22/06
El deber y el haber en el Ejecutivo marplatense
En 18 meses de gobierno, las secretarías y los entes tuvieron conflictos, movimientos, y más de un área podría tener cambios luego de los comicios. Cómo está la situación en cada una.
A más de un año y medio del inicio de la gestión montenegrista, el Ejecutivo municipal comienza a estar bajo la lupa, en un contexto en el que ya hubo movimientos internos y podrían avecinarse otros tantos ante las consecuencias de las próximas elecciones legislativas.

Los 9 secretarios que conforman el gabinete -a los que se suma el coordinador-, más los 4 entes descentralizados (Turismo, Servicios Urbanos, Deportes y Vialidad) en todos estos meses de gestión han sumado puntos tanto en el debe como en el haber. La pandemia trastocó los planes de varios y las malas gestiones desencadenaron cambios en la administración municipal. El más notorio fue el reemplazo de Darío Oroquieta por Horacio García en Seguridad, concretado en noviembre del año pasado.

Ahora, bien, los principales funcionarios de Montenegro saben de antemano que ninguno tiene el puesto asegurado en el mediano plazo. El impacto de los comicios tendrá su arista más visible en la próxima correlación de fuerzas del Concejo Deliberante, pero eso no quita que pueda haber movimientos en el gabinete.

Esta posibilidad se ha robustecido con el cimbronazo político que atravesó el oficialismo el mes pasado, cuando se concretó la ruptura entre Montenegro y el senador Lucas Fiorini: todos los funcionarios que respondían al legislador provincial abandonaron el Ejecutivo. De esta forma, el Emtur tiene un presidente interino -Bernardo Martín, quien antes era el vice-, a la espera del reemplazante definitivo de Federico Scremin, mientras que otros cargos continúan vacantes.

En este marco, el intendente aguarda las definiciones en la superestructura para confeccionar la lista municipal y seccional, en medio de las disputas entre Diego Santilli-Jorge Macri –en principio, el PRO bonaerense tendría un solo candidato-, y larretistasvidalistas versus “bullrichistas”. El resultado de esas negociaciones aclarará el panorama y definirá a quién le pagará Montenegro.

Esto podría tener un impacto directo en el seno del gobierno, que a las patas “tradicionales” de la UCR, el PRO y la Coalición Cívica le ha agregado recientemente a un sector de los gastronómicos, a partir de la incorporación de la edil Mercedes Morro.

Por su parte, en los pasillos del Palacio Municipal crecen las versiones de que más de un  funcionario quiere desembarcar en el HCD. Una de las causas estaría en la medida que dispuso el intendente de renunciar al 15% del salario, a lo que se sumó la donación del medio aguinaldo de junio. Mientras tanto, Fernando Muro (Producción) y Viviana Bernabei (Salud) lucen hoy como los dos principales candidatos oficialistas; aunque, en el último caso, otros nombres, como la empresaria Florencia Miconi y Lynette Hooft, funcionaria y esposa del secretario de Cultura, podrían sumarse a la nómina de mujeres del PRO en reemplazo de la secretaria, muy ligada a la gestión de la pandemia.

Con este escenario, a continuación se plantea un repaso del debe y el haber de la primera línea del Ejecutivo y cómo han quedado posicionados los distintos funcionarios en estos 18 meses de gobierno.

 

ALEJANDRO RABINOVICH – Coordinador de Gabinete



Mano derecha de Montenegro: tiene bajo su órbita todo lo que sucede en las secretarías y entes descentralizados. Al inicio del gobierno protagonizó un fuerte enfrentamiento con el extitular de Seguridad, Darío Oroquieta. Aparte de su función interna es uno de los principales voceros del Ejecutivo ante los medios. En el último tiempo, su discurso viró de un tono mesurado y de consenso a uno mucho más opositor, principalmente hacia Provincia, por la imposibilidad de regresar a las clases presenciales, a diferencia del AMBA. Es un número puesto para encabezar la lista seccional de Juntos por el Cambio. Quizás la posible candidatura tenga que ver con el perfil en ascenso que ha mostrado, no sólo ante los medios, sino también en recorridas por los barrios junto al intendente.

 

SANTIAGO BONIFATTI – Secretario de Gobierno



Quizás el funcionario más outsider dentro del Ejecutivo, ya que arribó sin pertenecer al espectro de Juntos por el Cambio y fue candidato por Consenso Federal en 2019. En el último tiempo quedó herido por el fracaso del pliego del transporte, que no pasó por el filtro del Concejo Deliberante; aunque Bonifatti buscará retocar el proyecto para volver a presentarlo antes de que termine 2021. Esta situación ha limado su imagen dentro del gobierno, e incluso funcionarios de su área han abandonado la gestión. Por caso, Guillermo Iglesias, el director de Transporte. Mientras pugna por ubicar a su hermana, Lucía -actual subsecretaria de Modernización- en la lista de concejales por el oficialismo, Bonifatti podría ser moneda de cambio luego de diciembre.

