EN LAS REDES SOCIALES
16-06-2021

Cuestionamientos al gobierno por la suspensión de las pruebas Aprender

El gobierno nacional decidió suspender esta herramienta educativa por segundo año consecutivo con el argumento de la pandemia y las críticas no se hicieron esperar. La oposición puso el grito en el cielo y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires adelantó que tomará sus propias pruebas. La respuesta de Trotta.

Cuestionamientos al gobierno por la suspensión de las pruebas Aprender - La Tecla


Las pruebas censales que miden los aprendizajes de todos los alumnos en sexto grado de primaria y en el último año de la secundaria fueron suspendidas el año pasado y este también por el gobierno nacional, que consideró que es muy difícil evaluar los niveles educativos sin la presencialidad en las escuelas. El fuerte rechazo por parte de sectores de la oposición fue casi inmediato.

Diversos protagonistas de Juntos por el Cambio, que además vienen pidiendo intensamente por que no se suspenda la presencialidad en las escuelas de la Provincia, se quejaron via Twitter y argumentaron que estas pruebas son demasiado necesarias como para suspenderlas. El expresidente Mauricio Macri, entre ellos.  
 
 

“Seguimos cayendo. Ahora el gobierno decidió suspender las pruebas Aprender, una herramienta fundamental para tener un diagnóstico del estado real de la educación y poder actuar para resolver los problemas de millones de estudiantes”, dijo el exjefe de Estado, que se sumó a la crítica que también deslizó el otro líder de su espacio, Horacio Rodríguez Larreta. 
 


“En este contexto, suspender por segundo año consecutivo las pruebas Aprender es negar la posibilidad de entender la realidad y de saber dónde hay que trabajar para mejorarla”, dijo en un extenso hilo de Twitter el Jefe de Gobierno porteño y agregó: “Todos los países que mejoraron su educación lo lograron a partir de un conocimiento profundo de su realidad educativa”.

En esa línea también se expresaron los legisladores opositores Esteban Bullrich y Maximiliano Ferraro: “El gobierno sigue tomando los peores caminos. Además del cierre de escuelas, ahora suspende las pruebas Aprender. La Argentina no va a resolver sus problemas silenciándolos, hoy más que nunca debemos entender que el futuro de nuestro país está en las aulas”, fustigó el exministro de educación de Mauricio Macri. 
 
 
Por su parte Ferraro dijo: “Es una decisión irresponsable, que dificulta las estrategias de enseñanza, las prioridades en los aprendizajes y las decisiones de política educativas y también daña a las series históricas realizadas con el mismo fin. ¿Con qué datos y evidencias se está gobernando la Educación?”

"Es grave que por segundo año consecutivo el gobierno nacional haya suspendido las pruebas Aprender, porque no se puede resolver ningún problema ni mejorar nada sin información. No hay libertad ni desarrollo sin educación de calidad", fueron las palabras esgrimidas por el intendente de Vicente López, Jorge Macri en rechazo a la decisión.
 
También habló el actual vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli. En un Twitt el hombre de Larreta consideró que estas evaluaciones "son una herramienta clave para entender dónde estamos parados en materia de educación después del impacto de la pandemia". 

Se expresaron también por la red social del pajarito las legisladoras bonaerenses Aldana Ahumada, Felicitas Beccar Varela y Lorena Petrovich. Las tres recalcaron, en línea con sus líderes políticos, la necesidad de contar con datos estadísticos para mejorar el sistema educativo y que el gobierno, con esta decisión, el gobierno “atenta una vez más contra la calidad educativa y el futuro de los chicos”.
 


"No tener índices reales sobre la educación es un fracaso. La ausencia de la enseñanza presencial generó daños irreversibles en la formación de nuestros jóvenes", aseveró la presidenta del Pro, Patricia Bullrich.


El senador bonaerense Juan Fiorini se subió a la ola de cuestionamientos y remarcó que ésta decisión y la de no abrir la presencialidad en las escuelas conforman “un camino equivocado”.
 
Luego del revuelo que se generó en las redes sociales vino la respuesta del gobierno nacional. El propio ministro de Educación de Alberto Fernández, Nicolás Trotta, publicó un extenso hilo de Twitter en el cual le respondió puntualmente al expresidente Mauricio Macri.
 
 
"@mauriciomacri no se suspenden las pruebas Aprender. Seguimos evaluando. Imposible caer más de lo que cayó la educación en su gobierno. Evaluó y su respuesta a los problemas de las y los estudiantes fue el mayor ajuste educativo de la historia bajando un 33% la inversión", contestó Trotta y lo atacó: "Deje de lado el cinismo. Usted quiere evaluar para hacer rankings, para privatizar, para justificar el ajuste".

Además, el ministro aprovechó para tirar flores a su gestión al frente de la cartera educativa: "La evaluación educativa en la Argentina se fortaleció; evaluamos para visibilizar las profundas desigualdades y enfrentarlas con políticas públicas. Las pruebas Aprender no se suspenden, se robustecen", dijo y concluyó: "Evaluamos para tomar las decisiones correctas que rompan las desigualdades y garanticen el derecho a la educación. El macrismo lo hizo para ajustar y discontinuar".