TRES DE FEBRERO
18/08
Santilli jugó la carta de la seguridad: propuso la prohibición de las excarcelaciones
En la presentación de sus propuestas para el Congreso, el precandidato a diputado nacional de Juntos exigió la modificación del codigo procesal-penal para negar la libertad a condenados y reincidentes de para los delitos de robo a mano armada, de portación de armas de fuego, de narcotráfico y de violaciones.
El precandidato a diputado nacional de Juntos Diego Santilli propuso rechazar las excarcelaciones de delincuentes “que reinciden o que son altamente peligrosos y violentos”

En el municipio de Tres de Febrero, Santilli y otros precandidatos a diputados de su lista, encabezaron la presentación de sus propuestas para el Congreso. En ese marco, el dirigente del PRO propuso decirle “basta a la puerta giratoria”

“Vamos a proponer una reforma del código procesal-penal para prohibir las excarcelaciones para los delitos de robo a mano armada, de portación de armas de fuego, de narcotráfico y de violaciones”, enumeró.

Y añadió: “Para condenar a los delincuentes proponemos endurecer las penas del código penal contra los narcos, motochorros y todo tipo de delincuentes violentos que lastiman a miles de bonaerenses todos los días”

En ese marco, Santilli propuso que la tenencia de droga para comercialización pase de la escala 4 a 15 años a “5 a 20”, mientras que “para que los delincuentes cumplan su condena tenemos que terminar con los beneficios que liberan presos por delitos graves y violentos”

“No puede ser que un curso le baje años de condena a un asesino o a un violador. Al delincuente violento no se lo puede excarcelar. Se lo tiene que condenar de manera efectiva y no se le puede reducir la pena”, protestó.

Santilli, que primero enfrentará en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de Juntos al radical Facundo Manes, señaló que el Gobierno nacional “protege a los delincuentes y abandona a los trabajadores”. 

“Solo podemos vivir seguros si los delincuentes son detenidos, tienen una condena y esa condena se cumple”, señaló el ex vicejefe de gobierno porteño.

Y cerró: “Hoy en la Argentina esto no pasa. Acá se liberan presos, los narcos vuelven a los barrios y los trabajadores vivimos con miedo. Por eso, para detener a los delincuentes, la policía tiene que estar en la calle”.