 

VIVIANA BERNABEI – Secretaria de Salud



Es una de las que asoman para estar en la lista, pero hoy se evalúa bajarla, porque no verían con buenos ojos incluirla en la campaña en medio de la pandemia. Si bien se preveía un perfil bajo  subió el tono por la situación sanitaria. En abril le marcó la cancha al Concejo ante las dilaciones para prorrogar la Emergencia Sanitaria. También tuvo cruces con la Región Sanitaria VII por la campaña de vacunación, ya que Provincia decidió no apoyarse en los centros de salud municipales para acelerar el proceso de inmunización. En los primeros meses de gestión estuvo en la mira por un presunto ajuste en las guardias pediátricas. En tanto, la oposición le cuestionó no haber utilizado la totalidad del Presupuesto 2020 destinado a Salud -sólo se usó el 87%- para combatir el COVID-19.

 

GERMAN BLANCO – Secretario de Hacienda



Mantiene el perfil más bajo de todo el gabinete. Solo se le escuchó la voz cuando acudió al HCD para exponer los números del Presupuesto o la Rendición de Cuentas. Recibió cuestionamientos de la oposición por no engrosar las partidas para combatir el COVID-19. En este sentido vio en primera persona los efectos de la pandemia en la economía local: el Municipio recaudó $2.036 millones menos de lo previsto en 2020 y unos $2.577 millones menos que lo estipulado en el Presupuesto. Con una leve mejoría en las cuentas del primer trimestre -los recursos percibidos mejoraron casi un 5% respecto al año pasado- impulsó un Régimen de Regularización Fiscal para los contribuyentes más castigados por las restricciones sanitarias.

 

ANDRES MACCIO – Presidente Emder



Debió lidiar con la herencia del mal estado de los escenarios deportivos, con el estadio Minella a la cabeza, espacios que necesitan una inversión millonaria, que el Municipio no puede afrontar. El financiamiento de Nación, la única salida. En el primer tramo de la pandemia sufrió críticas por falta de acompañamiento a los clubes deportivos afectados por la crisis. La finalización de los Polideportivos de Camet y Centenario podrían poner paños fríos ante el déficit en la gestión de Macció, una de las más cuestionadas en estos meses junto con Cultura y Desarrollo Social.

 

SEBASTIAN D´ANDREA – Presidente Emsur



Junto con el Emvial, este año ha recibido cuantiosos recursos. El área tuvo un rol importante en la desinfección de espacios públicos, la refacción de escuelas y el armado del Hospital Modular. En 2020 hubo un conflicto que se prolongó con los recicladores del predio de disposición final de residuos, que dejó a la ciudad en vilo. Además, en agosto se vence el convenio del Municipio con Ceamse, y no se renovará.  Por otro lado genera preocupación el pésimo estado de los cementerios municipales, donde quedó expuesta la falta de acción del ente.

 

JORGE GONZALEZ – Secretario de Obras



Su secretaría ha quedado expuesta por apenas usar el 30,3% de los fondos proyectados en 2020, lo que posicionó al área como la de menor ejecución en todo el gabinete. El apartado de la obra pública es el más crítico, ítem en el que sólo se utilizó el 12% de las partidas asignadas en el  Presupuesto. De cara a este año redobló la apuesta y diseñó un plan de construcciones por $2.215 millones, un incremento interanual del 175%. Para avanzar en ello, la necesidad de financiamiento de Provincia y Nación luce imperiosa. En paralelo continúan los proyectos inmobiliarios para construir edificios lindantes o que afectan a edificios patrimoniales. También impulsó un régimen de “amnistía” para regularizar metros cuadrados que fueron construidos y no se declararon.

 

SEBASTIAN PUGLISI – Secretario de Educación



Jugó para Vilma Baragiola en las PASO de 2019 y luego recaló en la gestión montenegrista. Su  función estuvo condicionada por la pandemia: al asumir, el intendente le pidió que visitara, al  menos, dos escuelas de la ciudad por semana, algo que se tornó imposible con la irrupción del COVID-19; aunque se matizó con reuniones vía Zoom. Junto con Obras Sanitarias, el Emsur y la Secretaría de Obras, conformó una Unidad de Gestión para poner a punto los edificios educativos. A pesar del bajo perfil es una de las voces del Ejecutivo que más piden por el retorno a la presencialidad. Asimismo formó parte de las negociaciones con Nación y Provincia para el arribo de $437 millones para el financiamiento del sistema educativo municipal.

