¿QUIEN SE HACE CARGO?
14/10
El Gran Bonete de la Inseguridad: crece la preocupación y escasean las respuestas
La Policía, la política y la Justicia no ofrecen soluciones a las demandas de la sociedad. Tres brutales asesinatos en las últimas horas hicieron saltar las alarmas. Silencios, ausencias, falta de autocrítica y mecanismos de control judicial que quedan cortos.
La sociedad está asustada, preocupada, por la eterna cuestión de la inseguridad. Así lo demuestran las encuestas y sondeos de opinión, que la ponen al tope del ránking de desvelos de los bonaerenses.

Los sucesos de las últimas horas, en los que fueron asesinados tres hombres en diferentes hechos violentos registrados en la Provincia, hicieron saltar todas las alarmas, mientras que los apuntados para solucionar este flagelo parecen no tener demasiadas respuestas.

Para los que miran a la Justicia, los magistrados y magistradas gozan de un bajísimo nivel de prestigio, con sospechas y críticas sobre muchos de sus fallos. ¿Se puede hacer algo?
La respuesta por parte del Consejo de la Magistratura no da para albergar demasiadas ilusiones. “En la provincia de Buenos Aires no tenemos facultades para hacer pedidos sobre la actuación de los jueces una vez designados”, sostuvo un representante de la oposición en el organismo de control.

“Cuando un juez tiene mal desempeño en sus funciones, la Suprema Corte puede actuar de oficio y pasar a contralor jurisidiccional, o cualquier ciudadano puede denunciarlo ante la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de la Legislatura o lo puede denunciar con patronicio letrado ante la Secretaria Permanente de Enjuiciamiento”, explicó a La Tecla.

La fuente añadió que “a diferencia de Nación , en la Provincia, el Consejo de la Magistratura no tiene competencias para sancionar a un juez. La constitución habilitó otro mecanismo”. ¿Cuál es? Esperar que alguien presente una denuncia por la actuación del magistrado, o que la Corte envíe la denuncia para realizar la acusación y, a partir de allí, comenzar con el procedimiento para apartar al juez e iniciar el jury de enjuiciamiento. 

“Siempre debe haber denuncia para iniciar la investigación”, explicó, y recordó que “a lo largo de varios proyectos desde la oposición hemos manifestado la disconformidad con la política llevada adelante en materia de Seguridad en la Provincia”.

En referencia a la instancia política, muchos reclaman una postura pública del ministro de Justicia, Julio Alak, ante los sucesos de las últimas horas. Más allá de participar en actos oficiales, como el de la inauguración de la segunda etapa del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús –esta mañana-, el exintendente de La Plata no se ha manifestado en relación al momento crítico y a los reclamos de la sociedad.



Con manifestaciones callejeras, familiares y amigos de Lucas, el joven de 17 años ultimado en Quilmes –como quienes reclaman por cada argentino asesinado- reclamaron a la política y a las fuerzas de Seguridad que sea esclarecido el crimen. Y que se dispongan medidas para proteger a la población.

La oposición se suma a las críticas y el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, está en el punto de mira. Cuestionado y jaqueado por el poder de muchos intendentes peronistas del Conurbano, enfrentado al nuevo jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, el funcionario apuntó con el dedo al accionar de la Justicia.

"Uno de ellos entró detenido el 24 de julio por robo calificado por el uso de armas. ¿Saben cuándo salió en libertad? En menos de cuatro días", dijo esta mañana, en relación a uno de los detenidos por sospechas de ser uno de los responsables de matar a Lucas Iván Cancino, en territorio quilmeño.

“Más allá de la responsabilidad que nosotros tenemos y que es lo que estamos haciendo de mejorar la institución, en la Argentina, y si bien me parece bárbaro que discutamos el sexo binario y el sexo de los ángeles, alguien tiene que discutir alguna vez cómo una persona que fue detenida por robo con arma en cuatro días salió en libertad", agregó.

A modo de justificación, Berni sostuvo que “no hay cantidad suficiente de policías, porque tenemos una provincia, es injustificable tener 80 mil policías para la provincia que tenemos".