Argentina
Sábado, 2 julio 2022
CRISIS ENERGETICA
28 de marzo de 2022

Intendente PRO tenía razón: hay cupos para cargar gasoil

"Se viene un invierno duro", dijo el jefe comunal de Olavarría hace unos días. Ahora, las estaciones de servicio están aplicando cupos a la venta de gasoil porque las petroleras están limitando el abastecimiento.

Intendente PRO tenía razón: hay cupos para cargar gasoil - La Tecla

 "Vas a cargar combustible y te dice el playero: Hay un tope de $4.000. Argentina 2022. Se viene un invierno duro", tuiteó el sábado el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, quien anticipó un panorama que se empieza a repetir tanto en provincia como en el país.
La cámara que agrupa a las estaciones de servicio admitió que se están aplicando cupos a la venta de gasoil porque las petroleras están limitando el abastecimiento.

“Poner un cupo es sinónimo de no tener combustible. Las compañías petroleras están desabastecimiento el mercado interno de las estaciones y, por ende, de los consumidores. Encima se viene la cosecha [época en la cual aumenta el consumo de gasoil]. Esto es más de lo mismo, todos los años pasa lo mismo con diferentes gobiernos”, indicó Gabriel Boronori, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha).
 

“Si las estaciones ponen cupos es porque no reciben producto de las petroleras, especialmente gasoil y diésel. En Ciudad de Buenos Aires no se nota pues el consumo de gasoil es limitado, pero más allá del área metropolitana ya parece que no habrá provisión suficiente en el interior del país. Otra restricción que empieza a sentirse es el GNC, en especial en las provincias del noroeste argentino que reciben gas de Bolivia, ya que ese país está limitando su entrega a la mitad de lo habitual”, explicó, por su parte, Guillermo Lego, gerente de Cecha.

Según consignó La Nación, la cámara señaló que están pidiendo reuniones con el secretario de Energía, Darío Martínez, y con el secretario de Comercio Interior, Roberto Felleti, pero que ninguno de los dos funcionarios les atienden el teléfono. “A las petroleras las atienden, pero a los estacioneros no. Volvieron a abrir paritarias, pero nosotros no tenemos combustibles. La situación es crítica y de desastre”, dijo Boronori.