15/04
Vidal reapareció tras presentar su libro y cuestionó las nuevas medidas de restricción
Un día después de lanzar “Mi Camino” la exgobernadora habló en televisión para respaldar al jefe de Gobierno porteño en su defensa de la presencialidad en las escuelas. 
Un día después de presentar formalmente su libro “Mi Camino”, la ex gobernadora María Eugenia Vidal reapareció en los medios de comunicación. Esta vez, lo hizo en la pantalla de Todo Noticias, donde cuestionó las últimas medidas adoptadas por el Gobierno nacional y que fueron acatadas por la gestión de Axel Kicillof.

“Estas son medidas improvisadas y sin diálogo. Lo más grave es que son medidas indiferentes con la realidad de los argentinos”, sentenció Vidal en alusión a las declaraciones vertidas por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“La evidencia hoy dice que en la escuela no hay un foco de contagio. Lo dicen estudios de la Ciudad y del Ministerio de Educación de la Nación”, añadió la ex mandataria. “La escuela es la última restricción”, expresó. 

Tras las nuevas restricciones que impulsó el Gobierno Nacional para frenar la circulación del Covid 19, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, se diferenció de Alberto Fernández y criticó con dureza su gestión, ya que advirtió que las nuevas medidas fueron tomadas de forma inconsulta y lo acusó de llevar al país a una delicada situación sanitaria por no “cumplir con la cantidad de vacunas que prometió”. 

Durante la conferencia de prensa que brindó este martes, el alcalde local advirtió que “el Gobierno nacional decidió romper el mecanismo del diálogo y consenso que veníamos sosteniendo hace más de un año. Quiero ser muy claro: no fuimos consultados sobre ninguna de las medidas que se tomaron” y remarcó que “es inexplicable que haya sido así, más cuando veníamos teniendo reuniones constantes para hablar de las medidas para frenar la suba de casos. Una pandemia como esta no admite la posibilidad de que un Presidente no coordine las acciones con un jefe de Gobierno o un Gobernador”.

En lo que respecta a las clases presenciales, el jefe de Gobierno porteño subrayó que está “totalmente en desacuerdo con la decisión del Gobierno nacional de cerrar las escuelas por dos semanas en esta situación epidemiológica. Sabemos el daño que producen las escuelas cerradas” y remarcó que “no hay razón sanitaria que justifique, en este momento, suspender las clases presenciales por dos semanas. En una medición que hicimos entre el 17 de marzo y el 12 de abril, lo confirmamos: menos del 1% del total de las personas que asisten a las escuelas dieron positivo”. 

“Vamos a presentar un amparo ante la Corte Suprema. Mi responsabilidad es hacer todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar las clases presenciales. No podemos hipotecar el futuro de los chicos. Las aulas más peligrosas son las aulas cerradas”, completó, adelantando su deseo de ser recibido por el Presidente.