CALOR DE INVIERNO
28/05
Sexo espontáneo: las claves para lograrlo
No hay magia, pero hay truco y La Tecla te los revela para que, si la carencia de ganas ya lleva demasiado tiempo metida en la pareja, que no sea razón para bajar los brazos y que y que el sexo recupere su lugar.
No hay que confundir el distanciamiento social reglamentado para prevenir los contagios con la eliminación completa del contacto corporal con parejas o vínculos sentimentales, aunque los datos meteorológicos y los datos estadísticos no fomenten la calentura, es necesario hacer un fuego, encenderlo, porque la pasión necesita combustible.

Relaciones de años, cansancio  general, falta de motivación son ingredientes que erosionan las ganas de activar, de cachondear y no hay que culparse ni desesperarse por esto, es completamente normal; eso sí, si hay ganas, algunas pequeñas modificaciones pueden empezar a generar esos roces y goces espontáneos perdidos.

Un mini activador de esa libido puede ser un mensaje picante telefónico que genere expectativa y algún cosquilleo en el/la otro/a, no será un pase mágico, pero puede ser una pequeña chispita. Algo así como: “Soñé algo super hot, cuando nos veamos te cuento” o “hoy cenemos liviano porque hay postre”, o un “hoy tengo ganas de que hagamos algo que nunca hicimos”, lo que se adapte a la dinámica de la relación.

También es fundamental no estar en el mismo lugar viéndose las caras las 24 horas los 7 días de la semana, si hay posibilidad de un recreo, es vital que programen paseos separados o que se encuentren con otra gente, para que el vínculo respire y recupere esas ansias de verse y reencontrarse.

Incorporar el sexting antes de pasar al plano corporal también puede enriquecer el erotismo, ya que de esa forma se ponen en juego otros roles de seducción más excitantes que lo que puede suceder en la cotidianeidad, son juegos para sumar ganas.

Para darle pelea a la monotonía, un clásico como que una de las personas esté vendada, puede ayudar a que se incremente la imaginación y se permita al cuerpo volver a sentir. Si no hay razones clínicas que impidan que dar rienda suelta a la pasión, no hay nada perdido aún. Por último, es importante tener en cuenta que se puede regresar de a poco a la sensualidad, la ansiedad hay que tratar de dominarla y permitirse varias oportunidades para volver a conectar.

Etiquetas / Tags
Sexo
Sexo espontaneo