RESTRICCIONES
14/04
Para Vizzotti "estamos en un momento crítico desde lo sanitario, lo emocional y lo social"
La ministra de Salud pidió salir sólo para prioridades ante la segunda ola: "Solo salgamos a trabajar, a llevar los chicos al colegio y hacer actividades indispensables. Vamos a tener que postergar festejos y cumpleaños", admitió.
La ministra de Salud, Carla Vizzotti, advirtió hoy que el país se encuentra en un "momento crítico" por el avance de la segunda ola de coronavirus, dijo que el sistema de salud está "en tensión" y llamó a la ciudadanía a "evitar" todo tipo de actividad que "no sea prioritaria".

"Estamos en un momento crítico no sólo desde lo sanitario, sino también desde lo social y emocional. La situación es delicada y el sistema de salud está en tensión, sobre todo las camas de terapia intensiva", advirtió la funcionaria en un dramático llamado a la sociedad.

Así lo expresó al encabezar una rueda de prensa en Casa Rosada, en la que señaló que si bien el país cuenta con "realidades epidemiológicas diferentes", se da una "delicada" situación con el marcado crecimiento de casos en el Área Metropolitana de Buenos Aires, aunque descartó la adopción inminente de nuevas medidas.

"Las medidas de cuidado efectivas son las que se cumplen", dijo la ministra y apuntó que el último decreto dictado por el Gobierno nacional con restricciones a la circulación que comenzaron a regir el viernes último da la potestad a gobernadores y al jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires a dictar las medidas que consideren necesarias para mitigar la propagación del virus.

Para Vizzotti, la Argentina está "en un momento de inflexión" y subrayó que, si no se cumplen las medidas, "va a ser muy difícil detener la segunda ola".

Recordó que algunas zonas de la Argentina ya han detectado "variantes (del coronavirus) de preocupación en circulación" e indicó que, aunque "no son predominantes, están en aumento".

"Solo salgamos a trabajar, a llevar los chicos al colegio y hacer actividades indispensables. Vamos a tener que postergar festejos, cumpleaños, bautismos, reuniones sociales y de amigos. Es un momento en el que eso es clave para disminuir la transmisión. Les pedimos postergar todo aquello que se pueda postergar", enfatizó Vizzotti en una exhortación a la población en general.

Sobre las últimas restricciones impuestas, vigentes desde el viernes pasado, afirmó que es necesario esperar "unos días más" para "analizar el impacto de las medidas", con lo que descartó versiones sobre un anuncios inminentes.

"Hay consenso absoluto en esperar unos días más. Se está evaluando permanentemente, hora a hora, y en forma consensuada vamos a definir si hace falta alguna medida más para fortalecer las ya implementadas", aseveró la ministra.

Mientras tanto, apeló a la responsabilidad de la sociedad al pedir "evitar toda actividad que no sea prioritaria"; a la de los medios de comunicación, al reclamar que se evite la difusión de información que confunda; y a la de todo el arco político, al que le dijo que "no es momento de generar tensión".

Por otro lado, aunque no hizo referencia a eventuales nuevas restricciones que pudieran afectar la actividad económica, Vizzotti reafirmó que el "Gobierno va a acompañar a cada argentino" que pueda ver afectada su situación.

Además, llamó a llegar con un mensaje de cuidado "a quien tiene miedo, enojo, incertidumbre" e incluso "a los que no creen en el virus".

En relación a las vacunas, dijo que tiene "expectativa de poder recibir pronto" un nuevo embarque que se sume a las 7,3 millones de dosis que ya recibió la Argentina.

"Estamos esperando lo antes posible tener alguna información. Apenas tengamos la confirmación, lo vamos a comunicar", apuntó.

Vizzotti inició su intervención afirmando que se trataba de la exposición "más difícil" desde que se desempe asumió al frente de la cartera sanitaria "le da la potestad a gobernadores de ampliar y ajustarlas".

En ese sentido, recordó que durante el 2020 el país había tenido una importante cantidad de casos distribuidos en el tiempo, mientras que actualmente se observa un crecimiento en forma de pico como no se había visto con anterioridad.

Ayer por la noche el Presidente Alberto Fernández analizó junto a buena parte de su gabinete la posibilidad de tomar "medidas focalizadas" para disminuir los contagios.

En esa línea, desde que se comenzó a constatar el ascenso de casos, el Gobierno nacional habla de acciones que estén delimitadas territorialmente y que se adopten de manera "intensiva" y de corto plazo.

Ayer fallecieron 217 personas y 27.001 casos fueron reportados con coronavirus, récord máximo desde el inicio de la pandemia.

Así, suman 58.174 los fallecidos y 2.579.000 los contagiados, según informó el Ministerio de Salud.