HACIA EL INVIERNO
29/06
Turismo Mar del Plata: expectativa e incertidumbre
El gobierno incentivará la llegada de turistas durante las vacaciones de invierno para paliar la situación crítica de sectores como la hotelería. Mientras avanza la vacunación, todos los cañones apuntan al verano.

Vía La Tecla Mar del Plata

La cercanía de las vacaciones de invierno, a desarrollarse entre el 19 y el 30 de julio, genera expectativa en Mar del Plata ante la posibilidad de avanzar hacia la reactivación y la “nueva normalidad”, mientras se acelera el plan de vacunación.

La mirada de los operadores turísticos ya se deposita en lo que serán los próximos días, con el ensayo previo del fin de semana por el Día de la Independencia. Sin embargo, las primeras noticias que bajaron desde Provincia no fueron muy alentadoras. El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, adelantó la semana pasada que no promocionarán las vacaciones, más allá de que no se restringirán la circulación ni la actividad hotelera.

“No estamos haciendo una campaña de vacaciones de invierno, porque la situación no lo amerita, pero aquellos que se quieren tomar días en un destino de manera cuidada, están en su derecho”, destacó el funcionario de Axel Kicillof.

Por su parte, el Emtur proyecta el arribo de no más de 200.000 turistas durante las vacaciones de invierno. En comparación, en 2019 -durante 2020 no hubo movimientos por la pandemia- llegaron 330.000. “Mar del Plata es una ciudad elegida naturalmente por los visitantes, y vamos a seguir trabajando en todo lo que ayude para promocionar y seguir con los cuidados”, dijo el intendente Montenegro al ser consultado por el receso. También indicó que “aún no está claro el formato” y que los focos de contagios se buscarán en las fiestas clandestinas.

A pesar del poco incentivo de Provincia, haber subido a fase 3 descomprimió la situación de algunos sectores, que podrán reabrir sus puertas y estimular así el consumo de los visitantes. Por caso se autorizó el regreso de cines y teatros, con aforo del 30% y el 50%, respectivamente.

De todos modos, la hotelería luce como uno de los rubros más golpeados. En números, Mar del Plata muestra un descenso del 43% en su capacidad respecto al último registro antes de la pandemia: mientras que en febrero de 2020 había 1.267.708 plazas, en abril de este año cayeron a 715.495, según datos del Indec.

La disminución es encabezada principalmente por los establecimientos sindicales: la mayoría no abre las puertas desde marzo del año pasado. En total, cerca de 300 hoteles debieron cerrar. Además, algunos de ellos se sumaron a los dispositivos para internación y observación de contagiados leves.

En el sector entienden que la situación es ahora incluso peor con relación a 2020, ya que no se renovó el programa ATP, por lo que los empresarios solicitan la condonación del impuesto Inmobiliario del actual ejercicio y el anterior para poder sostener el pago de salarios, lo mismo que las tasas municipales.

“Todavía no hay movimientos de reservas. Faltan definiciones, porque se mantiene la incertidumbre en torno a la circulación; estamos expectantes”, dijo Jesús Osorno, vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG), en diálogo con La Tecla. Por otro lado, el referente del sector planteó que sería beneficioso que Provincia le diera un mayor impulso a la circulación en territorio bonaerense. “Si se mueve algo, bienvenido sea, porque hoy estamos entre un 2% y un 5% de ocupación hotelera. Es la nada misma, no cubrimos ni los gastos. La crisis económica es devastadora, peor que en 2001”, remarcó el empresario.

Además, Osorno defendió la postura de unos 106 hoteleros que, a través de un comunicado, adelantaron que no pagarán los impuestos para priorizar el costo de los salarios. “El asunto es llegar de pie a la temporada de verano. Hay muchos que no van a poder, es muy costosa la reapertura de un hotel: siempre hay arreglos por hacer. Según lo que nos dijo el Emtur, actualmente, de 55.000 camas hoteleras tenemos 14.000 disponibles. Si pudiéramos trabajar en un 30% el próximo verano, ya sería un éxito. En la última solo lo hicimos al 25%”, sentenció Osorno.



La situación del teatro y la música

Los principales referentes locales de la industria del espectáculo dejarán pasar las vacaciones de invierno y apuntarán la mira hacia el verano. El fin de semana extra largo de octubre, un testeo clave para el sector.

La incertidumbre con la que se llegó a junio en el marco de la segunda ola de COVID-19 dificultó la posibilidad de planificar una temporada de invierno con la puesta en marcha, principalmente, de una cartelera teatral.

“Mar del Plata podría ser la primera gran vidriera del espectáculo pospandemia”, auguró Carlos Rottemberg, titular de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales y Musicales, quien mantiene un afinado vínculo con el coordinador del gabinete municipal, Alejandro Rabinovich, con quien se reunió en las últimas semanas para comenzar a planificar el verano.

Sin grandes espectáculos para julio, la apuesta grande es de cara al fin de semana del 8 al 11 de octubre, momento en el cual confían que se sentirá el impacto del avance de la vacunación. “Mar del Plata es marca registrada cuando de turismo se trata, y el espectáculo es una parte indivisible de su idiosincrasia”, alimentó el productor teatral. A nivel local es poco el movimiento hacia el invierno.

“La mayoría no se la va a jugar, y se va a salir fuerte en octubre y noviembre”, aseveró a La Tecla Mar del Plata Pato Duhalde, cara visible de Teatriz, una de las salas teatrales con mayor crecimiento en los últimos años. Hay expectativas pero no hay volumen de producción, coinciden otros referentes de la movida marplatense.

