Argentina
Domingo, 22 mayo 2022
TOMA Y DACA
13 de mayo de 2022

Abstención con abstención se paga: juego de favores en la Legislatura bonaerense

Oficialismo y oposición utilizaron ese recurso para facilitar la sanción de leyes en la sesión de ayer. Juntos permitió aprobar el Consenso Fiscal, mientras que en el Senado fue el mecanismo para dar vía libre a una iniciativa para regular la venta directa en la Provincia.

Abstención con abstención se paga: juego de favores en la Legislatura bonaerense - La Tecla

Las tensas relaciones entre sectores del PRO, que derivó, entre otras cosas, en la renuncia del intendente de Lanús, Néstor Grindetti, a la Mesa Provincial de Juntos, dejó en la nada algunos acuerdos tejidos entre oficialismo y oposición en la Legislatura.

Uno de ellos es el que hubiese permitido aprobar la modificación del régimen de jubilaciones de los empleados del Banco Provincia, que contaba con el OK del sector de los intendentes amarillos y sus legisladores, pero fue boicoteado por el vidalismo tras la irrupción de Mauricio Macri en escena.

Así, con la designación de los cargos vacantes para la oposición en el Bapro y las empresas y organismos con participación del Estado provincial, solo quedaba un tema fuerte, potente, para que la sesión en ambas cámaras tenga algo de consistencia.

La iniciativa enviada por el Ejecutivo era reclamada por el gobernador Axel Kicillof y apurada por el Frente de Todos, que la consideraba vital para ingresar fondos a las golpeadas arcas provinciales.

A pesar de los desacuerdos sobre algunos puntos de la iniciativa, que compartieron Juntos y sectores internos del oficialismo -especialmente por la posibilidad de crear nuevos impuestos o aumentar los existentes- en labor parlamentaria de ambas cámaras acordaron darle vía libre.

En Diputados, el vicepresidente del bloque de Juntos, el vidalista Alex Campbell, adelantó que su grupo no acompañaría el proyecto, en lo que muchos entendieron que era una señal de rechazo. Sin embargo, en el momento de levantar las manos, no se contaron sus votos entre los negativos la bancada de abstuvo para facilitar el número suficiente al oficialismo para dar el primer paso hacia la adhesión al pacto entre Nación y las provincias.

Con el OK de la Cámara Baja, faltaba darle sanción definitiva. Y allí fue el proyecto hacia el Senado, donde Juntos tomó la misma postura. Tras la autorización del cuerpo para abstenerse, un pedido que realizó el titular de la bancada opositora, Christian Gribaudo, abrió la puerta para que el Frente de Todos cierre el capítulo y le entregue a Kicillof la normativa que pedía a gritos.

A modo de compensación, el oficialismo facilitó, con el mismo recurso, que la Cámara Alta de media sanción a un proyecto del “lilito” Andrés de Leo, que busca regular la venta directa, a través de revendedores independientes, en el territorio de la provincia de Buenos Aires.

Para resarcir gentilezas, tres senadores de extracción gremial se abstuvieron en la votación y así la propuesta del legislador de Juntos obtuvo la media sanción con el acompañamiento del resto de la bancada peronista. Fueron Omar Plaini, de los canillitas; la docente María Reigada y Ana Devalle (estatales), con cuestionamientos previos del propio Plaini y de su compañero de bancada Francisco “Paco” Durañona.