 

BERNARDO MARTIN – Presidente Emtur



Asumió la conducción del ente -antes era el vice- hace poco más de un mes, debido a la renuncia de Federico Scremin, quien responde a Lucas Fiorini, tras la ruptura entre Montenegro y el senador provincial. Es uno de los pocos dirigentes de la Coalición Cívica en la primera línea del gobierno y su puesto podría ser moneda de negociación tras los comicios legislativos, sobre todo a partir de diciembre. En el corto plazo, con el avance de la vacunación, asoma el desafío de recuperar el flujo normal de turistas que visitan la ciudad: en la última temporada la merma fue del 35%. Su antecesor también planteó la necesidad de recuperar el turismo de reuniones en Mar del Plata, algo que se ha perdido progresivamente en los últimos años.

 

FERNANDO MURO – Secretario de Producción




Número puesto para ser candidato a concejal, es el secretario con mayor exposición mediática. Adquirió notoriedad como bandera de la “reactivación”, en el diálogo con los distintos sectores económicos que reclamaban a Provincia y Nación poder abrir sus puertas durante las restricciones del ASPO. No obstante, las buenas intenciones chocan con los indicadores económicos. En el segundo trimestre de 2020 la ciudad alcanzó su récord histórico de desocupación, con el 26%, mientras que cerró el año pasado con 11,1%. Además hay trabas presupuestarias: Producción es el área que tiene menos recursos asignados en todo el gabinete. Por otro lado, Muro está en la mira por la falta de controles a comerciantes en la plaza Rocha.

 

CARLOS BALMACEDA – Secretario de Cultura



Durante los primeros meses de pandemia recibió duros cuestionamientos por parte de los artistas locales ante la falta de iniciativas para desarrollar actividades y así salvar los ingresos de los trabajadores. Incluso en el Concejo se discutió la posibilidad de declarar la Emergencia en Cultura, aunque no logró los consensos necesarios. También mantuvo un encontronazo público con Christian Rabe, actual director general en el área, durante un evento desarrollado en la Plaza del Agua. Asimismo, un grupo de artistas le reclaman pagos por espectáculos durante la temporada. Para este año prometió destinar $6 millones para “contratación artística”, en busca de darle mayor formalidad al sector.

 

VERONICA HOURQUEBIE – Secretaria de Desarrollo Social



Muy cercana al diputado Maximiliano Abad, también tiene ganas de llegar al Concejo Deliberante. Debió lidiar con los reclamos por mayor provisión de alimentos para comedores y merenderos: el gobierno comenzó entregando 20 toneladas de frescos en 2020 y ahora la cifra bajó a 12. Algunos apuntan que, sobre todo en los primeros meses de gestión, mantuvo una relación distante con el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad de Provincia. En el día a día, Cristian Beneito,  subsecretario de Acción Comunitaria, le garantizó el diálogo y la contención con las organizaciones sociales. Hourquebié también tuvo críticas internas por falta de medidas sanitarias ante casos de COVID de trabajadores de su secretaría.

 

MARIANO BOWDEN – Presidente Emvial



Vinculado al PRO, se rumorea que no vería con malos ojos formar parte de la lista de candidatos a concejales. Durante este semestre se vio un fuerte incentivo a los trabajos de asfalto y bacheo en zonas del micro y macrocentro, quizás en tono electoral, puesto que en ese territorio se encuentra el electorado de Montenegro. A partir del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) enviado por  Provincia -ronda los $218 millones-, podrá profundizar las tareas y así realzar su imagen hacia el afuera. Sin embargo estuvo en el ojo de la polémica por ceder, sin licitación, unas 1.218 columnas de alumbrado público con fines publicitarios a cinco empresas con un irrisorio canon de $1.500 cada una.

 

HORACIO GARCIA – Secretario de Seguridad



Asumió en noviembre de 2020, en reemplazo de Darío Oroquieta. A diferencia de su antecesor buscó calmar las aguas en el vínculo con Nación y Provincia, aunque todavía no logró el restablecimiento de 500 agentes federales en la Comuna. De todos modos impulsó una reestructuración en la Jefatura Departamental, donde se removió a la cúpula a inicios de marzo. Asimismo gestionó con Berni el arribo de 40 patrulleros y se aguarda la llegada de otros 20 en las próximas semanas, firma de convenio mediante. También ha impulsado la entrega de botones de alerta a comerciantes y la conexión de cámaras privadas al Centro de Operaciones y Monitoreo (COM). Los robos a comercios y de vehículos, los principales ítems a atender en materia de seguridad.