RESTRICCIONES
18/04
La Justicia porteña dictaminó a favor de una cautelar para que mañana haya clases presenciales
La fiscal ante la Cámara de Apelaciones de la Ciudad, Karina Cicero, resolvió a favor del amparo presentado por dos organizaciones civiles para garantizar la presencialidad en las aulas este lunes. Ahora, la Cámara de Apelaciones delibera sobre el fallo de la presencialidad de las clases y hay expectativa en el gobierno porteño
Luego de que el jefe de gobierno porteño presentara una acción declarativa de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema para intentar garantizar las clases presenciales, la justicia de la Ciudad de Buenos Aires recibió al menos 5 medidas cautelares pidiendo la nulidad del decreto nacional que estableció el cierre de escuelas desde el 19 al 30 de abril del 2021, como medida para contener la segunda ola de coronavirus.

Dos de ellos -presentados por un grupo de docentes de la ONG “Abramos las Escuelas” y la fundación Centro de Estudios en Políticas Públicas (CEPP)- fueron rechazados en primer lugar por el juez Marcelo Segón. El titular del Juzgado N°17 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad consideró que no podía expedirse sobre los amparos.

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo, que integran los jueces Marcelo López Alfonsín, Laura Alejandra Perugini y Nieves Machiavelli, ya está deliberando la resolución del conflicto que comenzó en la Ciudad de Buenos Aires cuando el presidente Alberto Fernández decidió emitir un Decreto de Necesidad y Urgencia suspendiendo la presencialidad de las clases por 15 días y como parte de un paquete de medidas para enfrentar la segunda ola de coronavirus.

Durante la tarde de este domingo, el tribunal decidirá si mañana hay clases presenciales o no en la Capital Federal. La noticia se conocería cerca de la medianoche. En el medio debe resolverse si Machiavelli formará parte de la decisión o no, debido a que es hermana de Eduardo Machiavelli, ministro de Medido Ambiente del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Un grupo de padres pidió la recusación de la jueza debido a la relación parental con el funcionario porteño, por lo que ella debe decidir qué hacer.