PATAGONIA
15/07
Sorpresas, portazos y algo de acting en el cierre de alianzas en las provincias del sur
La Tecla Patagonia, realiza un repaso sobre las coaliciones presentadas. En Santa Cruz, el petrolero Claudio Vidal dio el portazo al Frente de Todos e irá solo; en Neuquén, Juntos por el Cambio se conformó sin la CC-ARI; en Río Negro con llamadas nacionales la UCR se incorporó a último momento
Vía La Tecla Patagonia 

NEUQUEN 

El portazo de la CC- ARI y el exgobernador Sobisch fuera del armado 

De cara a las PASO previas a las elecciones legislativas generales de noviembre, se presentaron las distintas alianzas partidarias con sus respectivas precandidaturas. En Neuquén, el caso más emblemático fue el de la CC-ARI, que rompió con Juntos por el Cambio e irá de forma particular. 

Ya lo había adelantado La Tecla Patagonia. Pese a la intervención de las autoridades nacionales, como la de Elisa Carrió y Patricia Bullrich, nada pudo cambiar el destino de la alianza macrista. Si bien la bronca empezó con la posible inclusión al Frente del partido del ex gobernador, Jorge Omar Sobisch, ya habían declinado la posibilidad desde la alianza. 

Sin embargo, lo que decantó con la salida de la CC-ARI del frente fue el rechazo a la candidatura del empresario neuquino Carlos Eguia, que no fue vista con buenos ojos por el resto de los partidos que se incluyen en la alianza. 

Fue tal la indignación de la coalición que no escatimaron en broncas y anunciaron a primera hora de ayer su salida de Juntos por el Cambio, que quedó conformada por el PRO, NCN y la UCR. 

Por el lado del Frente de Todos, sin muchas vueltas ni roscas, fueron los primeros en presentar las alianzas definitivas en el día de ayer y ya se metieron en la letra chica de las precandidaturas. La alianza se mantuvo entre el PJ, Frente Grande, Kolina, UNE, PTP, Partido Solidario y Unidad Popular, El Frente y la Participación y el Frente Renovador. 

Los que no pudieron sostener la idea de la unidad fueron los del Frente de Izquierda, que, pese a los incansables intentos de las autoridades provinciales, no pudieron sumar al Nuevo Más para concentrar los votos en la lucha por conseguir la banca en el Congreso. 

Durante las últimas semanas, a tono con la izquierda nacional, desde la militancia provincial llamaron a la unidad, aunque sin éxito y la alianza presentada en la Junta terminó con la participación del PTS, el PO, el MST y la Izquierda Socialista.

RIO NEGRO 

Amagues y enojos: estos son los equipos que saldrán a la cancha

La novela de la semana en Río Negro fue, sin dudas, la que protagonizó Juntos por el Cambio a pocas horas de definir las alianzas en la Junta Electoral. Hasta el último momento de ayer, la UCR se quedaba afuera del frente por no bajar la candidatura de Gerardo Blanes, sin embargo, la intromisión de Gerardo Morales y Patricia Bullrich encaminaron las cosas y, con asperezas, se terminó cerrando la alianza. 

Fueron días agitados para la alianza macrista rionegrina, que, con fuertes declaraciones de por medio, tuvo serios inconvenientes en la interna. Todo comenzó cuando la UCR presentó al Diputado Provincial de Juntos Somos Río Negro como candidato por su partido, algo que hizo estallar el bunker ya que tanto el PRO, como la CC-ARI y el sector de Lorena Matzen dentro de la UCR se manifestaron en contra y catalogaron a la situación como una jugada de la oposición. 

Finalmente, desde las máximas autoridades nacionales del partido hicieron un llamado y recordaron la importancia de la unión para hacerle frente al kirchnerismo. Además, pese a que esperaron hasta el último momento de ayer para anunciarlo, la posibilidad del radicalismo de quedarse fuera de la alianza hizo que bajen la candidatura de Blanes. 

Por estas horas, aunque parecía algo imposible, JxC cerró con la UCR, el PRO y la CC-ARI adentro. Ahora solo es hora de definir los precandidatos y empezar a rodar la campaña para las precandidaturas. 

