Argentina
Domingo, 26 junio 2022
LEGISLATURA
8 de junio de 2022

El oficialismo apuesta a la división para sacar la Ley Bapro y las vacantes en la Corte

El Ejecutivo confía en reflotar la modificación del sistema jubilatorio de los empleados del Banco Provincia. Para eso apuran las negociaciones con los boina blanca, mientras el PRO adelantó su rechazo. La iniciativa avanza en las comisiones y el oficialismo confía en que llegue al recinto en la próxima sesión. La "rosca" incluiría la cobertura de sillas en el máximo órgano de Justicia.

El oficialismo apuesta a la división para sacar la Ley Bapro y las vacantes en la Corte - La Tecla
El oficialismo apuesta a la división para sacar la Ley Bapro y las vacantes en la Corte - La Tecla
El oficialismo apuesta a la división para sacar la Ley Bapro y las vacantes en la Corte - La Tecla
El oficialismo apuesta a la división para sacar la Ley Bapro y las vacantes en la Corte - La Tecla

La irrupción de los halcones del PRO hizo caer la aprobación de la reforma del régimen jubilatorio de los empleados del Bapro, que habían tejido con esfuerzo el oficialismo con los negociadores de Juntos: el radical Maximiliano Abad y el intendente “amarillo” de Lanús, Néstor Grindetti.

El portazo que dio el lanusense a la Mesa Provincial de Juntos, de diálogo fluido con el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, hizo cimbrar las estructuras opositoras, aunque el oficialismo logró reconducir el cauce legislativo. 

Esto quedó demostrado luego de la “victoria” que se apuntó el gobernador Axel Kicillof con la designación de Federico Thea, uno de sus alfiles, al frente del Tribunal de Cuentas, mientras que la oposición logró el visto bueno para que sus hombres y mujeres ocupen los sillones vacantes en organismos del Estado provincial.

A pesar de las críticas y los pataleos del PRO, el exsecretario General de la gobernación logró acuerdo para ocupar la presidente del organismo, demostrando que el “toma y daca” sigue vivito y coleando.

El oficialismo apuesta a la división para sacar la Ley Bapro y las vacantes en la Corte

Según pudo conocer La Tecla.info, el mandatario provincial aleccionó a su tropa para reflotar el debate sobre el sistema jubilatorio de los empleados del Banco Provincia, para lo cual deberá alcanzarse un acuerdo con Juntos

Los contactos ya comenzaron (nunca se detuvieron, en realidad), de cara a la reunión que mantendrá la comisión de Legislación General, en la que el oficialismo confía en poder llevar la norma al recinto si pasar antes por la de Presupuesto.

La diputada oficialista Susana González, titular de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara Baja, aseguró a la agencia Télam que “si la iniciativa avanza mañana, y el martes próximo en la de Legislación General, "ya podría llevarse al recinto", tras pasar por tres comisiones, requiriendo mayoría simple (la mitad más uno) para su aprobación.

Allí es donde comenzaría a tallar el vínculo fluido con los radicales (el PRO adelantó su rechazo), que podrían ordenar la abstención de algunos de sus legisladores para facilitar la aprobación. Además, podría contar con el apoyo de la izquierda y otros diputados de bloques habitualmente aliados.

El oficialismo apuesta a la división para sacar la Ley Bapro y las vacantes en la Corte
Kicillof junto a Palazzo, de La Bancaria, y el titular del Bapro, Juan Cuatromo.


Para el Frente de Todos es un compromiso, ya que fue una promesa que realizó el propio Kicillof al titular del gremio de los bancarios, Sergio Palazzo. Por eso envió la iniciativa para modificar la ley 15008 sancionada durante la gestión de María Eugenia Vidal, que elevó a 65 los años de jubilación para hombres y mujeres, y estableció el haber en un 75% de lo que cobra el personal en actividad en lugar del 82% que regía, con el argumento de que ese régimen llevaba a la caja a una situación deficitaria.

La reforma generó una avalancha de presentaciones judiciales, y la Asociación Bancaria presentó un recurso para que se declarara la inconstitucionalidad de la norma.

En la comisión de Previsión y Seguridad Social se dio despacho a un texto que menciona que tendrán derecho a la jubilación "quienes cuenten con 35 años de servicios y tengan 60 años de edad, en el caso de las mujeres, o 65, en el de los hombres".

De manera simultánea, se dispuso que la jubilación será equivalente al 70 (o del 75% si el trabajador aportó todos los años a la misma caja) sobre la base del mejor cargo en que se hubiera desempeñado el trabajador durante cinco años consecutivos.

Y aunque nadie lo confirma, en Asuntos Constitucionales y Acuerdos se agregará la posibilidad de volver al 82% de promedio de las ultimas 120 remuneraciones. Así, serían dos las opciones y los trabajadores podrían optar por la más beneficiosa.

González también mencionó que el nuevo texto “restituye la edad para las mujeres a 60 años y restablece el derecho a la pensión o jubilación de los beneficiarios de la Caja cuando fallece su cónyuge".

También dispone un incremento en los aportes para sostener la caja: los trabajadores activos, al pasar de 14 a 16%; mientras que los jubilados y pensionados pasan del 10 al 12% y la patronal del 16 al 21%, pero mientras dure el déficit de la Caja, el Banco aporta un 8% (un total de 29%).

Claro que, para que estos derechos sean restablecidos, no alcanza con el OK de la Cámara Baja. Luego deberá pasar por el filtro del Senado, donde la paridad es total, con 23 senadores para Juntos y el Frente de Todos.

Apuran por la Corte

La cobertura de vacantes en la Justicia provincial es otra deuda pendiente del Ejecutivo, y no faltan quienes aseguran que la decisión de Kicillof es avanzar, en los próximos meses, con las vacantes que se produjeron en la Suprea Corte tras la renuncia de Eduardo Pettigiani y los fallecimientos de Héctor Negri y Eduardo de Lázzari.

El oficialismo apuesta a la división para sacar la Ley Bapro y las vacantes en la Corte

Claro que la misión no será sencilla, habida cuenta de que para designar ministros del máximo tribunal se requieren los dos tercios de la Cámara Alta, por lo que, una vez más, la “rosca” deberá ser moneda corriente.

La Corte funciona hoy con solo cuatro miembros: Luis Genoud, Daniel Soria, Sergio Torres e Hilda Kogan. Una sola mujer, algo que estaría entre los objetivos del Ejecutivo, como es el de avanza en una composición con perspectiva de género.

Para ello propondría ocupar dos sillones con magistradas, reservando 2 cargos para la oposición. Esto porque el año próximo podría producirse otra vacante por jubilación, y Juntos podría imponer una de las dos vacantes que se completarían.