SALUD MENTAL
15/04
Todo para combatir la depresión
Esta enfermedad afecta a gran parte de la población de todo el mundo y suele presentar distintos síntomas. Puede ser tratada a través de terapias; con ayuda de distintos especialistas y otras alternativas. Leé más y entérate qué hacer para salir adelante.
Según la Organización Mundial de la Salud, la depresión es una enfermedad mental frecuente, que afecta a personas de todas las edades y suele caracterizarse “por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración”, entre otros factores.

Se estima que más de 300 millones de seres humanos la padecen en todo el mundo y es uno de los trastornos que más ha aumentado por la pandemia del coronavirus y el tema de salud pública que más preocupa. En América siete de cada diez personas no reciben tratamientos médicos y se ven afectados en distintos ámbitos de su vida, como el desempeño laboral, escolar, y en los casos más graves pueden optar por el suicidio.

Por eso es fundamental, ante la presencia de dos o más síntomas pedir asistencia psicológica o psiquiátrica. Los casos más leves se pueden tratar sin medicamentos pero los más graves necesitan de ellos y son los profesionales quienes los diagnostican con el trascurso de las terapias.

Además, la depresión puede ser tratada con otras herramientas naturales o de gran ayuda para los estados de ánimo. Dicha enfermedad puede afectar a mujeres y hombres y las causas de su aparición suele ser variadas, como también los diagnósticos. En el caso de los adultos mayores, tienden a ser los más afectados. Generalmente, aquellos que atraviesan por situaciones de luto, pérdida de un ser querido o de trabajo, son los que caen en estados depresivos y pierden su interés ni se desempeñan correctamente en sus tareas habituales, laborales o actividades físicas.

Sin embargo, existen diversas opciones para tratar la salud mental y evitar caer en pozos depresivos y medicamentos. Desde los alimentos, hasta las actividades físicas, la música, la escritura y un gran número de aplicaciones son beneficiosos para mejorar los estados de ánimos y la calidad de vida de los pacientes.

Leé más y enterate las distintas alternativas.