NUEVO GABINETE
20/09
Los que salen: qué dijeron los ex ministros tras sus renuncias
La derrota electoral y la crisis interna del Frente de Todos forzó un cambio de nombres. Algunos ex funcionarios se reunieron con sus sucesores. Agradecimientos al presidente Alberto Fernández y, en ciertos casos, a la vicepresidenta Cristina Fernández. Por su parte, Felipe Solá, solo al staff de la Cancillería.
Seis ministros dejaron el gabinete del presidente Alberto Fernández, tras la derrota en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y una fuerte interna en el seno del Frente de Todos. Los funcionarios renunciantes se expresaron luego de su salida y la designación de sus reemplazantes.

La ex titular del ministerio de Seguridad Sabina Frederic mantuvo una reunión con el nuevo ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, con el que coordinaron el traspaso de la cartera. 

“Es un honor para mí haber sido parte del equipo de Alberto Fernández desde el inicio de su gestión. Agradezco a las y los trabajadores del Ministerio de Seguridad y de las Fuerzas la oportunidad de contribuir a una seguridad federal y democrática por la cual seguiré trabajando y militando”, afirmó.
 


Una situación similar la protagonizaron el nuevo ministro de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, con el saliente, Roberto Salvarezza.

“Agradezco a todos los científicos y científicas de nuestro país por habernos acompañado durante estos casi dos años de gestión. A todos ellos un gran abrazo. Seguiremos trabajando por la soberanía tecnológica de la Argentina junto a Cristina Fernández y Alberto Fernández”
 


En el caso de otro renunciante, el ex ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca  Luis Basterra, agradeció a los trabajadores de la cartera por el “compromiso con el que hemos encarado la gestión en el contexto difícil que nos tocó atravesar” y le auguró una buena gestión a su sucesor, Julián Domínguez.

“Seguiremos trabajando en el camino que iniciamos junto a Alberto Fernández, Cristina Fernández y Gildo Insfrán (gobernador de Formosa) en la construcción de un país más justo e inclusivo, con equidad territorial y social”, expresó.
 


Por otra parte, Nicolás Trotta, ex ministro de Educación, y uno de los que tuvo una de las gestiones más cuestionadas, afirmó que “desde el primer día el presidente marcó el desafío de unir a todas las argentinos”. 

“Nuestro ministerio fue un fiel reflejo de esa premisa de concertación federal, generando diálogos y consensos con todos los sectores y actores de la educación argentina”, expresó, destacando la labor de los actores educativos en la pandemia.

Y cerró: “Se observa en el horizonte la superación de la pandemia y deseo, señor Presidente, pueda usted desplegar las políticas que permitan unir a nuestro país como camino inexorable al desarrollo con justicia social”, expresó.

Trotta, al igual que Frederic, pertenecen al riñón del Presidente, y fueron parte de los renunciantes que no mencionó a la vicepresidenta, Cristina Fernández, quien le exigió al Primer Mandatario cambios en el gabinete tras la derrota.
 


El cambio más abrupto en el staff de gestión fue el de Felipe Solá, al que se le anunció que dejaba de ser canciller mientras se encontraba en una misión diplomática en Mexico. De hecho, según versiones periodisticas, el que le comunicó su cesantía fue su propio reemplazante, Santiago Cafiero.

Solá optó por agradecer a los trabajadores del Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio Internacional y Culto, sin mencionar al Presidente.

“No hay palabras para agradecer tanto afecto de todos los trabajadores y trabajadoras de la Cancillería Argentina. Gracias por poner el cuerpo en un momento muy difícil del país.  Seguiré trabajando por la recuperación plena de nuestra querida Argentina”, indicó Solá, que pese a su salida abrupta, estuvo hoy en la asunción de los nuevos ministros.