GOLPE A BOLSILLO
15/09
La inflación también juega en el proceso electoral: qué aumentos se esperan
La suba de precios atenta contra el poder adquisitivo y es uno de los principales problemas que el Gobierno debe resolver. Qué se espera hasta diciembre.
Tras la derrota en las elecciones, el Frente de Todos evalúa cómo seguir para intentar revertir el resultado y apunta a implementar medidas económicas de alto impacto. En ese aspecto, el Gobierno apostará a bajar la inflación en medio del proceso electoral. Sin embargo, se prevé una serie de nuevos aumentos hasta fin de año.

El Índice de Precios al Consumidor del Indec señaló que en agosto fue del 2,5% y en los primeros ocho meses del año ya acumuló 32%. Si bien se registró la menor cifra desde junio, la suba interanual llegó a 51,4%.

Al respecto, el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) dio a conocer sus expectativas con respecto a la suba de precios hasta fin de año. A su vez, remarcó que algunos servicios no tendrán incrementos, pero adelantó que otros si. 

"Las tarifas de servicios públicos no tendrán aumentos hasta finales de año", explicaron y añadieron que "tampoco habrá incremento de combustibles durante el resto de 2021".

En cuanto a Comunicaciones, expresaron que "no hubo incrementos en julio y en agosto se retrajo 0,6%. Como los aumentos no autorizados por ENACOM en mayo y junio promediaron 15%, y como sucedió en julio y agosto, en septiembre no debería haber sobresaltos en el rubro. Asimismo, se estipula para el 1 de diciembre de 2021 una nueva revisión, por lo que los precios de los servicios de julio estarán vigentes hasta el 30 de noviembre de 2021 inclusive".

En salud, recordaron que el Gobierno autorizó un aumento acumulativo de 9% en agosto, 9% en septiembre y 9% en octubre. Además, advirtieron que "a ello podrían sumarse posibles incrementos en medicamentos como los sucedidos en los últimos meses".

En cuanto al dólar, CEPA sostuvo que "en los últimos meses el tipo de cambio oficial se mantuvo por debajo de la inflación. Si bien se espera que los próximos meses continúe esta dinámica, hay que tener en cuenta el factor de estacionalidad, dado que los niveles de liquidación de cosecha comienzan a bajar y esto podría presentar tensiones al alza sobre el comportamiento del dólar".

Sobre alimentos y bebidas, aseguraron que "podría mostrar niveles similares al de agosto. Ni combustibles ni el tipo de cambio serán motores de posibles incrementos futuros. Sin embargo, se ha observado que en lo que va del 2021 salvo en agosto, los aumentos se han disociado del incremento de costos".

"Es decir, ni los aumentos de luz, gas, combustibles, ni la variación del tipo de cambio, explican la inflación del rubro este año. Dicho de otro modo, cada uno de estos componentes han sido utilizados alternativamente como excusa para la remarcación del sector oligopólico cuyo objetivo fue la recomposición de la tasa de ganancia", añadieron.

Finalmente, concluyeron que "aunque se escuchan voces que sugieren nuevos aumentos derivados de las tensiones cambiarias de dólar blue (que no forma precios) y de la reapertura paritaria de este mes, esto no debería suceder en la segunda etapa del año".