DIVISION A DEBATE
03-01-2022

Más provincias, ¿adiós Buenos Aires?

Una propuesta del exsenador nacional Esteban Bullrich busca separar la Provincia en cinco territorios. La idea suma adhesiones y rechazos. Los antecedentes. De Carlos Pellegrini a Daniel Scioli 

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) alejó a Esteban Bullrich de su banca como Senador nacional, pero no le impidió generar un gran debate respecto de su última iniciativa: dividir la provincia de Buenos Aires, creando cinco territorios. 

La propuesta, lanzada junto a Enrique Morad, abogado y profesor de Ciencias Políticas, y Jorge Colina, economista titular del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), no es la única en la historia provincial que apunta a ese objetivo. 

Solucionar inconvenientes como el desequilibrio poblacional, la heterogeneidad geográfica, política, social y económica entre el Gran Buenos Aires y el interior bonaerense fueron algunos de los argumentos que atravesaron a las diferentes propuestas.

Ya a comienzos del siglo XX, un grupo de vecinos de Bahía Blanca y la región sureña, impulsaron un proyecto para crear una nueva provincia con capital en esa ciudad. La iniciativa fue aprobada por el Senado, pero no siguió la misma suerte en Diputados.

Años después, enmarcado en su Plan para una Segunda República, el expresidente Raúl Alfonsín presentó una idea similar ante el Consejo para la Consolidación de la Democracia. 
En el texto, y como consecuencia de su iniciativa para trasladar la Capital Federal a Viedma, solicitaba asesoramiento para evaluar la conveniencia de crear una nueva provincia que comprenda la Ciudad de Buenos Aires y partidos del Conurbano. Fue en 1986, dos años después de ocupar el sillón de Rivadavia. 

Más acá, en 2002, Carlos Saúl Menem, propuso la creación de la Provincia del Río de La Plata, separando a la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano del resto del territorio bonaerense. 

Otra iniciativa que apuntó a la división territorial de la Provincia fue la esbozada por Lucas Llach, precandidato a vicepresidente de Ernesto Sanz, que compitió dentro del espacio de Cambiemos en 2015. Proponía la creación de tres provincias diferentes en el actual territorio bonaerense, dos de ellas incluyendo distritos del Conurbano y una tercera ocupando del centro al sudoeste provincial. “Hay 196 países. 

La Provincia de Buenos Aires tiene más población y más superficie que 125 de ellos”, escribió entonces en sus redes sociales. Se basó en un artículo del sociólogo filo-radical Andrés Malamud , titulado “Federalism distorsionado y desequilibrios políticos: el caso de la provincia de Buenos Aires”, inclinándose por tres nuevas provincias: Atlántica (que tendría 6,5 millones de habitantes), Cien Chivilcoy (5,6 millones) y Tierra del Indio (con 1,7 millones). 

El exdiputado provincial y otrora líder de La Cámpora, José Ottavis, también presentó su propuesta. Fue luego de criticar la idea cambiemita de partir La Matanza, cuando lanzó su idea superadora: crear tres territorios autónomos, al estilo de California (EEUU): Sur, Centro y Norte. Reorganizar y hacer menos “inviable” la gestión bonaerense fueron los fundamentos que también utilizó el exgobernador Daniel Scioli durante su campaña en 2011, aunque no quiso dividir la Provincia sino diseccionarla en entre ocho y doce regiones administrativas, ninguna de ella con más de 1,4 millones de habitantes. Cada una tendría un representante del Gobernador, con capacidad para tomar ciertas decisiones sin pasar por La Plata. La ley impulsada por el exvicepresidente de la Nación fue aprobada en la Cámara de Diputados, pero nunca llegó a tratarse en el Senado provincial. 

La idea de despedazar la actual configuración de la Provincia genera adhesiones y rechazos, en este último caso de muchos peronistas. “Lo que quieren es restar poder a los intendentes del PJ, dividiendo los municipios o la Provincia”, aseguran, frunciendo el ceño ante cada proyecto que promueva la secesión del territorio provincial o de los grandes municipios del Conurbano. 

SILVIO ZURZOLO (ADIBA) 
“La solución de los problemas no pasa por dividir la Provincia” 


El titular de la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires (ADIBA), Silvio Zurzolo, aseguró que “el gran problema, o la solución de los problemas, no pasa por dividir la provincia sino que ésta tenga la Coparticipación que le pertenece por la producción que genera. Es la provincia que está manteniendo a las otras, que no generan empleo genuino y que no generan producción”. El dirigente sostuvo que “la provincia de buenos aires tiene el 40% del PBI nacional, el 40 por ciento de la producción, además de un porcentaje similar de la población, es un gran tema para tratar”. Zurzolo consideró qeu no es un tema para hablarlo livianamente. Tampoco me parece que se pueda definir, sin analizar minuciosamente las regiones, cuáles van a ser las capitales, me parece un disparate total tirar nombres”. Sobre la mentada “inviabilidad” de la Provincia tal como está, expresó: “Estamos así hace 200 años, siguen pasando los políticos y estamos cada vez peor. El problema se soluciona teniendo dirigentes que estén a la altura de las circunstancias”.

