Argentina
Lunes, 26 septiembre 2022
DIEGO VALENZUELA
2 de diciembre de 2021

"El bloque del Senado lo tiene que conducir alguien que responda a los intendentes que ganamos elecciones"

El intendente de Tres de Febrero dialogó con La Tecla.info manifestó su visión respecto de las negociaciones por la conducción de las bancadas y las autoridades de las cámaras. El perfil de los que lideren y la representatividad de todos los sectores, con más espacios para los ganadores.

En medio de la negociación que mantienen los diversos espacios para definir las autoridades de los bloques y las autoridades de las cámaras en la Legislatura bonaerense, los diferentes actores políticos juegan sus fichas.

Triunfador en su distrito y su sección, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela (PRO) dialogó con La Tecla.info, donde analizó el momento político y las expectativas para lograr la representación de todos los sectores de Juntos en la conducción.

Valenzuela, ¿cómo marcha la negociación para definir las autoridades de los bloques legislativos de Juntos?

“Estamos trabajando mucho con Horacio, dialogando con Patricia Bullrich, veo mucho protagonismo de los intendentes en esta etapa, especialmente de los que en junio fuimos a Lanús y acompañamos a Horacio (Rodríguez Larreta) y al Colo (Santilli). Hicimos una campaña contra todos los pronósticos , hubo una primaria que fue atractiva y competitiva, salió bien porque agrandó el espacio contra muchos que decían que no había que competir, que había que hacer lista única. Estuvo buena, dos candidatos de futuro, distintos, complementarios como Santilli y (Facundo) Manes y nos mejoró. Me parece bueno que el radicalismo esté empoderado. La primaria, en ese trabajo que hicimos con Larreta, con el Colo muy conectado con el territorio y con nosotros, logrando que en muchos distritos se posicionara mucho mejor con sus propuestas,  así que ahora hay que reflejar eso en los espacios institucionales.Me imagino que en los bloques, como en el caso del Senado, eso se debería ver reflejado en la conducción del bloque.

Hay una disputa abierta por la presidencia de los bloques, por las autoridades de las cámaras, ¿cómo se está trabajando eso  y cómo cree que se va a complementar?

“Se trabaja con diálogo, porque esta diversidad que nos nutre requiere de la búsqueda de equilibrios para que todos estemos representados. Sí creo que el bloque del Senado lo tiene que conducir alguien que responda a esta lógica, con los actores de hoy del PRO en la Provincia, y puntualmente con los intendentes que acompañamos y que ganamos las elecciones. No solo en la Provincia sino también en nuestros distritos y en nuestras secciones electorales. Tiene que salir como propuesta una conducción con equilibrios, lo mismo con la Cámara de Diputados, con el Foro de Intendentes y con el partido, porque también tenemos que reformular el PRO para el año que viene. Pero en el Senado espero que la realidad que se plasme sea un equipo fuerte, con una conducción que sea reflejo de esto que pasó en la elección. Además la conducción del bloque en el Senado tiene que tener corazón bonaerense. Escuchando a Horacio, un oído puesto en Patricia (Bullrich) que es muy importante, pero Horacio como liderazgo, y el corazón bonaerense.  Porque esto es lo que necesita un bloque que está 23-23 para representar a los bonaerenses, el entendimiento de la realidad provincial y eso, para mí, parte del territorio. Y especialmente del territorio que, en elecciones, con el voto es la única variable que legitima. Tiene que haber un reconocimiento a la legitimidad de los actores en esta última elección”. 

¿Quién ganó y quién perdió, en qué aspecto?

“En los distritos, en las secciones, en la Provincia y también en cuanto a la interna, porque hoy estamos acá diciendo “le ganamos al kirchnerismo” porque primero ganamos una interna. Nosotros en la Primera ganamos 68% a 32%, y en Tres de Febrero ganamos 73-27. Y lo digo como una persona que casi se considera amigo de Facundo Manes, pero jugué a fondo para ganar la primaria y que el PRO tenga el liderazgo”.

En la interna ganó 4 secciones el PRO y cuatro “Dar el paso”, ¿eso también tiene que estar reflejado?

“Sí, eso también tiene que estar plasmado. Vos tenés una Provincia que hoy tiene el poder repartido, hay que entenderlo así y asumirlo y gestionar esta etapa legislativa desde ese punto de vista. Es una elección que se ganó bien, pero se ganó 60 a 40, y estas dinámicas tienen que jugar a la hora de la conducción de un bloque, por ejemplo”.

¿Qué consecuencias tendría la ruptura del bloque?

“Para mí no hay chances de una ruptura. Hay matices que enriquecen, agrandan . Hoy tenemos un PRO que lidera, con intendentes muy protagonistas, pero tenemos un radicalismo muy empoderado, tenemos sectores del peronismo que son muy representativos en el territorio y también de un peronismo republicano. Y tenemos nuevos actores del peronismo que, creo, van a agregar mucho valor. Por ejemplo Guillermo Viñuales, de Lomas de Zamora, que espero sea el próximo intendente y vamos a trabajar para eso. Y a su vez la Coalición Cívica, que nos marca un camino muy importante en lo institucional, en todo lo que es la ética, la del trabajo legislativo. Todo eso hay que ponerlo en la fórmula que nos permita ser alternativa en el 2023. No veo riesgos de ruptura, lo que veo son desafíos en lo que respecta al equilibrio entre estos actores en un frente que se ha ampliado y se ha fortalecido”.

¿Le convence la idea de funcionar en las cámaras con la fórmula del interbloque, que no está permitido en la Legislatura provincial?

“Legalmente no existe, a diferencia de otras legislaturas donde sí se puede, pero como criterio político a veces es necesario. En lo personal prefiero un bloque unificado, plasmando la unidad en la diversidad. Pero a veces los interbloques responden a una necesidad del momento. No sería este el caso, porque ganamos la elección todos juntos, que la diversidad es buena y que tenemos la necesidad de  presentarnos como lo que somos, con un bloque unido, diverso pero unido, por el desafío que representa el kirchnerismo. Nuestro real desafío es ponerle un límite a lo que yo llamo kirchnerismo-populismo-camporismo, que a nivel nacional y provincial, y esto no es ideológico, no está produciendo resultados. Produce excusas, explicaciones, le echa la culpa a Macri, y con el tema que agarres (educación, economía, pandemia, trabajo, Seguridad) en ninguno estamos mejorando. Por eso confío en que busquemos los acuerdos para tener un bloque de unidad.