ELECCIONES 2021
14/09
La oposición le pide a Kicillof discutir los cargos vacantes tras la derrota
El plan del Gobernador para obtener mayoría en el Senado se diluye con los resultados de las PASO y deberá negociar con Juntos por el Cambio. Hay sillas vacías en la Suprema Corte, el Banco Provincia y otros organismos del Estado.
El revés electoral del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires complicaron el plan del gobernador Axel Kicillof para obtener mayoría en el Senado. Por eso, desde la oposición le piden que, de una vez por todas, se siente con ellos a discutir los cargos que siguen vacantes desde su asunción hace ya casi dos años.

Tal como publicó LaTecla.Info, se trata de tres sillas en la Suprema Corte de Justicia (y otras cientas en distintos departamentos judiciales de la Provincia), cinco en el directorio del Banco Provincia y otras cuantas más en organismos de control de la administración pública. 

Para cubrir la mayoría de ellas, se necesita de la aprobación de la Cámara alta, donde el Gobierno bonaerense tiene la minoría por lo que necesita, indefectiblemente, negociar con Juntos por el Cambio.

Por eso, Kicillof había puesto todo su esfuerzo en revertir esta situación pero, dados los resultados de las PASO, difícilmente lo consiga. “Me parece un despropósito que el Gobernador demore las vacantes en los organismos de la administración pública y en la Justicia porque soñaba con una amplia victoria y un amplio respaldo de la sociedad para contar con mayoría e imponer su decisión. Con este resultado electoral, es hora de que Kicillof entienda que hay que abrir los mecanismos de diálogo para empezar a cubrir las vacantes y no demorar esto a una elección en la que ya los bonaerenses han determinado claramente que no le van a otorgar un cheque en blanco”, sentenció en diálogo con este medio el senador Andrés De Leo. 

En esta línea, el legislador y presidente de la Coalición Cívica de la Provincia aseguró: “Nosotros no somos dogmáticos. Entendemos que hay cuestiones que ir resolviendo y eso hemos demostrado como oposición. Somos una oposición firme, que tiene en claro qué cosas no vamos a acompañar nunca y cuáles son los límites que tenemos que imponer, pero también somos responsables”.

“Seguimos creyendo y estamos convencidos que hay que sostener una filosofía que se ha mantenido como regla durante muchísimos años y el gobernador Kicillof ha querido tergiversar que es que los cargos que corresponden a los organismos públicos y, que tienen que ser designados por ley con el acompañamiento de la Legislatura, tienen que tener un equilibrio que responda a la realidad política. Además entendemos que tiene que haber representación del Gobierno, obviamente, pero también de los sectores de la oposición porque los organismos públicos no son del Gobierno sino de todos los bonaerenses”, añadió De Leo.

Asimismo, expresó: “El Gobernador ganó en buena ley pero los bonaerenses también habían determinado que hubiera una mayoría en el Senado de la oposición que exigía diálogo y consenso, y no preopotencia e imposición del Gobernador. El mensaje de las urnas fue contundente en ese sentido. En la provincia de Buenos Aires y en la Argentina no se vota a un Gobernador o un Presidente para avasallar al resto, sino lo que se busca es el camino del diálogo. Si el Gobernador entiende y comprende el mensaje de las urnas, tendrá que avanzar en un proceso de diálogo con la oposición para justamente avanzar en los temas de cara al futuro”.


Los cargos vacantes

En la Suprema Corte bonaerense son tres las sillas vacías desde el 1 de septiembre luego de que  Eduardo Pettigiani anunciara su retiro a mediados del mes pasado. La vacante se sumó a las que se habían producido por el fallecimiento de Héctor Negri y la jubilación de Eduardo De Lazzari (quien luego falleció). 

Con el proceso electoral en marcha, era de esperar que la designación de nuevos magistrados no iba a ser inminente. Pero en el Gobierno confiaron a este medio que tampoco se avanzará en el período de dos meses entre las Primarias y las Generales porque el oficialismo apuesta a tener otro panorama político en el Senado.

En el Banco Provincia, en tanto, las vacantes son cinco. La más reciente se dio luego de la renuncia de Juliana Di Tullio para asumir la banca que dejó libre Jorge Taiana en el Senado de la Nación para asumir como ministro de Defensa. 

Hace unas semanas, Kicilllof envió al Senado el pliego de Alejandro Formento para reemplazar a Di Tullio y así permitir que el directorio pueda funcionar ya que, con la salida de la ahora senadora, el directorio quedó sin quórum. 

La composición del directorio del Banco Provincia fue siempre motivo de negociación. Más allá de que su Carta Orgánica no lo mencione de manera explícita, de los ocho vocales que lo integran, al menos la mitad son para la oposición. Desde que asumió Axel Kicillof, sólo fue nombrado el presidente de la entidad financiera, Juan Cuattromo; y quedan cuatro directores pendientes por vencimiento de mandato.

Los que tienen mandato hasta 2022, son el radical Diego Rodrigo, el massista Sebastián Galmarini, y Humberto Vivaldo, quien responde al intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares.

En la Provincia hay, al menos, diez organismos que tienen lugar para representantes de la oposición, ya sea por mandato constitucional, por ley o por acuerdos políticos de larga data. Algunos de ellos pertenecen a la órbita de la Administración Central; otros, a empresas con participación del Estado bonaerense, y también hay organismos descentralizados. En total, el principal espacio opositor había pedido 32 cargos en distintos entes, entre ellos, el Banco Provincia, Tesorería y Contaduría de la Provincia, el Consejo General de Educación y OCEBA, entre otros.