SANTA FE
23/06
Mató a un hombre, ocultó su cuerpo y luego se envenenó
Las autoridades policiales de Malabrigo encontraron el cuerpo de la víctima enterrado en un pozo negro y también al sospechoso envenenado en su domicilio. Leé más
Desde el pasado 10 de junio, Joaquín Tapari de 48, era intensamente buscado por la policía santafesina y en los últimos días, sus restos fueron hallados dentro de un pozo negro. El principal sospechoso, era su amigo, quien también fue encontrado sin vida, cuando los efectivos se dirigieron a su domicilio. Al parecer se envenenó para no ser detenido.

El hecho sucedió en la localidad de Malabrigo, Santa Fe y según trascendió en los medios locales, el sospechoso fue identificado como Roberto Carlos Perrone de 46 años, quien se quitó la vida minutos antes de ser detenido. El portal El litoral narró que la policía llegó al domicilio, llamó reiterada veces y tras no recibir respuesta, ingresó a la vivienda y lo encontró agonizando.

Los efectivos trasladaron a Perrone al hospital, donde terminó falleciendo por envenenamiento, minutos después. Al parecer, el sospechoso era encargado de un centro de rehabilitación de drogas, donde Tapari, oriundo de Entre Ríos, estaba internado hacía dos años. Su cuerpo fue hallado en el pozo del campo de donde Perrone era encargado.