FERNANDA BEVILACQUA (FDT)
Descentralización y mayor autonomía, pero no división


La diputada Fernanda Bevilacqua (Frente de Todos) se mostró en desacuerdo con la iniciativa de dividir la provincia de Buenos Aires, aunque sí apoyó iniciativas que impliquen descentralización y autonomía. La oriunda de Villarino presentó un proyecto que plantea, entre otras cosas, la modificación de la composición de las cámaras, la reformulación de las secciones, la necesidad de avanzar en la autonomía municipal y el principio de suficiencia económica. “De lo que se trata es que el Gobierno bonaerense le otorgue los recursos necesarios a los Estados municipales para afrontar una serie de servicios y cuestiones que hace diez años atrás no tenían y que, conforme fueron apareciendo, se fueron delegando a las comunas”, explicó.“Hay que reformular y que en vez de que los recursos estén en la provincia que esos recursos vayan a los municipios que son el primer gobierno que está cara a cara con los vecinos y debe resolver los problemas. No pueden estar los intendentes rogando recursos, debe ser un sistema automático para dar respuesta rápida a las necesidades que tiene la gente”, explicó.

HUGO GODOY (ATE)
Nuevas provincias y poder sindical 


Acerca de la idea de crear nuevas provincias, el secretario General de ATE evaluó que "las iniciativas para dividir la provincia suelen no tener que ver con temas de desarrollo, sino con intereses políticos específicos". El Secretario Adjunto de la CTA explicó que "así pasó en su momento, en el ´55, cuando se dividió La Plata con Berisso y Ensenada con la intención de debilitar al peronismo en la gran capital. Y quizás en algunos sectores hoy también esté esa preocupación". Además, el dirigente gremial dijo: "Más que dividir provincias yo creo que hacen falta políticas que promuevan la desconcentración", y se mostró partidario de trasladar la Capital del país, porque no podemos tener un país con una cabeza de Goliat". En cuanto a beneficios o perjuicios para ATE, "Cachorro" Godoy aseguró que "nuestro gremio tiene 315.000 empleados de todos los niveles. La creación de nuevas estructuras estatales no tendría un impacto negativo en nuestra organización. Si se amplía la estructura del Estado y la cantidad de trabajadores estatales, se amplía la capacidad de crecimiento del gremio”.

PUNTAPIE PARA EL DEBATE 
Proyecto Bullrich: más senadores y nuevas Legislaturas unicamerales


El proyecto para dividir en cinco a la Provincia, esbozada por el exsenador Esteban Bullrich en el libro "Una nueva Buenos Aires, para renovar el pacto de unión nacional", plantea además partir en dos al Conurbano y crear dos municipios en La Matanza. La propuesta apunta a "resolver la gobernanza de la provincia de Buenos Aires sin incrementar el número total de cargos electivos actuales", es decir, 4344 puestos. Al respecto, asegura que en cada nueva provincia habrá una Legislatura unicameral, para lograr una gobernanza más eficiente, "con un necesario y reforzado espíritu de servicio público, orientado al bien común, con transparencia, austeridad, flexibilidad y decisiones enfocadas y orientadas a los resultados". El proyecto debería ser aprobado inicialmente por la Legislatura bonaerense, pasando luego al Congreso para aceptar las nuevas provincias. Esto aumentaría el número de senadores, ya que cada provincia elige tres senadores cada ocho años, por lo que se sumarían otros 12 senadores del actual territorio bonaerense y se pasaría de 72 a 84 senadores. 

ORLANDO PULVIRENTI (EXPERTO EN DERECHO MUNICIPAL)
“La división debe contar con la aprobación del Congreso”


El experto en derecho municipal Orlando Pulvirenti aseguró a La Tecla que "el mecanismo para dividir la Provincia es muy básico, y no respeta pautas mínimas de participación democrática. Porque el artículo cuarto de la Constitución Bonaerense dice que los límites los fija la Provincia, y que ésta puede ceder parte de su territorio, dividir su territorio, con una mayoría calificada de la Legislatura, dos tercios de ambas cámaras". En ese sentido, dijo que "la Provincia está dentro de una Federación, con lo cual el Estado argentino tiene que aceptar que vos en tu territorio crees nuevas provincias. Debe aceptar que donde hay una provincia, haya cinco, debe tener aprobación del Congreso de la Nación. Esto porque tiene consecuencias, como que va a haber cinco gobernadores, nuevos legisladores, con lo que la federación tiene socios que antes no tenía”. El abogado consideró que "la inviabilidad de la Provincia viene de la falta de recursos económicos. Si la Provincia tuviese el nivel de Coparticipación que debería tener no habría estos problemas, teniendo esos 10 puntos que le dieron entre Cafiero y Armendáriz a Alfonsín en su momento, y que con Menem nunca volvieron". Y finalizó: "En lugar de dividir la provincia hay que fortalecer la autonomía de los municipios y mejorar la oparticipación”.

VALENTÍN MIRANDA (JUNTOS)
“Hay que estudiar la división y avanzar con la autonomía”


El diputado radical Valentín Miranda aseguró que "hay que estudiar bien la división y avanzar con la postergada autonomía municipal. Creo que hay que discutirlo, porque lo que hay no funciona correctamente y no da las mejores respuestas". Además, consideró que "la autonomía es muy necesaria, es un debate postergado. Y además hay que ver cómo lo organizamos, porque actualmente hay 25 regiones educativas, 12 regiones sanitarias, ocho secciones electorales, municipios que comparten algunas de ellas con otros municipios y otras no, o comparten departamento judicial. Y eso complejiza aún más la situación para dar respuesta a los vecinos". Sobre los cuestionamientos por el crecimiento de la burocracia estatal, el legislador de Juntos dijo que "en toda creación de un nuevo Estado, una nueva provincia, lo más complejo es armar una estructura burocrática. Pero si apuntamos a algo debe ser no a generar más burocracia sino a lo contrario, para lograr una cercanía mayor para el vecino, y generar identidad". En ese sentido, consideró que "con la pandemia se vio muy claramente la necesidad de poner en discusión la organización territorial de la Provincia, porque se tomaron decisiones desde el poder central, muchas veces atendiendo solo a las necesidades del AMBA y sin tener en cuenta las particularidades del interior".