legislatura como en otros cargos que le corresponden a la oposición. 


Actualmente la Suprema Corte está integrada por Hilda Kogan, Sergio Torres, Daniel Soria y Luis Genoud; y las vacantes se produjeron por el fallecimiento de Héctor Negri y las renuncias para acogerse al régimen jubilatorio de Eduardo De Lázzari y Juan Carlos Hitters.