Argentina
Viernes, 24 junio 2022
SIN TREGUA
4 de mayo de 2022

La guerra entre Alberto y Cristina suma batallas verbales con el tono cada vez más alto

El Presidente visitó la localidad bonaerense de General Pacheco. Además, se reunió el gabinete nacional. En tanto, otras voces salieron a cuestionar los ataques camporistas. Las críticas de Berni y la defensa del Presidente que hicieron D'Elía, Manzur y Aníbal Fernández

La guerra entre Alberto y Cristina suma batallas verbales con el tono cada vez más alto - La Tecla

En medio de los embates sin cesar de La Cámpora, el presidente Alberto Fernández se mostró nuevamente en el Conurbano bonaerense. Asimismo, impulsó la realización de una reunión de gabinete. En tanto, resuenan las voces del albertismo en respuesta a las críticas del kirchnerismo, en una hondonada de cruces verbales cada vez más picantes.

A su vez, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se reunió a media mañana con su par del Senado, Cristina Fernández de Kirchner. Posteriormente, el tigrense almorzó con el Presidente de la Nación en una jornada marcada por las reuniones oficialistas en medio de la tensa interna que atraviesa el Frente de Todos.

Alberto, de recorrida en Tigre

El presidente Alberto Fernández participó este mediodía del anuncio de nuevas inversiones de la empresa automotriz Volkswagen Group Argentina para el período 2022-2026. La actividad se llevó a cabo a las 11.30 en el Centro Industrial de la automotriz, en la localidad bonaerense de General Pacheco. 

En este marco, no se anunció la presencia del gobernador bonaerense Axel Kicillof. De hecho, en la agenda del mandatario provincial se adelantó a las 14 participará de la asamblea de la Federación Argentina de Municipios (FAM) que eligirá como presidente al alcalde de La Matanza, Fernando Espinoza.

Reunión de todos el Gabinete

Mientras tanto, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, encabezó una reunión de gabinete nacional, en el Salón Eva Perón, de la Casa Rosada en la que participan los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero; de Economía, Martin Guzmán; de Salud, Carla Vizzotti; de Educación, Jaime Percyck; de Mujeres, Género y Diversidad; Elizabeth Gómez Alcorta; de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; de Seguridad, Aníbal Fernández; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Defensa, Jorge Taiana; de Trabajo, Claudio Moroni; de Ambiente, Juan Cabandie; de Justicia, Martin Soria: de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus.

También estuvieron los secretarios de la Presidencia, Julio Vitobello; de Medios, Juan Ross: la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; el asesor presidencial Juan Manuel Olmos; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

En tanto que el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, debido a un incoveniente de salud de uno de sus hijos, se sumó a la reunió minutos antes de las 9 a Casa Rosada para acloparse a la reunión de Gabinete.  La situación de salud planteada con su hijo, y que fue informada temprano al jefe de Gabinete, ya está contenida".

"Siempre hay diferencias y esto es bueno. Es algo normal. Cada uno se expresa como quiere, pero hay que dejar en claro que nuestro gobierno tiene un rumbo, una direccionalidad. Estamos viviendo un momento complejo pero está muy claro cuál es el norte y el camino a seguir", dijo Manzur.

Defensas y ataques al Presidente tras los cruces con La Cámpora

En tanto, el dirigente social Luis D´elia salió en defensa de Alberto Fernández y fue con los tapones de punta: "Cristina construyó la derrota con Scioli y ahora está construyendo la que viene".
 


A su vez, sostuvo que "hay un golpe palaciego que busca desestabilizar" y disparó: "Lo que están haciendo es de un alto grado de irresponsabilidad".

Por su parte, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, también se refirió a los cruces que mantiene la Rosada con La Cámpora y consideró que "las transformaciones que necesita el país no se construyen ocupando cargos, se forjan con ideas y propuestas. Es la responsabilidad y el compromiso de creer que tantos años de militancia deben desembocar en mejoras reales que sólo pueden llevarse adelante desde el Ejecutivo".
 
Y fue más allá: “Yo me pregunto: ¿Cómo puede terminar un gabinete que los une el odio visceral hacia Cristina Fernández de Kirchner?, La única manera que puede terminar era esta, no había otra manera”. 

“La terquedad del presidente, la miseria de la especulación política a la hora de armar la lista para enfrentar la elección legislativa. Esa idea de armar un gabinete al que lo une el odio a Cristina, nunca iba a funcionar de manera correcta”, añadió el funcionario de Kicillof.

En respuesta a los dichos de Sergio Berni, el jefe de Gabinente, Juan Manzur, expresó que “nosotros no odiamos a nadie. Esto es un equipo de trabajo, todos actuamos en forma coordinada e incluso hoy hay muchos ministros que estuvieron en el Gabinete de Cristina Kirchner”.

En ese sentido, agregó para calmar las aguas que “hoy hay un ambiente muy lindo, de colaboración e intercambio: esto empezó a las 7.30 y recién terminamos... eso habla de un encuentro muy constructivo. Nosotros vamos a seguir con esta dinámica”, apuntó antes de hacer otro esfuerzo infructuoso para bajarle el tono a la interna y a los pedidos de cambios en el Gabinete que realiza el ala kirchnerista: “Más allá de las distintas posturas y expresiones, es el presidente Alberto Fernández quien decide el rumbo de la gestión”.