Al igual que en Neuquén, por su parte, el Frente de Todos no tuvo mayores inconvenientes para presentar su alianza ante la Junta Electoral, que quedó determinada con la participación del PJ, Frente Grande, Kolina y Río. 

Por parte de Juntos Somos Río Negro, tal como era de esperar, no hubo grandes inconvenientes, ya que su alianza quedó plasmada con el Movimiento Patagónico Popular. Allí, por estas horas, la incertidumbre está en las precandidaturas, que serán presentadas este sábado. 

La interna de JSRN tiene los ojos puestos no solo en las elecciones legislativas nacionales, sino que tiene los ojos puestos en lo que será la disputa por la gobernación el próximo 2023. Y aunque para eso todavía falta, nadie quiere dejar nada librado al azar. 

Los que tampoco pudieron lograr la unidad en Río Negro fueron los partidos de la izquierda nacional. Allí el Frente quedó conformado por el Partido Obrero, el MST, el PTS y la Izquierda Socialista. Afuera se quedó Nuevo Más.

CHUBUT 

El oficialismo provincial se quedó sin frente 

Venció anoche el plazo para la presentación de las alianzas que competirán de cara a las elecciones legislativas. En Chubut no hubo sobresaltos. Lo único que fue sorpresivo fue que finalmente el oficialismo provincial no competirá con alianza. No logró sumar al PICH y de esta forma quedó en soledad de cara a los comicios. 

En tanto, el Frente de Todos quedó conformado en la provincia con el Partido Justicialista, el Partido de la Victoria, el Partido Socialista Auténtico, y el partido de la Cultura, Educación y el Trabajo, referenciado con el líder de Camioneros, Jorge Taboada. 

El referente de Camioneros había puesto en dudas la participación de su espacio en la alianza luego de quedar herido en el cierre de listas pasado donde tenía prometido un espacio como candidato a Diputado nacional pero su nombre no tuvo avales en Nación y quedó relegado. 

Por su parte la alianza Juntos por el Cambio quedó constituida en la provincia por el PRO, la Unión Cívida Radical y el Polo Social, que se suma en esta ocasión. El partido que lidera Oscar Petersen, es de corte provincial y supo tener representación en la Legislatura. El acuerdo se firmó pensado más en 2023 donde los votos que aporte el Polo Social podrían ser determinantes. 



Por último el Frente Izquierda y de los Trabajadores se conformó con la participación del Frente de Izquierda, el Polo Obrero y el PTS. 
 

SANTA CRUZ 

La sorpresa petrolera y un nuevo nombre de la oposición

En la provincia de Santa Cruz se presentaron tres frentes. Por un lado la alianza que concentra a los partidos de mayor fuerza opositora. El frente se llamará  “Cambia Santa Cruz”, pero no tendrá sorpresas en su armado. Más bien, la coalición seguirá manteniendo la unidad entre las fuerzas que hasta ahora se paraban del lado del frente al oficialismo. Se tratan de la UCR, Encuentro ciudadano, Pro, Ari, el Socialismo y UNIR.

Por otro lado, el Frente de Todos, que esta vez competirá con el mismo nombre que a nivel nacional y está integrado por Kolina, el Partido Justicialista, y el  Partido de la  Victoria.  

La gran sorpresa la dio el petrolero Claudio Vidal que decidió romper con el oficialismo y presentarse como alternativa por fuera de la coalición. 

El partido “Somos Energía para Renovar Santa Cruz”, SER, liderado por el secretario general del sindicato petrolero, Claudio Vidal, anunció que se presentará por fuera del Frente de Todos, luego que en el 2019, integrara la alianza que a instancias de la Ley de Lemas le permitió a Alicia Kirchner ser reelecta gobernadora.



Por su parte, el Partido de Trabajadores Socialistas (PTS), Partido Obrero (PO), Izquierda Socialista y el MST inscribieron la alianza que agrupa a casi la totalidad de las fuerzas de izquierda en la provincia.