FUERTES DECLARACIONES
19/04
Bronca en el Gobierno tras el ok de la Justicia a las clases presenciales en la CABA
"Lo que hicieron es un estrago jurídico. Están tomando medidas que son del exclusivo resorte de la Justicia Federal. No estamos dictando medidas de política educativa. Son medidas de política sanitaria en una pandemia. Por eso la Ciudad fue directo a la Corte Suprema de Justicia de la Nación", dijo el presidente Alberto Fernández
El presidente Alberto Fernández y gran parte de los integrantes del oficialismo se mostraron molestos luego del fallo de la justicia porteña a favor del dictado de clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires. "Genera un estrago jurídico porque toma medidas que son del exclusivo resorte de la Justicia Federal", enfatizó el Jefe de estado.

"Lo que hicieron es un estrago jurídico. Están tomando medidas que son del exclusivo resorte de la Justicia Federal. No estamos dictando medidas de política educativa. Son medidas de política sanitaria en una pandemia. Por eso la ciudad fue directo a la Corte Suprema de Justicia de la Nación", dijo el Presidente en declaraciones a El Destape.

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires falló ayer a favor de la presencialidad de las clases en el distrito, al pronunciarse sobre una presentación hecha por organizaciones de docentes contra el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Gobierno nacional que establece la suspensión de la actividad por 15 días en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para contener la segunda ola de coronavirus.

Por su parte, el ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, destacó la decisión del presidente de "preservar la vida de miles de argentinos" y dejó claro que "no dictó políticas educativas" en referencia al fallo de la justicia porteña al que calificó de "mamarracho jurídico" con una sola explicación que es "política".

"El Presidente @alferdez tomó una decisión de Estado para preservar la vida de miles de argentinos, no dictó políticas educativas. Utilizar políticamente al Poder Judicial es una especialidad del macrismo, pero esta vez han ido demasiado lejos", publicó el ministro en su cuenta en la red social Twitter.

Agregó que "una medida sanitaria del Gobierno nacional pretende ser suspendida por la Justicia porteña, un fuero local, manifiestamente incompetente para resolver sobre cuestiones federales. Este mamarracho jurídico sólo tiene una explicación y es política". "La fiscal, los jueces y el Gobierno de la Ciudad deberán hacerse responsables de las consecuencias sanitarias de esta medida", concluyó.

En tanto, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, advirtió que el "problema" no son las clases sino la "circulación" de personas, después del ya mencionado fallo de la Justicia porteña.

"El problema no son las clases, el problema es la circulación. En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), de lado de Provincia, hay 3 millones de chicos escolarizados. Si les agregamos familiares y docentes, llegamos a 6 millones de personas: la mitad de la población del AMBA", subrayó Gollan desde su cuenta de Twitter. "Esa circulación hay que frenar", concluyó.

Tal como se informó antes, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires falló a favor de la presencialidad de las clases en el distrito, al pronunciarse sobre una presentación hecha por organizaciones de docentes contra el DNU del Gobierno nacional que establece la suspensión de la actividad por 15 días en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para contener la segunda ola de coronavirus.