UN MILLóN DE TURNOS
31/05
Vacunación en Provincia: preocupación por los no inscriptos y presión para los intendentes
"Producto de la campaña que ha habido contra la vacuna, hubo muchas personas de todas las franjas etarias que dudaron en inscribirse; por eso hemos apelado a los intendentes para que todas las personas que no se han inscripto en su momento lo hagan", señaló esta mañana la ministra de Gobierno, Teresa García
El plan de vacunación avanza con fuerza a lo largo y ancho de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, según denuncian en el Gobierno que lidera Axel Kicillof, la campaña anti vacunas fue muy fuerte y aún existen secuelas del daño ocasionado. Por caso, un 30 por ciento de las personas que podrían estar siendo vacunadas, aún no se han inscripto. 

"Estamos terminando el segundo hito de vacunación, lo cual va a generar que se convoque dentro de unos días a las personas de 18 en adelante con enfermedades preexistentes. Estamos distribuyendo esta semana un millón de turnos", señaló esta mañana la ministra de Gobierno, Teresa García.

Sin embargo, no todo es color de rosas. La funcionaria aclaró que "producto de la campaña que ha habido contra la vacuna, hubo muchas personas de todas las franjas etarias que dudaron en inscribirse; por eso hemos apelado a los intendentes para que todas las personas que no se han inscripto en su momento lo hagan". 

"La única normalidad la garantiza la vacuna; tanto es así que ayer tuvimos 200 mil nuevas inscripciones", afirmó García, y aclaró que "cuando nosotros hablamos de vacunados es siempre sobre la cantidad de inscriptos, porque la vacuna es voluntaria; hoy tenemos un treinta por ciento de la población susceptible de vacunarse que no está inscripto". 

En el mismo sentido, el viceministro de la cartera sanitaria, Nicolás Kreplak, resaltó que "hoy estamos terminando de enviar un millón de turnos para esta semana, buscando completar la vacunación de todos los mayores de sesenta y todos los mayores de cuarenta con comorbilidad, además de las personas gestantes". 

"Como la Provincia es muy alta, hay distritos donde esa población está casi terminada y en otros lugares falta un poco más. La variación entre distritos suele ser bastante baja; estamos trabajando para que no sea demasiada", indicó a su vez el sanitariasta, al ser consultado por el avance del plan.

"El sistema de asignación de turnos responde a una base de datos de gran volumen; si una persona dice que tiene una comorbilidad, el sistema no puede saber si eso es mentira. Después cuando se van a vacunar tienen que reforzar que tienen las comorbilidades a través de una declaración jurada", completó Kreplak sobre las eventuales "trampas". 

Eso sí, aclaró que "no es indispensable tener un certificado médico, porque nosotros queremos vacunar y si uno lo exige corremos el riesgo que una persona tarde un mes en conseguir un turno para obtenerlo". 

"La declaración jurada implica que si no se dice la verdad se está falseando información pública. Alguien podría mentir, pero nuestro objetivo principal es que la persona que no miente pero tampoco puede acceder a un certificado médico no se quede sin vacunarse y se muera", completó el número 2 de Daniel Gollan.