REPERCUSIONES
11/03
Tras los dichos de Sarlo y la aclaración del gobierno, cómo queda la imagen de Axel Kicillof
El escándalo tras los dichos de Beatriz Sarlo, tuvo sus coletazos en la imagen del gobernador. Más allá de las aclaraciones por parte de Axel Kicillof, como también de la retractación la ensayista, el impaco pudo sentirse. Qué opinan los analistas y consultores políticos
El escándalo tras los dichos de Beatriz Sarlo, respecto a la aplicación de las vacunas, tuvo sus coletazos en la imagen del gobernador. Más allá de las aclaraciones por parte de Axel Kicillof, como también de la retractación la ensayista, el impaco pudo sentirse. Qué opinan los analistas y consultores políticos. 

Sobre este punto el analista Carlos Germano, habló con LaTecla.Info y puntualizó que "no hay ningún tipo de privacidad, todo es puesto en los medios y cualquiera opina sacándolo de contexto y se genera una situación de análisis político en el cual debe revisarse. Además hay una sobreactuación de la señora Sarlo, como del gobernador. Hubo declaraciones fuertes que deben ponerse en el contexto de la campañana de vacunación".

Cabe recordar, que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, negó que su esposa le haya ofrecido una vacuna contra el coronavirus a la escritora Beatriz Sarlo y aclaró que sólo se la invitó a participar de una acción colectiva de concientización que pretendía contrarrestar la campaña de desprestigio que impulsaban, en enero, dirigentes de la oposición y algunos medios.

"Mi esposa (por Soledad Quereilhac) no ofrece vacunas, no se vacunó nadie de mi familia. Lo que titulan algunos medios es mentira y una campaña horrible y de odio hacia mi familia", cuestionó el mandatario.

Sobre este punto el consultor Federico González (Federico González y Asociados), afirmó:  “Es un hecho que tiene una resonancia valorativa mas negativa de lo que realmente es. Creo que es discutible, pero no es homologable al episodio del vacunagate. Ahí le doy crédito a la réplica del gobernador como él dice que actuó de buena fe en el sentido de que su intención en todo caso era hacer una campaña con referentes que sean conocidos en distintos ámbitos para concientizar a la ciudadanía”.

En esta misma línea el consultor recordó que “es cierto que había un trasfondo de desconfianza hacia la vacuna. Se podría decir que pecó de ingenuidad. Me parece que ella quedó enredada de una palabra que dijo y no fue lo que parece, lo cual no quiere decir que estuvo bien, hubo una desprolijidad de parte del gobierno bonaerense pero es excesivo que se quiera homologarlo con el vacunagate”.

Sobre el impacto en la imagen señaló que quedó divida la opinión pública, fue una de cal y una de arena, parecía que Sarlo estuvo muy bien con su aclaración, pero al final tampoco estuvo tan bien. Quedó como un empate técnico y no va a prosperar. Esto podría haber sumado al vacunagate pero no fue claro, entonces no va a pasar nada, se va a diluir”.