TRAS EL “CASO CABA”
05/05
Presencialidad: fallos pendientes y nuevos planteos de intendentes opositores
La Justicia bonaerense pidió más información a Vicente López para definir su recurso de amparo. Sin novedad respecto de la presentación de Gustavo Posse. En La Plata y Tres de Febrero eligieron la cautela. Mar del Plata no descarta nada, en caso de retroceder a Fase 2.

El fallo de la Corte Suprema, que le dio el aval necesario a la Ciudad de Buenos Aires para continuar con las clases presenciales en el distrito gobernado por Horacio Rodríguez Larreta, abrió varios frentes en la escena política y judicial.

Algunos de ellos repercuten en territorio bonaerense, donde distintos recursos judiciales esperan una resolución, de cara a la vuelta a clases presenciales, convertida en una bandera por parte de la oposición.

Así, en las últimas horas, la jueza en Civil y Comercial 12 de San Isidro pidió informes a la Municipalidad de Vicente López antes de resolver si otorga una medida cautelar presentada por el intendente Jorge Macri, luego de que la Corte bonaerense se declarara incompetente y devolviese el expediente a la justicia sanisidrense.

La magistrada Estela Robles requirió al municipio que brinde precisiones sobre la capacidad hospitalaria, de testeo y de transporte para los docentes, además de lugares de testeo para el Covid 19, capacidad, frecuencia y temperamento a tomar ante la negativa de un docente.

También si el municipio cuenta con transporte propio para los docentes y capacidad de atención hospitalaria de los trabajadores de la educación ante eventuales contagios.

Como informó La Tecla.info, el propio jefe comunal del PRO había adelantado que, con el impulso de la decisión respecto de CABA, aportaría nuevos datos a la causa, aclarando que su municipio puede realizar 150 test diarios y que hay un "protocolo" en caso de negativa de docentes a testearse.

Asimismo, puso a disposición el llamado transporte del "Bicentenario", una línea de colectivos municipal que transita de manera gratuita por todo el Municipio, bajo protocolo y "con una frecuencia ininterrumpida".

También afirmó que el 87 por ciento de los docentes y no docentes viven en Vicente López, San Isidro y ciudad de Buenos Aires, "lugares que declararon esencial la educación", por lo que estaría permitido viajar en transporte público, y que el 65 por ciento tiene "movilidad propia", según precisaron las fuentes.

Sobre la capacidad de atención del sistema de salud local, le aseguraron a la jueza que "es robusto", solicitando la posibilidad de que la Justicia otorgue una cautelar al menos para los establecimientos municipales.

Por otra parte, está pendiente de resolución el recurso interpuesto por Gustavo Posse, intendente de San Isidro (Juntos por el Cambio), que también fue devuelto por la Corte al tribunal de primera instancia -el juzgado Civil y Comercial Nº 16 de San Isidro-, quien todavía no se expidió.

Cautela en La Plata

A pesar de que se especulaba con nuevos bríos por parte de los jefes comunales de Juntos por el Cambio a partir de la decisión del máximo órgano de Justicia nacional, desde La Plata siguen manteniendo la cautela.

En el entorno del intendente de la capital, el macrista Julio Garro, sostienen que “Julio dijo que prefería esperar que la justicia resuelva y que serán respetuosos de la decisión que se tome. Pero teniendo en cuenta la gran cantidad de presentaciones que se hicieron tanto los intendentes como de instituciones, no tenía sentido seguir llenando de causas. Sino más bien esperar y que la justicia resuelva”.

En la municipalidad platense consideran, además, que en provincia de Buenos Aires hay un escenario muy diferente al de CABA, ya que en este caso es la Provincia la responsable del  sistema educativo, por lo que puede y debe decidir si opta por la presencialidad o no de las clases.
“Debemos aprender de las experiencia que tuvimos sobre el uso de protocolos y cuidados, para que se pueda ir retornando de forma gradual a la presencialidad, sin que esto dispare los niveles de contagio”, aseguró el alcalde del PRO durante el último zoom con el Gobernador. 

Luego del encuentro, que compartió junto al resto de jefes comunales, Garro indicó: “Le propusimos al gobernador la posibilidad de organizar las clases presenciales en la primaria, garantizando a través de los transportes escolares la circulación de los alumnos para evitar el uso del transporte público y que siga siendo para esenciales”.

En otro distrito PRO, como Tres de Febrero, el intendente Diego Valenzuela se muestra igualmente cauto. No realizó ninguna presentación judicial, y tampoco está en análisis hacerlo –aseguraron desde el distrito del Conurbano-, aunque el jefe comunal de JxC se manifestó abiertamente favorable a mantener grados de presencialidad en las escuelas.

Desde la Costa Atlántica, en círculos cercanos al intendente Guillermo Montenegro, otro alcalde PRO, se asegura que el jefe comunal es proclive a mantener la presencialidad en las aulas, aunque por el momento no se vio obligado a tomar el camino de la acción judicial ya que Mar del Plata se mantuvo, por el momento, en Fase 3.