INFORME
16/07
Se vienen las PASO: ¿Con qué inflación irá el Frente de Todos a las urnas en septiembre?
Según un informe realizado por la consultora Marangoni y Rodríguez Asociados, el electorado irá a votar a las primarias con un IPC "apenas por debajo del 3 por ciento". Si bien por ahora no es posible cumplir la promesa de un "salario que le gane a la inflación”, señalan que las medidas actuales del Gobierno podrían dar sus frutos para las generales.
La inflación de junio fue la más baja del año, en el orden del 3, 2 por ciento, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Luego de una disparada a final del 2020 y comienzos de este año, el Gobierno nacional comenzó a buscar instrumentos para frenar el alza de precios, no solo para controlar la economía, sino en vista a la cercanía de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO)

Un informe realizado por la consultora Marangoni y Rodríguez Asociados planteó que "hay cuatro variables fundamentales que se necesitan alinear con objetivo en las PASO". Estos son "robustecer la reactivación (luego de la pausa del segundo trimestre)", aumentar la cantidad de vacunados, descartando cuarentenas estrictas, mantener el dólar "tranqulo", o por lo menos, en "la brecha cercanos a los valores actuales" y por último, "contener la inflación para que se reanimen los ingresos y el consumo".

Respecto a este último punto, se indicó que "es justamente la inflación, presenta más dudas por lo menos hasta las PASO", ya que el dato de julio, a publicarse en agosto, será el últmo antes de ir a las urnas en septiembre.

Según calculó el informe, los datos del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de julio, que se publicarán en agosto, se ubicarán "apenas por debajo del 3 por ciento", pese a que estos registros inflacionarios seguirán "elevados respecto al los objetivos para el segundo semestre", en los que la gestión del presidente Alberto Fernández "necesita mostrar varios meses que empiecen con un 2 (y bajo)"

"La variación de la inflación en los primeros 17 meses de gobierno, que alcanza al 65 por ciento, es la mayor comparativamente con todos los arranques presidenciales desde Nestor Kirchner en adelante (el gráfico muestra 17 meses para comparar con salarios cuya última cifra es mayo 2021)", indicaron.

En ese marco, plantearon que "el problema de esta media mitad de año", es que no se por ahora no es posible cumplir la promesa de que "el salario le gane a la inflación”.

"El empuje necesario para el alicaído consumo requiere este segundo semestre paritarias corriendo arriba de los precios. Este impulso, junto a mayor gasto fiscal, suplementos de ingresos especiales (como jubilados y planes) y un conjunto de medidas crediticias para aceitar las compras en cuotas, podrían lograr llegar a votar con los bolsillos un poco menos exhaustos y con la actividad repuntando", indicaron, añadiendo que hay actividades castigadas por la pandemia, como turismo, hotelería y gastronomía, transporte y varios rubros comerciales y de servicios"

"La fórmula empleada hasta el momento para combatir la inflación no arroja los resultados esperados. Se pisa el tipo de cambio (que corre al 20 por ciento anual), tarifas y otros precios, que sufrirán atrasos considerables, junto a una recomposición salarial que hasta el momento corre de atrás a los precios. Es probable que durante buena parte de los meses venideros el IPC promedie 2,5 puntos mensuales, para cerrar el año algo por encima del 45 anuales", señalaron

Y agregaron: "Ello debería coincidir con el salto de unos 10 o 15 puntos que están dando varios acuerdos paritarios que habían cerrado en torno al 30/35 por ciento en el primer trimestre de 2021"

De esta manera, desde la consultora sintetizaron que "este mini plan para encarar la etapa electoral, podrá mostrar algo más de resultados en las elecciones generales de noviembre"

"En los planes de los jefes de campaña oficialistas las expectativas eran otras. Tendrán ahora que hacer campaña hablando de 'tendencias a la baja' pero en niveles aún incómodos para el ciudadano-consumidor. No es una buena noticia para quienes se forjaron en la convicción política de que 'la víscera más sensible, es el bolsillo'”, cerraron.