En la industria musical, el panorama es bastante similar, con escaso movimiento hacia julio. Una de las voces más resonantes del ámbito, Pablo Baldini, de NA Producciones, se mostró con  mayores expectativas: “Esta vez hay certeza de que arranca la cosa, se vislumbra que volvemos”.

También expresó los desafíos: “Tenemos que afinar protocolos y cuidados, si no estaremos perjudicando a la actividad del otro. Ser responsables, esa es la palabra”.


El titular del Emtur, Bernardo Martín, reconoció que vislumbran una recuperación a partir de octubre


Bernardo Martín: “Estamos convocando a los turistas”

El titular del Ente Municipal de Turismo (Emtur) destacó que promocionarán la temporada de invierno, con especial hincapié puesto en el respeto de los protocolos y las medidas sanitarias.

A diferencia de lo que ocurrirá con Provincia, la ciudad impulsará la convocatoria de visitantes para las dos semanas del receso invernal de julio. “El tránsito interjurisdiccional está abierto, los hoteles están abiertos con sus protocolos, con lo cual el turismo es una actividad habilitada y todo hace presumir que para las vacaciones de invierno siga en la misma situación”, enfatizó el titular del  Emtur, Bernardo Martín.

Por ello destacó que “estamos convocando a los turistas a regresar a Mar del Plata”, en lo que será un ensayo hacia el verano. “Estamos trabajando con un panorama hacia adelante y estamos viendo que el avance de la campaña de vacunación nos va a permitir ir a un escenario distinto, de una apertura fuerte de la ciudad, que vemos se va a estar dando para el fin de semana del 12 de octubre”.

El funcionario destacó el acompañamiento de los operadores turísticos: “Tenemos un empresariado modelo, que cumple con todos los protocolos a rajatabla; cualquier persona que se venga a alojar va a encontrar un ámbito seguro”.

Las proyecciones que maneja el ente turístico evidencian la cautela. Martín estimó una afluencia de unos 180.000 turistas, poco más de la mitad de los 330.000 que llegaron en las últimas vacaciones de invierno, en 2019. Los números de mayo consolidan esos guarismos. “Recibimos 178.000 turistas, cuando normalmente recibíamos en ese mismo período arriba de los 400.000; estamos por debajo del 50%. Eso también se reflejó en una escasa ocupación hotelera, porque la mayoría de los que vienen son propietarios o residentes. La ocupación hotelera estuvo en sus pisos históricos”.

 

Beneficios para los sectores castigados

El jueves pasado, el Concejo Deliberante aprobó un nuevo paquete de ayuda para los cines, sector que apuesta a recuperarse con el turismo. La iniciativa busca eximir del pago del 100% de la Tasa por Publicidad durante el segundo cuatrimestre. En la misma línea establece liberarlos del pago del anticipo 5 de la Tasa por Servicios Urbanos y la Contribución a la Salud, la Educación y el Desarrollo Infantil del ejercicio fiscal 2021. La medida incluye también a natatorios y gimnasios.



El auxilio de Provincia

Gobernación determinó que, entre julio y septiembre, se reducirán a cero las alícuotas de Ingresos Brutos para teatros, cines, bares, restaurantes y gimnasios, entre otros sectores alcanzados.

 

Ayudas que no alcanzan

El presidente del Emtur aseguró que, a pesar de los distintos programas de Nación, Provincia y Ciudad, “toda la ayuda es escasa frente a una situación de crisis económica y pandemia” como la que se viene atravesando. “Este tramo de las últimas restricciones fue un golpe muy duro para la economía de la ciudad, y lo estamos sintiendo todos”, señaló Bernardo Martín.

 

El impacto de los contagios en los turistas

En el gobierno entienden que la ciudad es un destino seguro. Según datos de la Secretaría de Salud, en el verano pasado, la influencia de los contagios entre los visitantes fue del 10 por ciento respecto de los casos generales.

Generar confianza al visitante es una de las claves que busca explotar y consolidar el gobierno municipal, y en ese sentido ven como fundamental el reciente paso de la ciudad a fase 3, con una disminución marcada en los contagios. “Mar del Plata ha demostrado con la temporada ser un destino seguro”, saca chapa el presidente del Ente Municipal de Turismo (Emtur), Bernardo Martín. “No hemos colapsado  el sistema de salud y estamos con unporcentaje de ocupación de camas dentro de los parámetros establecidos por la Provincia”, agregó, en diálogo con La Tecla Mar del Plata.

Desde la Secretaría de Salud se valen de los números del verano pasado para justificar que el impacto de los contagios en los turistas es mínimo. Mientras que entre los habitantes marplatenses se registraba un promedio de 200 contagios diarios, los de aquellos sin residencia ascendían a 20 diarios. “No es una influencia tan importante con respecto a los casos en general, es cercana al 10 por ciento”, dijo en ese entonces la titular del área, Viviana Bernabei.

 

Antecedente del último verano

Entre diciembre 2020 y enero 2021 llegaron a Mar del Plata 1.418.312 turistas, una disminución del 35% con respecto a los 2.210.841 del mismo período de la temporada 2019-2020.

La caída es aún más profunda si se restringe a enero, donde los 832.000 visitantes reportaron un 40% menos que los del primer mes del último año.