Argentina
Domingo, 2 octubre 2022
EFECTO PANDEMIA
28 de agosto de 2021

El 43% de las mujeres empresarias bonaerenses reconvirtieron sus negocios

Un informe de dos organizaciones de emprendedoras evaluó las consecuencias de las restricciones en el sector. El 26,8% cerró sus empresas/negocios de forma permanente entre marzo y diciembre de 2020.

El 43% de las mujeres empresarias bonaerenses reconvirtieron sus negocios - La Tecla


Un relevamiento conjunto de Mujeres Empresarias de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (Mefeba), y el sector de Mujeres Empresarias de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Mecame) relevó que el 43% de las mujeres empresarias de la provincia de Buenos Aires tuvieron que reconvertir sus negocios a consecuencia de la pandemia.

El informe “Mujeres empresarias pyme de la provincia de Buenos Aires” sostiene, además, que las consecuencias negativas ocasionadas por la pandemia impactaron con fuerza en las empresas lideradas por mujeres en donde un 26,8% de las empresarias consultadas cerró sus empresas/negocios de forma permanente entre los meses de marzo y diciembre 2020.

Además, un 43,3% de las mujeres empresarias se reinventó para sobrevivir durante el período marzo-diciembre 2020, en donde un 53,8% migró su negocio al formato online; un 7,7% tuvo que reconvertirse dentro del mismo rubro o vertical de negocio, de acuerdo a las nuevas demandas del mercado y formas de consumir en pandemia.

El informe destaca que, en lo que va de 2021, el 65,9% de las empresarias mujeres tuvo que endeudarse para sostener la actividad de sus empresas y los puestos de trabajo de sus colaboradores.

También resaltaron que a raíz de la carga de tareas del ámbito doméstico y de cuidado familiar que debieron afrontar durante el período de ASPO, las mujeres empresarias bonaerenses tuvieron que relegar su crecimiento profesional y el de su negocio.

Por otra parte, el relevamiento arroja que la mayoría de las mujeres empresarias y emprendedoras consultadas (67,9%) ha tenido que ceder horas de su trabajo y/o atención a la empresa.

“Esto incrementa las desigualdades de género existentes, a causa del impacto de la pandemia en la cotidianeidad de las familias y la dinámica de los hogares”, señala el informe.