Argentina
Lunes, 27 junio 2022
ENTREVISTA
2 de junio de 2022

"Apuntamos a reducir la conflictividad", asegura el nuevo responsable de Seguridad marplatense

Martín Ferlauto dialogó en exclusiva con La Tecla Mar del Plata. Relata sus inicios en la política y profundiza sobre las principales líneas de acción para prevenir el delito.

Vía La Tecla Mar del Plata


Martín Ferlauto deja formalmente su cargo de subsecretario de Planificación y Control para transformarse en el nuevo titular de Seguridad del Municipio, en reemplazo de Horacio “Totó” García.

Proveniente de San Isidro y con un paso previo en la Dirección de Migraciones durante la gestión de Mauricio Macri, el funcionario asegura ser un apasionado de la política y se muestra cercano al PRO, aunque no se reconoce como un “militante”.

En diálogo con La Tecla profundiza sobre sus inicios en la administración pública y analiza los desafíos de Mar del Plata en materia de seguridad. -Es uno de los funcionarios más jóvenes del gabinete.

¿Cómo fueron sus inicios en la política?

-Mis inicios se retrotraen al 2001. Me considero un apasionado, aunque nadie de mi familia se dedicó a la política: mi mamá tiene un negocio de depilación y mi papá es gestor de autos. En los meses previos a que estallara la crisis le preguntaba a mi papá cuántos autos había vendido la concesionaria, y él me decía uno, dos. Y ya en diciembre no se vendía ninguno. Me acuerdo de esa angustia porque si no vendía autos, lo iban a despedir. Y eso pasó, a inicios del 2002. Así me di cuenta, por intuición, que eso que le pasaba a mi papá tenía que ver con los desmanejos de la política; pero que bien utilizada es una herramienta para cambiar las cosas. A partir de ahí, nunca dejé de interesarme.

-¿Qué le dejó su paso por la Dirección de Migraciones?

-Yo me desempeñé como asesor en la Dirección de Extranjeros Judicializados, que trabajaba los expedientes de expulsiones de extranjeros con causas penales en Argentina. Eso me dio mucho crecimiento. Conformamos un equipo de trabajo muy bueno, que tuvo un rol importante dentro de la gestión en general del organismo. Fue mi primera experiencia cercana a la política, a pesar de que no tenía un cargo de tanta jerarquía en lo formal. Fue una etapa muy linda de mi vida.

-¿García fue el nexo para llegar al gabinete?

-Sí, es así. Yo lo conozco de toda mi vida. Tenemos una relación muy cercana. Armamos juntos el Plan de Seguridad de la ciudad.

-En lo político partidario, ¿siempre se identificó con el Pro?

-Me ubico cerca, pero no soy militante. Nunca lo fui, a pesar de la afinidad. Siempre me interesó formarme como un cuadro político.

-¿Qué le pidió el intendente cuando le confirmó que reemplazaría a García?

-Yo venía trabajando en la gestión, con lo cual nosotros tenemos claro que apuntamos al refuerzo de la tecnología. Más allá de todos los programas, nuestra tarea se fundamenta en el concepto de la articulación y el apoyo.

-¿Cuáles son los desafíos en seguridad que tiene hoy Mar del Plata?

-Aputamos a reducir los niveles de conflictividad. Ya en el último tiempo observamos, más allá de los problemas, que los hay, una merma muy importante en los delitos, sobre todo en lo ligado a robos y hurtos. Pero también en la violencia: en lo que va del año llevamos tan solo cuatro homicidios dolosos.

-¿Es posible regular la Zona Roja sin sanciones, como propone la oposición?

-El Concejo tiene que sancionar normas jurídicas. La ordenanza que nosotros pretendemos que se sancione es muy clara: la prostitución en la vía pública debe estar prohibida en aquellos lugares que no estén habilitados. No se puede llevar adelante en lugares donde haya vecinos frentistas, jardines de infantes, escuelas u hogares de ancianos. Y si se lleva a cabo fuera de los lugares permitidos se debe contemplar alguna sanción de multa o arresto. No puede quedar en una mera recomendación o mandamiento moral. La amenaza sancionatoria es lo que le da fuerza a una norma jurídica. Esto no puede escapar de esa lógica. Luego estamos abiertos a discutir en qué zonas hacerlo. Abrir una mesa de debate en la que se reciban, por un tiempo prudencial, todas las inquietudes de los vecinos, organizaciones y distintos espacios políticos. 

El desembarco de la UTOI

-¿Qué le aporta a la ciudad el desembarco de la UTOI?

-Muchísimo. La UTOI (Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas) es una fuerza especial de la Provincia que ha crecido un montón en el último tiempo. Se complementa con la policía de jurisdicción y permite tener saturación sobre algunos barrios en momentos particulares, o trabajar sobre problemáticas como la nocturnidad. Tenemos que darle todas las herramientas para que sigan creciendo.

-¿Esta presencia de la UTOI sirve para emparchar la pérdida de 500 agentes federales que hubo en 2020?

-Nosotros vamos a seguir pidiendo por la vuelta de esos efectivos de las fuerzas federales. No sé si lo emparcha lo de la UTOI, pero es una fuerza que en los números nos va a servir mucho para realizar tareas en lugares que tienen una complejidad particular, o para colaborar con la policía de seguridad en algunos barrios

“El Código Penal es de 1921”

-¿En qué consiste la reforma del Código Penal que impulsa el intendente por las usurpaciones?

-Las usurpaciones son un problema estructural y el Código Penal es de 1921, está pensado para otro contexto. El artículo que tipifica el delito de usurpación es el 181, que exige como medio comisivo la violencia o la clandestinidad. Lo que nosotros planteamos junto al diputado Cristian Ritondo es que se establezca que cualquier tipo de despojo de una propiedad inmueble tiene que estar castigado penalmente, con independencia del medio comisivo. No solo para proteger el derecho a la propiedad, sino también a los barrios. Las usurpaciones son un trastorno diario, por eso hay que adoptar el Código al siglo XXI.

Reconocimiento facial: “No deberíamos permitir que la grieta lo atraviese”

-¿Le preocupa el fallo de la Justicia porteña contra el programa de reconocimiento facial, similar al que se busca implementar acá?


-No nos preocupa, nos llama la atención. Es un fallo que debe circunscribirse al ámbito de CABA, que no ha sido replicado en otras jurisdicciones de nuestro país. De hecho, hay muchos municipios que tienen el sistema de reconocimiento facial, gobernados tanto por Juntos por el Cambio como por el Frente de Todos. No deberíamos permitir que la grieta lo atraviese. Sirve para encontrar prófugos de la Justicia, para ver si alguien está cometiendo un delito o violando una perimetral.

La incorporación de más cámaras

“Apuntamos a la incorporación de 159 cámaras domo, 170 fijas y 45 LPR. Estas últimas nos van a permitir tener un anillo digital para rastrear vehículos con pedido de secuestro. Venimos trabajando muy fuertemente en tres fuentes para determinar en qué lugares serán colocadas. Una es a partir del trabajo con la sociedad civil: todas las reuniones que tenemos con vecinos, clubes y sociedades de fomento. Otra es la policía: recibimos a comisarios y al jefe de la Departamental para trabajar sobre las prioridades. Y la tercera fuente es el Cemaed (Centro Municipal de Análisis Estratégico del Delito), que elabora todos los meses los mapas de calor del delito, fundamentado en las denuncias de los vecinos”, explica Ferlauto.