GUSTAVO MARANGONI
18/10
“Aunque el oficialismo recupere en la Provincia, no podría neutralizar el efecto a nivel nacional”
El consultor y analista político duda de la capacidad del Frente de Todos para cambiar la historia de las PASO. El acuerdo de precios, entre dudas y gestos sin garantía de éxito. La situación del Banco Provincia, que bloquea decisiones importantes para los bonaerense.
El analista y consultor político Gustavo Marangoni aseguró que “a nivel nacional me parece muy improbable que el oficialismo pueda revertir los resultados de las PASO. A nivel provincial, donde la diferencia fue de cuatro puntos o 4,5 puntos, parece más alcanzable”.

“Ahora, más allá de la magnitud de los números dependerá de las estrategias, de la coordinación y de lo que se pueda ofrecer, pero me parece que a nivel nacional esos 10 puntos suenan difíciles porque hay distritos que pesan electoralmente, como Córdoba, CABA o Santa Fe, donde las diferencias se van a mantener, y en algún caso hasta ampliar”, añadió. 

En tal sentido, consideró que “aunque el oficialismo recupere en la Provincia, no podría neutralizar el efecto a nivel nacional”. 

Además, el expresidente del Banco Provincia se refirió en el programa “Mañanas sin filtro” de Cadena Río (88.7 FM) a la situación de virtual parálisis que vive la institución, cuyo Directorio carece de quorum para funcionar con total normalidad, contando con solo tres de los ocho sillones ocupados, además del presidente (Juan Quattromo).

Al respecto, Maragoni señaló: “La Carta orgánica del banco establece que el Directorio debe funcionar dos veces por semana, y para hacerlo requiere quórum. Tiene un presidente y ocho directores, por lo que el quorum para funcionar es de cinco”.

El consultor sostuvo que “el Directorio tiene atribuciones que le son propias que no pueden ser reemplazadas por la gerencia, la línea burocrática habitual. Por ejemplo, los gerentes zonales, los de sucursales, incluso la gerencia general, pueden aprobar créditos de hasta un determinado monto, y a partir de ese límite los tiene que aprobar el Directorio. Y lo mismo sucede con las compras o las contrataciones de determinados importes”.

En cuanto al intento de acordar con los empresarios del sector alimentos y disponer un congelamiento temporal, que promueve el gobierno de Alberto Fernández, comentó que “a algún tipo de acuerdo van a llegar porque a los empresarios no les interesa quedar en un lugar incómodo, tanto frente al Gobierno como a la opinión pública, después habrá que ver la letra chica de ese acuerdo que el oficialismo pretende llamar congelamiento por 90 días. Hoy este título parece muy voluntarista, porque en este Argentina de inflación mensualizada de 3,5 puntos, 90 días de congelamiento para 1.247 productos creo que tiene mucho más de pretensión que de capacidad de hacerse efectiva”.

Y finalizó: “Recordemos que cuando uno congela el precio de un producto también tiene que garantizar que el insumo de ese producto esté congelado, porque si congelás el eslabón de la mitad de la cadena y no el anterior y el posterior, te podés encontrar con dificultades”.