ESTUDIO
31/03
Índice de pobreza, coronavirus y elecciones: ¿postergar para ganar tiempo?
Un estudio realizado de la consultora Marangoni y Rodríguez Asociados analizó la discusión por la postergación de las primarias y las legislativas, mientras se publicaron los números de la pobreza. Según analizaron, posponer los comicios daría aire al Gobierno para esperar una mejora económica y la población pueda "introducir el voto con el brazo vacunado"
En horas de la tarde, el Instituto de Estadísticas y Censos (Indec) dio los datos de la pobreza en la Argentina: un lapidario 42, 7 por ciento, 7 puntos más arriba que en febrero. Mientras tanto, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio debaten sobre la postergación de las internas y elecciones legislativas para evitar los contagios de coronavirus

Sin embargo, la postergación de las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) y las generalres podría ser una herramienta a favor del oficialismo, en el marco de la pandemia y una economía detonada . Así lo planteó un informe de la consultora Marangoni y Rodríguez Asociados.

"Uno (de los motivos políticos), básicamente: ganar tiempo. Para que la recuperación se consolide,  los indicadores de precios vengan mejor (al menos que empiecen con 2 por ciento), la economía no registrada genere lo que le falta por la destrucción de empleos del año pasado y, particularmente, la mayoría de la población pueda introducir el voto con el brazo vacunado", señaló el estudio.

Desde el lado de la oposición, analizaron que "entre los diputados y senadores de Juntos por el Cambio hay quienes tienen responsabilidades territoriales y quizás no estén del todo en desacuerdo con empujar el cronograma hacia adelante y otros, sin responsabilidades ejecutivas opten por una posición más frontal y áspera respecto de la iniciativa oficialista"

Según puntualizaron, en el primer año de Alberto Fernández la pobreza subió "6, 5 puntos y la indigencia 2, 5", añadiendo que, en el medio, apareció la pandemia. En ese marco, la inflación estimada de marzo por parte de las consultoras privaddas se presume en un 4 por ciento y un 4, 5 en el precio de los alimentos.

"Con atraso, contención de tarifas y acuerdos puntuales de precios es muy dificil derrotar una inflación persistente que hace funcionar a la economía con mucha inercia", explicaron, descreyendo de que se pueda cumplir con la meta planteada por el ministro de Economia de la Nación, Martín Guzmán, de los 30 puntos.

Sin embargo, el estudio de Marangoni y Rodríguez y Asociados destacó el "repunte del nivel de actividad es auspicioso para esperar algo de mejora en el empleo, tanto formal como informal".

"En enero el EMAE (Estimador Mensual de la Actividad Económica) aumentó por noveno mes consecutivo vs el mes anterior en un 1,9 por ciento. De manera interanual aun caemos 2 puntos. Estamos muy cerca del nivel pre-pandemia (-1,3 abajo), y la econonomía tiene un arrastre muy favorable para rebotar este año por encima del 7 por ciento anual"

Finalmente, el estudio señala que "sin un abordaje que involucre un compromiso de estabilización mas fuerte por parte de la política macroeconómica (lo fiscal, lo monetario-cambiario, la política de ingreso y tarifas), y que a su vez sea mejor coordinado por la autoridad económica, será muy dificil converger al sendero de precios esperado en el presupuesto"

"Esta persistencia del fenómeno inflacionario, particularmente realzada en el comportamiento de los bienes de la canasta básica, le pone limitantes a la mejora de la pobreza", concluyeron.